5 inversiones que desaconsejan los expertos

5 inversiones que desaconsejan los expertos

Los cambios en el Gobierno y la escalada del dólar libre pone en alerta a los ahorristas respecto a ciertas inversiones corrientes que pueden dar pérdidas. Estas son las 5 inversiones que desaconsejan los expertos debido a la crisis argentina.

Los cambios abruptos en el Gobierno y la disparada del precio del dólar por la incertidumbre económica y política hacen que los inversores deban recalcular sus posiciones. Así, deben decidir qué hacer con sus pesos, y evitar pérdidas en este momento tan volátil para todos los argentinos.

Para no pisar en falso, es importante que los ahorristas conozcan cuáles son los instrumentos que hoy resultan riesgosos en diferentes frentes. Se debe tener en cuenta la rentabilidad ofrecida a la hora de posicionarse. 

Al respecto, Roberto Geretto de Fundcorp, enumera cuáles son las inversiones que se deben evitar en medio de un dólar libre recalentado y una inflación en niveles preocupantes.

Entender el contexto

En este sentido, el experto recomienda cuidarse de algunos instrumentos en pesos que pueden perder frente a una inflación que, tras la escalada del dólar libre, puede seguir con una tendencia al alza mucho más abrupta.

En un escenario de escasez de reservas en el Banco Central, restricciones a las importaciones en aumento y precio del dólar bursátil en alza, muchos sectores de la economía consideran que no van a tener acceso al mercado cambiario oficial para importar insumos y productos terminados.

Por lo tanto, proyectan que deberán ajustar sus costos a la par que los valores de los billetes estadounidenses que cotizan en la Bolsa. Naturalmente, esto se traslada a los precios de la economía.

5 inversiones que desaconsejan expertos

En cuanto a las 5 inversiones no recomendadas para hacer en este momento, Geretto vincula herramientas en pesos que pierden contra la inflación. Asimismo, incluye otras que implican desembolsar dólar billete. Estas son:

1. Plazos fijos tradicionales

Si bien los plazos fijos son un instrumento conservador, por lo que no tienen volatilidad, brindan una renta establecida cada 30 días e, incluso, en algún mes puede llegar a ganarles a los precios de la economía, en Argentina siempre se tuvo presente que la inflación le gana a la tasa de interés, detalla el analista.

Y agrega: “Esto no solo se produce en el largo plazo. También ha ocurrido en los últimos meses. El Banco Central subió las tasas de interés, pero siempre corre desde atrás a la inflación”.

2. Bonos a tasa fija

En tanto, los bonos en pesos a tasa de interés fija, según Geretto,no brindan cobertura frente a una inflación o devaluación. Por lo tanto, es otro gran candidato a ser licuado en el tiempo. Así, salvo que se compren a una tasa muy alta, una posición conservadora de la cartera no tendría en estos papeles”.

3. Bonos a tasa variable (Badlar)

Para el analista, los bonos a tasa variable que se guían en base a la referencia Badlar, “tampoco brindan cobertura frente a una inflación o devaluación”.

“Solo en un escenario de tasas reales positivas muy altas podría favorecerlos. Pero este planteo es poco probable bajo la actual administración”, sentencia Geretto.

4. Bonos en dólares comprados con moneda estadounidense

Comprar bonos soberanos nominados en dólares con dólares disponibles, para este experto, también es una opción “muy riesgosa”.

“Estos papeles están en valores de recupero. Sin embargo, la deteriorada situación macroeconómica hace muy difícil un repunte sostenido, a la vez que tampoco ofrecen altos cupones”, advierte Geretto.

5. Bonos CER

Debido a la alta incertidumbre, todo lo que sean títulos públicos CER, que son los que ajustan por inflación, o fondos comunes de inversión (FCI) con alta exposición a estos bonos, “se deben evitar” bajo una perspectiva conservadora.

“Los bonos CER están ofreciendo altos retornos. Por ejemplo, uno de ellos con vencimiento al año 2024 ahora otorga más de CER + 10%, cuando hasta hace no mucho otorgaba CER + 1%. El aspecto que lo hace no recomendable son las dudas en torno a si el Tesoro seguirá teniendo acceso al financiamiento en el mercado de pesos. Este hecho los vuelve muy riesgosos”, dice Geretto.

Y concluye al respecto: “Demás está decir que, de normalizarse la situación, las ganancias serían altas. Pero también existe la posibilidad que un agravamiento de la situación pueda llevar a un nuevo reperfilamiento de la deuda. Y esto generaría altas pérdidas”.

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *