Cómo invertir en empresas que pagan dividendos

Cómo invertir en empresas que pagan dividendos

Hay ciertos inversores que buscan oportunidades más o menos seguras a largo plazo. Ese plazo puede extenderse, todo depende de los objetivos y metas del inversor. Una de las alternativas que suelen elegir es la inversión en compañías que pagan dividendos.

Los dividendos son pagos que una empresa entrega a sus accionistas. Es decir, la inversión consiste en comprar acciones de esa corporación y esperar que esta distribuya el porcentaje a sus inversores cada cierto tiempo. Este tiempo puede ser una, dos o cuatro veces al año. Esto dependerá de las políticas que establezca la compañía. Es por eso que a este tipo de inversión se le considera a largo plazo.

Como ves, no solo se trata de ganar por el incremento del valor de las acciones, sino de recibir parte de las ganancias en cada período. Por eso se dice que invertir en ciertas acciones brinda dos oportunidades diferentes de generar ingresos potenciales.

Si bien la compra de acciones para ganar con los movimientos del mercado suele ser más atractiva por su potencial de rendimiento, también es más peligrosa. Este tipo de instrumentos están expuestos a la volatilidad y, en muchos casos, a generar pérdidas. A veces hay que esperar semanas o meses hasta que recuperen el valor de compra.

Por el contrario, comprar acciones para recibir dividendos suele ser más seguro, especialmente si la empresa pertenece a un sector de crecimiento. Otro elemento a tomar en cuenta es que la empresa tenga un historial creciente de reporte de ganancias en los períodos pasados.

Cómo gano con esta inversión

En el caso de los dividendos, las empresas pagan a los tenedores en cada período, sin importar si las acciones suben o bajan. Es decir, son ingresos periódicos y predecibles.

Por ejemplo, Cola-Cola ofrece alrededor del 3% anual, PepsiCo un dividendo parecido y McDonald’s alrededor de 2,5%.

Es cierto que es difícil para muchas empresas desembolsar este pago aun en tiempos de crisis, tal como vimos en esta pandemia. Sin embargo, esto puede resolverse con una cartera planificada y diversificada que ayude a absorber los riesgos.

Muchos utilizan los beneficios que reciben para reinvertir. De hecho, algunas empresas ofrecen un programa de reinversión, aunque no es obligatorio. Se pueden usar para comprar acciones de otras empresas, ahorrarlo de alguna otra forma o, incluso, utilizarlo para gastos.

Atención con los dividendos altos

Es normal que los inversores iniciantes piensen que a mayor tasa de rendimiento, mucho mejor. El problema es que no es así necesariamente y, en realidad, rendimientos muy altos pueden ser una señal de problemas. En concreto, de la caída del precio de la acción. A esto se le llama “trampa de rendimiento de dividendos”.

Por supuesto, hay corporaciones que ofrecen dividendos altos por razones legítimas. Para buscar compañías que ofrezcan más de una forma segura, revisá lo siguiente:

  • El balance general, especialmente la relación pasivo – capital. Luego, compará esa relación con industrias similares o del mismo sector. También el flujo de efectivo.
  • La relación dividendo – ganancia de la empresa.
  • El historial de dividendos.
  • El contexto de la empresa. ¿Es un sector en problemas? ¿La empresa ha dado algún tipo de problemas?

Por último, considerá la posibilidad de procurar la asesoría de especialistas que te ayuden a conseguir las mejores opciones para invertir tu capital y obtener los mejores ingresos, sin comprometerlo ni ponerlo en riesgos.

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *