¿Cómo se calculan los ingresos brutos en Argentina en 2020?

¿Cómo se calculan los ingresos brutos en Argentina en 2020?

El impuesto a los ingresos brutos es un gravamen aplicado como porcentaje sobre la facturación de un negocio independientemente de su ganancia, respectivo solo a las actividades autónomas, actos u operaciones.

Es importante saber que cada provincia posee una regulación propia de este impuesto, incluso la Ciudad Autónoma de Buenos Aires tiene la suya. El gravamen se realiza mediante los códigos fiscales que definen el tipo de actividad en la que se aplica, quienes deben pagarlo y quienes están exentos de hacerlo, al tiempo que establece también el proporcional que se debe pagar.

¿Cómo se si soy monotributista?

Si sos comerciante, fabricante, profesional, ofreces un oficio o sos productor agropecuario, entras en la categoría de monotributista. Esto significa que ingresas a un Régimen Simplificado y que deberás abonar un importe vinculado al componente impositivo establecido para las distintas categorías que instituye la ley en base a ingresos devengados en los últimos doce meses anteriores a la adhesión, la superficie afectada a la actividad, la energía eléctrica consumida, el precio unitario máximo de venta (no alcanza a los sujetos que presten servicios) y los alquileres devengados en los últimos doce meses anteriores a la adhesión. 

A su vez, se deberán abonar los aportes previsionales destinados al SIPA y a la obra social, obligación fija a todas las categorías. No obstante, los contribuyentes adheridos al Monotributo quedan exentos del impuesto a las ganancias y del impuesto al valor agregado.

Si sos pequeño contribuyente, el hecho de ser monotributista te sirve para simplificar el cumplimiento de tus obligaciones impositivas (Ganancias e IVA) y de seguridad social (jubilación y obra social).

Soy monotributista ¿Debo pagar Ingresos Brutos?

Sí, como toda persona que realiza una actividad comercial, debes anotarte en Ingresos Brutos para pagar impuestos. El monotributo es un régimen opcional y simplificado para pequeños contribuyentes y consiste en un tributo con una sola cuota fija de dos componentes:

  1. Uno de ellos es un impuesto según categorías que se establecen sobre la base de: los ingresos brutos obtenidos según la facturación, la superficie afectada a la actividad, la energía eléctrica consumida, el monto de alquileres devengados.
  2. El otro componente es una cotización previsional fija, que corresponde a los aportes de jubilación y de obra social.

El pago del monotributo es anual, pero puede adelantarse mensual o bimensualmente, así como también puede ser retenido a cuenta por parte de los clientes.

Para el período 2020 las restricciones aún se mantienen intactas a la de este año:

Esto significa que no podés ser monotributista si:

  • Realizaste importaciones de cosas muebles y/o servicios para su comercialización posterior, durante los últimos 12 meses.
  • Desarrollás más de tres actividades simultáneas o tenés más de tres locales.
  • El precio máximo unitario de venta de tus productos supera los $ 29.119,56
  • Sos integrante de una Sociedad Anónima, Sociedad de Responsabilidad Limitada, Sociedad Colecctiva, etc.
  • Te desempeñás en la dirección, administración o conducción de esas sociedades, aun cuando puedas adherirte al Monotributo en función de otra actividad.

En estos casos tenés que inscribirte en el Régimen General de la AFIP.

Una vez que entendimos qué es el impuesto a los ingresos brutos ya estamos en condiciones de evaluar las categorías del Régimen Simplificado para pequeños contribuyentes, que está destinado a personas físicas que realicen venta de bienes muebles, obras, locaciones. El Régimen Simplificado para pequeños contribuyentes y/o prestaciones de servicios, incluida la actividad primaria: sociedades de hecho e irregulares que tengan un máximo de tres socios; y personas físicas integrantes de cooperativas de trabajo.

Para no quedar fuera del Régimen Simplificado, el ingreso bruto del año próximo no deberá superar los $ 2.609.240,69 para quienes vendan cosas muebles, que el límite de facturación de la categoría más alta (la K), y de $ 1.739.493,79 para quienes presten servicios, de acuerdo con la categoría H, la última a la que acceden estos pequeños contribuyentes.

Las ocho categorías impulsadas por la AGIP (Administración Gubernamental de Ingresos Públicos) serán un reflejo de la actualidad económica. Vale aclarar que la última modificación se realizó en el 2019 cuando el tope subió a $ 896.043,90, en 2013 se unificaron las primeras tres categorías, y en 2017 se crearon dos nuevas categorías. En esos plazos, la superficie, consumo de energía y precio unitario máximo de venta permanecieron iguales.

En este sentido, quienes ingresan al régimen simplificado tendrán que hacerlo con los nuevos parámetros y con ello obtener finalmente la constancia que los califica como aportantes. Para obtener la constancia de Ingresos Brutos ingresa a la página web de la AGIP.

Pero ¿Cuáles son las categorías del Nuevo Régimen de Monotributo y sus valores?

Los nuevos valores de ingreso máximo y cuota mensual por categoría de monotributo vigentes a partir del 1° de enero del 2020 son:

Categoria A: Límite ANUAL de Ingresos Brutos: $208.739,25 / Cuota mensual: $1.955,68

 

Categoría B: Límite ANUAL de Ingresos Brutos: $313.108,87 / Cuota mensual: $2.186,68

 

Categoría C: Límite ANUAL de Ingresos Brutos: $417.478.51 / Cuota mensual: $2.499,51

 

Categoría D: Límite ANUAL de Ingresos Brutos: $626.217,78 Cuota mensual: $2.967,94

 

Categoría E: Límite ANUAL de Ingresos Brutos: $834.957,00 Cuota mensual: $3.872,18

 

Categoría F: Límite ANUAL de Ingresos Brutos: $1.043.696,27 Cuota mensual: $4.634,89

 

Categoría G: Límite ANUAL de Ingresos Brutos: $1.252.435,53 Cuota mensual: $5.406,02

 

Categoría H: Límite ANUAL de Ingresos Brutos: $1.739.493,79 Cuota mensual: $9.451,93

(Los datos fueron obtenidos del siguiente cuadro publicado en la página web de la AFIP)

El registro online de los aportantes, tanto en AGIP como en AFIP (si bien son dos impuestos diferentes pero que se unen tanto y en cuanto la actividad del autónomo sea monotributada) cruzará constantemente los datos de los pagos totales y parciales, además de todos los ingresos que estos perciban mediante la facturación. Por esta razón, el ingreso bruto y monotributo estarán ligados en el cruce dejando en evidencia cualquier ingreso no registrado como parte de los impuestos percibidos.

Quien esté facturando en calidad de monotributista y en funciones como autónomo profesional deberá iniciar los trámites de ingresos brutos por formulario online antes que el sistema de cruce de datos ponga en evidencia esta falla. Cabe destacar que la omisión del pago se puede entender como una falta grave a las responsabilidades tributarias si recibió la notificación electrónica y el aportante no hizo la inscripción y los pagos correspondientes.

El cruce de datos, además, permitirá realizar automáticamente las auto-recategorizaciones correspondientes con el volumen real de las actividades del aportante, lo cual puede conducir incluso a una exclusión de oficio si se detectan irregularidades.

Lo que recomendamos para los inscriptos al régimen simplificado es lo siguiente:

  1. Como la recategorización es cuatrimestral, quienes pagan ingresos brutos con régimen simplificado deben realizar la recategorización en los meses de enero, mayo y septiembre, cada vez por año, justificando que se ha hecho.
  2. ¿Deseas tener la boleta online? Podes sacar tu boleta incluso con posiciones adeudadas con sus intereses incluidos.
  3. Si estás en el régimen simplificado y superaste las magnitudes establecidas por la reglamentación, se te excluirá del régimen, pero se te incluirá en SIRCREB.
  4. Si no decides dejar tu actividad comercial y ya no vas a facturar tenés que pedir una baja en la AFIP y denunciar el cese de actividades en la web dentro de un plazo de 15 días continuados al término del cese. De no realizar la debida denuncia, para el organismo el autónomo sigue en ejercicio activo.

¿Llegaste a ese punto en el que ya pensás que es imposible ganar dinero en la Argentina?. sa angustia yo también la viví, pero como toda crisis me abrió los ojos para ver una oportunidad. Te hablo de una oportunidad que te permita olvidarte del dólar, la inflación y todos los problemas made in Argentina. Fue ahí que junto a destacados economistas y asesores en la materia, encontré en Rusia la inversión que puede cambiar tu vida para siempre. Es decir, si te sobran 300 pesos podes comenzar a hacer crecer tus ingresos de manera inmediata. Hacé click acá para ver el video.

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *