¿Conviene el dólar colchón o el digital?

¿Conviene el dólar colchón o el digital?

¿Conviene el dólar colchón o el digital? Son demandados por los distintos perfiles de usuarios, pero dejarlos durmiendo debajo del colchón es un problema para todos. ¿Cómo hacerlos rendir?

Los dólares y ladrillos, históricamente, han sido los activos más escogidos por los argentinos para hacer valer sus ahorros ante la debilidad de la moneda local.

Sin embargo, a partir de las diferentes restricciones impuestas en el mercado de cambio, cada día más ahorristas se ven obligados a iniciar la búsqueda de nuevas herramientas para resguardar su capital.

No debe perderse de vista la limitación de USD 200 mensuales que rige para el dólar “oficial”, a cuya cotización se le debe sumar el 65%. Este monto se compone de:

  • El 35% a cuenta de Ganancias o Bienes Personales (se podrá pedir el reintegro de las percepciones de 2022 desde el 1º de enero de 2023)
  • El 30% del Impuesto País

Estas medidas acabaron por desalentar la compra del dólar solidario de miles de usuarios, quienes se volcaron hacia otras alternativas para proteger su capital.

¿Cuáles son los dólares paralelos?

Aquí entran en escena los dólares paralelos y digitales, que no cuentan con topes y cuyos precios son definidos por el mercado, sin intervención oficial. Entre las alternativas más buscadas, se destacan:

  • MEP: siglas de mercado electrónico de pagos. Consiste en comprar un bono emitido en pesos y vender su versión en dólares, ambas operaciones en el mercado local
  • Contado con Liquidación: se usan pesos para adquirir un bono en la Argentina y venderlo en Estados Unidos, girando los fondos a un banco estadounidense
  • Cripto dólares: se adquieren en pesos criptomonedas estables, que tienen paridad 1-1 con el dólar, como USDT o DAI
  • Blue: es el dólar billete, adquirido en el mercado informal.

Hacer trabajar los dólares

Los distintos dólares tienen algo en común. Dejarlos guardados debajo del colchón –o durmiendo en una billetera, caja de ahorro o cuenta comitente– es una mala elección ante la inflación récord que golpea a Estados Unidos (8.5% interanual en marzo) y que se hace sentir en todo el mundo.

Por tal motivo, mantener estas divisas quietas es sinónimo de pérdida de poder de compra. Esto sucede por la fuerte emisión a la que apeló la administración de Joe Biden.

Ante este inconveniente, para nada menor, es importante barajar opciones para invertirlos si no se tiene planeado utilizarlos en el corto plazo.

¿Qué es el dólar cripto o stablecoin?

En la Argentina, el 12% de los adultos compraron criptomonedas en 2021, según datos provistos por Americas Market Intelligence (AMI). Este porcentaje duplica al promedio de otros países de la región, como Brasil, Perú o México.

El economista Ignacio Carballo explica que estos datos demuestran que los usuarios tienen una necesidad no resuelta por las monedas locales y encuentran la respuesta en los criptoactivos.

La primera de su tipo en popularizarse en el país fue Bitcoin (BTC), con una naturaleza volátil que la transformó en alternativa para personas con amplia tolerancia al riesgo y conocimientos sobre su funcionamiento. Pero, con el correr de los años, fueron sumándose opciones más previsibles.

Este es el caso de la posterior irrupción de los denominados “dólares cripto“. Es decir, monedas conocidas como stablecoins por tener su valor atado a la divisa norteamericana (cotizan 1:1 con el billete estadounidense) y que amplió el universo de usuarios de estos activos digitales.

En diálogo con, Federico Goldberg de Tienda Crypto, alerta que la suba de precios en Estados Unidos provoca que sea un mal negocio tener los dólares en efectivo o durmiendo en el banco. “Esto genera una pérdida, idéntica situación a lo que nos pasa con el peso”, afirma.

¿Qué es el staking?

Al respecto, Manuel Beaudroit de la billetera Belo, destaca que estos activos digitales se pueden poner a trabajar de forma muy sencilla y así recibir un interés sobre esos ahorros.

De esta forma, desde los principales exchanges se pueden generar estos plazos fijos, conocidos como Staking, que tienen rendimientos superiores a los ofrecidos por bancos tradicionales. No exigen plazos mínimos para mantener bloqueados los depósitos.

Al respecto, desde el exchange Buenbit, explican que hacer esta actividad dentro del universo de las criptomonedas exige mantener determinada cantidad de fondos en una billetera con la finalidad de obtener rendimientos provenientes de esta práctica.

En promedio, y gracias a las finanzas descentralizadas (DeFi), las principales criptomonedas rinden, anualmente:

  • DAI: 13%
  • Bitcoin: 9%
  • USDT: 9%
  • Ethereum: 5%

En cuanto a las ventajas que ofrecen estos dólares cripto frente a los demás disponibles en el mercado argentino, desde Tienda Crypto enumeran:

  • La seguridad de que no haya un robo y se lleven los billetes
  • Enviar la stablecoin de un lugar a otro en segundos y casi sin costos
  • Ingresar en una infinidad de protocolos en lo que estos dólares pueden rendir un interés

¿Qué opciones existen para invertir?

Para quien los deposite en su banco, la alternativa del plazo fijo no es muy interesante, por la renta marginal que ofrece.

En este sentido, aparece la opción de recurrir a un broker. Allí se podrá apostar por un abanico de oportunidades más potentes pero que demandan conocimientos más sofisticados para escoger la herramienta acorde al perfil, a saber:

  • Fondos Comunes de Inversión (FCI)
  • Obligaciones Negociables (ON)

Fondos Comunes de Inversión vs Obligaciones Negociables

Ambos instrumentos son muy distintos entre sí. El Fondo Común de Inversión un horizonte temporal medio y largo. Permite rescatar el capital en pocas horas, si bien su rendimiento es variable. Por ello, no es apto para todos.

El segundo, la Obligación Negociable, es deuda emitida por un privado y tiene un retorno estipulado –con pagos trimestrales o semestrales de la renta. Se los debe mantener en cartera varios años si es que se apunta a obrar la totalidad del premio.

En el caso de tener que vender la ON, dependerá de la liquidez en el mercado secundario para hacer un buen (o mal) negocio. Además, no debe perderse de vista la comisión que cobra el ALyC (agencia de Bolsa) en la que se hace la operación.

¿Conviene más el dólar colchón o el digital?

Lupieri indica que si bien estos tipos de dólares tienen similitudes, para un perfil conservador recomienda aquellos institucionalizados, como el MEP, CCL o solidario. El motivo es que detrás de la operación se encuentra una “entidad que te puede defender si pasa algo”.

Al respecto, Goldberg agrega que el dólar físico se transformó en uno de los soportes favoritos de los argentinos al considerar más seguro tener el billete en mano que depositado en cualquier entidad.

Para planificar a largo plazo, la ecuación se invierte. Es así que el dólar electrónico es la manera más ágil al momento de proyectar qué herramienta se adapta mejor a las demandas de cada usuario.

Lo concreto es que estas modalidades se convirtieron, según el perfil de cada persona, en una alternativa para escapar del riesgo que representa una moneda débil como el peso. También brinda cobertura ante la creciente sombra de una devaluación que tendría lugar ante el atraso del tipo de cambio.

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *