China y Estados Unidos, una tregua comercial.

China y Estados Unidos, una tregua comercial.

 

 

Esta es una semana clave en el mundo y una semana más que clave para nosotros, los argentinos. Dado que la tregua comercial entre Estados Unidos y China expirará el 1º de marzo. Luego de que en Noviembre llegaran a este acuerdo trimestral en nuestro país, en el marco del G20. Si para entonces no hubiera avances, EEUU incrementará del 10% al 25% los aranceles sobre un catálogo de bienes chinos por un valor de 200.000 millones de dólares.

Si EE.UU impone más impuestos se verá beneficiado el Estado con una mayor recaudación por importaciones en el corto plazo, dejando a un lado la tregua comercial. De esa forma, Trump podría financiar su tan ansiado muro. Pero le traerán varios dolores de cabeza si se mantiene en esa postura dado que una política proteccionista afectaría el ciclo virtuoso del negocio de varias empresas americanas dado que ellas fabrican en China por el bajo nivel de costos que tienen para realizar sus tareas.

Una explicación necesaria.

Al pagar más impuestos los productos chinos en Estados Unidos, las empresas deberían replantearse donde producir. Pero el problema sería si China devalúa su moneda y compensa esa tarifa que impone Estados Unidos a sus productos. Es decir, China podría optar por una política cambiaria agresiva y abaratar su productos devaluando su moneda.  De esa forma cualquier tipo de intervención en materia fiscal por parte de EE.UU podría verse contrarrestado en materia cambiaria por el gigante asiático.

No obstante, las políticas para contrarrestar los efectos de uno u otro lado del pacifico conllevan a problemas financieros y económicos en las empresas.

Si China devalúa su moneda, internacionalmente sus productos son mas baratos por que sus salarios lo serían. Entonces, Estados Unidos debería

Trump, aprende que su ego no es económicamente óptimo.

 

Donal Trump esta a punto de tomar una de las desiciones más sabias de su gestión. No llevar a la economía global a una guerra de divisas y mantener la tregua comercial.

Una guerra de estas proporciones conlleva a desbarajustes en materia cambiaria y fiscal a nivel global perjudicando ampliamente a los países emergentes. Por esa razón, una tregua comercial aliviaría la ansiedad de todos los inversores, que son aquellos que finalmente le ponen precio en la demanda y oferta de activos. Este stress económico a nivel global ha conllevado a una perdida del crecimiento a causa de las colosales perdidas que causó la pelea entre las dos economías más importantes del mundo. La actual tregua comercial mitigó los efectos pero no las consecuencias de largo plazo.

Donal Trump se ha mostrado cercano a un acuerdo y eso hace mostrar a los inversores expectantes para que estemos en un nuevo ciclo alcista. Esperamos ansiosos esa noticia! Día Viernes última oportunidad para estar en un mercado potencialmente alcista.

 

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *