Argentina ya puede tener su criptopeso

Argentina ya puede tener su criptopeso

Argentina ya puede tener su criptopeso. El Gobierno decretó que la Casa de la Moneda está habilitada para emitir una moneda digital y actuar como un exchange de criptomoneda central.

El presidente Alberto Fernández no quiso ser menos que el jefe de Estado norteamericano Joe Biden. Es por eso que firmó su propio decreto para habilitar la creación de una moneda digital desde el Estado.

Biden dictó el mes pasado un decreto en el que ordenó a su gobierno evaluar la creación de una criptomoneda estadounidense igual que el dólar y también respaldada por la Reserva Federal (FED). Hoy Fernández hizo lo propio al establecer que la Casa de la Moneda está habilitada para emitir una CBDC (moneda digital avalada por el Banco Central, según sus siglas en inglés).

El nuevo decreto

El Decreto 297/2022, publicado en el Boletín Oficial, facultó a la Casa de la Moneda para no solo imprimir billetes, sino también:

  • Validaciones y certificaciones digitales.
  • Pagos y/o cobranzas por cuenta y orden de terceros a través del uso de dispositivos electrónicos.
  • Plataformas transaccionales o de cualquier otro medio.
  • Gestión, administración y transmisión de servicios y bienes digitales.
  • Procesamiento e intercambio digital de datos y cuentas.

Para Rosendo Gravanago, asesor legal en criptoactivos, “esto nos da la pauta de que Argentina está tratando de meterse en la tendencia de las CBDC. Esta es una corriente que viene adoptando al dinero fiduciario electrónico centralizado”.

“Con esta normativa, la Casa de la Moneda queda habilitada para la creación de una especie de exchange central”, señaló.

¿El criptopeso es descentralizado?

La generación de una CBDC implica generar dinero electrónico emitido por el Estado, pero que se registraría en una base de datos de tipo blockchain, explicó el abogado especializado en cripto Ismael Lofeudo.

Sin embargo, las tecnologías descentralizadas deben ser analizadas con detenimiento, porque la soberanía estatal se ve seriamente limitada en entornos digitales. Y lo estará más en el marco de libros contables descentralizados, advirtió.

Según experto, esto es así porque la moneda digital ya no pasa por los bancos, y podrían generarse contratos de inversión fuera del sistema bancario.

Una vez generados, los criptopesos estarán por fuera del sistema bancario, registrados en libros contables descentralizados y con escasas posibilidades de control estatal. “Los riesgos para el sistema financiero son significativos”, subrayó.

Pero, ¿acaso la descentralización no es esta la razón de ser de las criptomonedas? Al crear criptomonedas, se sobreentiende que deberían ser descentralizadas. Si fueran reguladas y controladas por una institución, ¿cuál sería exactamente la diferencia con el dinero fiduciario? ¿O se trata de un mero reemplazo de “moneda”?

De cualquier modo, Argentina ya puede tener su criptopeso.

¿El criptopeso es el primer paso hacia la dolarización?

Mediante un smart contract (contrato inteligente), se podrían captar pesos, pagar intereses en criptopesos y emitir la stablecoin (moneda estable) dolarizada, indicó Lofeudo.

Una de las posibles consecuencias al utilizar esta tecnología es que “la transmisión de los criptopesos no podría ser limitada por el Estado. Esto podría derivar en la creación de un smart contract que generara un token colateralizado en criptopesos oficiales. También podría crear un criptoactivo con valor 1 a 1 con el dólar”, afirmó.

Entonces, ¿podríamos pensar en una stablecoin 1 a 1 con el dólar, pero cuyo valor se mantuviera gracias al respaldo que pudiera tener en criptopesos?

“Las consecuencias de liberar una CBDC pueden ser una dolarizacion de la economía, concluyó.

Mayor control sobre los ciudadanos

Sin embargo, “la AFIP, la UIF y el Banco Central tendrían un control más detallado de las tenencias de dinero de todos los ciudadanos, y de todas las operaciones económicas, aclaró Lofeudo.

El experto Santiago Mora coincide en que habría que ver cómo queda el tema del anonimato de la gente como tenedora de billetes. Este es un punto al que no se le debe restar importancia. 

Una CBDC también podría estar programada para poder ser embargada o simplemente confiscada mediante una orden del emisor estatal, sostuvo Lofeudo. Asimismo, sintentizó que “es dinero electrónico que puede ser programado”.

Es cierto que Argentina ya puede tener su criptopeso. Pero es necesario tener suma precaución en cómo se implementa. Los riesgos de la pérdida del anonimato, más controles sobre la población y el uso contra natura de las criptomonedas son más que peligrosos.

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *