Cuáles son las mejores acciones argentinas para invertir durante la crisis

Cuáles son las mejores acciones argentinas para invertir durante la crisis

Cómo están cotizando los distintos instrumentos en el mercado nacional e internacional.

El contexto económico nacional atraviesa una etapa turbulenta debido a la reestructuración de la deuda externa y la crisis productiva y financiera global acrecentada por la pandemia por el Coronavirus. A simple vista no parece un escenario muy alentador para las acciones argentinas durante el 2020.

Sin embargo, este acercamiento entre las partes tuvo su repercusión en el mercado financiero global y en la bolsa de valores argentina, generando alzas en los porcentajes de algunos bonos soberanos, específicamente aquellos que se encuentran dentro de la órbita de la reestructuración.

Las acciones argentinas en Wall Street al día de hoy acumulan una suba de 27,3% en pesos según el índice S&P Merval de Bolsas y Mercados Argentinos. En el último mes se destacaron el Grupo Supervielle con un 48,9% en alza, el Grupo Financiero Galicia con un 33,8%, Cresud con un 46,1% y el Comercial del Plata, con su respectivo 37,1%.

También experimentaron cambios positivos las ADR (American Depositary Receipt, por sus siglas en inglés), que representan los títulos físicos que respaldan depósitos en bancos estadounidenses de compañías con sociedades constituidas en otras naciones, y que permiten operar con ellas como si fueran parte de ese mercado.

Según el panel general de Bolsar al 31 de julio, las subas las obtuvieron los papeles del Banco Supervielle, con un 30,9% en alza, Irsa (26,3%), Corporación América con un 27,7%, Galicia con un 23,7%, Loma Negra, con un 19,3% y las acciones de YPF, con un 8,4%. Mercado Libre, empresa líder en la región de compras y ventas online, registró además su máximo histórico, con un crecimiento mensual del 14,1%.

Sin dudas, este listado de acciones argentinas recomendadas, que obtuvieron una buena perfomance en los últimos días, son posibilidades de inversión para aquellos con brokers en New York y/o dentro del mercado de valores nacional.

La Bolsa de Wall Street tuvo como temas centrales del mes la escalada entre el conflicto China-EEUU, posibles vacunas contra el Coronavirus y el desarrollo del plan de financiación al sector privado, en específico a la continuidad de pagos extras por sobre los seguros de desempleo.

La bolsa de la Unión Europea, en cambio, tuvo como factor central la oficialización de un paquete de incentivos por 750 mil millones de euros, lo que debilitó al dólar de EEUU, tocando la mayor caída mensual de la última década.

Frente a un dólar debilitándose, las economías emergentes ganan reducciones en los costes de sus deudas externas y, trazando un gráfico de las acciones argentinas y la divisa internacional, entenderíamos los incrementos mensuales en la bolsa local de Nasdaq, con un 6,8% de aumento y del S&P500, con un 5,5%.

Los bonos en dólares de ley nacional, como el DICA, lograron subas de hasta el 50%, gracias a la comunicación oficial que los incluye con igual trato dentro del canje de deuda con legislación local.

La expectativa de una mayor inflación en los próximos meses generó una suba en aquellos bonos que ajustan por CER, como en el caso del Par, que llegó hasta un 39,4%.Por su parte, los bonos bajo ley argentina Bonar 2037, Bonar 2020 y Bonar 2024 registraron subas de entre un 25 hasta un 39%. Suerte similar obtuvieron algunos bonos bajo ley estadounidense, como el Bonar 2048 con un 79,6% y el Bonar 2026, con un 68,8%.

Por otro lado, el mercado cambiario nacional tuvo al dólar oficial mayorista poniéndose en valor en un 2,6% durante julio, pero se registraron fuertes subas en las cotizaciones de dólares financieros. El dólar Bolsa trepó a $122,21 con un aumento del 21,6%, mientras que el contado con liquidación marcó unos $124,10 y un 19,2% de aumento.

Habrá que analizar de cerca el comportamiento del dólar y las decisiones financieras que tome la administración de Trump, así como seguir el paso a paso de las negociaciones argentinas con los prestamistas internacionales, para ubicar el panorama que vivirá el país por los próximos años.

También será crucial para la reactivación económica y el reordenamiento de las finanzas globales la obtención de una cura para el Covid-19 o, al menos, alguna manera de mantenerlo controlado.

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *