¿Cuándo se cobra el retroactivo por Ganancias?

¿Cuándo se cobra el retroactivo por Ganancias?

¿Cuándo se cobra el retroactivo por Ganancias? La devolución de los descuentos de enero, febrero y marzo actuaría como beneficio adicional para 1.267.000 trabajadores y jubilados.

El proyecto de incremento del piso salarial a 150.000 pesos brutos del impuesto a las Ganancias se aplicará de modo retroactivo a enero de 2021. Por lo tanto, quienes hayan tenido descuentos por este impuesto en los tres primeros meses del año, recibirán un reintegro en abril.

El medio aguinaldo

Este Salario Anual Complementario (SAC) de junio y diciembre (medio aguinaldo) no será alcanzado por el impuesto a las ganancias. En otras palabras, queda expresamente exento de pagar el tributo. 

Esta fue una decisión conjunta de la Cámara de Diputados, el Ministerio de Economía y la AFIP.

La exención de Ganancias para el medio aguinaldo fue uno de los cambios que los gremialistas propusieron a Sergio Massa, incluso es uno de los puntos de un proyecto propio que presentó Facundo Moyano (FdT-Buenos Aires).

Con la aplicación retroactiva y haciendo que el medio aguinaldo quede exento del tributo, estiman que el Estado promoverá un impacto positivo en los bolsillos de trabajadores y jubilados de alrededor de 10.000 millones de pesos. Esta inyección de fondos, aseguran, “se volcará de manera directa al consumo”.

“El Presidente pidió en la Asamblea acelerar el tratamiento de Ganancias porque para el Gobierno la recuperación del ingreso es una prioridad”, aseguró Massa.

De qué se trata el proyecto de reforma de Ganancias

El proyecto de reforma de Ganancias modifica el artículo 30 de la ley 20628 (texto ordenado en 2019) para elevar el monto mínimo no imponible. De acuerdo a esa modificación, los trabajadores que cobren hasta 150 mil pesos y los jubilados que perciben hasta 8 jubilaciones mínimas ya no pagarán el impuesto.

La suba del mínimo no imponible, más la retroactividad a enero y la exención del medio aguinaldo, impactarían de manera positiva en el bolsillo de trabajadores y jubilados.

Esta noticia se da a conocer 11 días después de que el Congreso votara al respecto.

¿Cuándo se cobra el retroactivo de ganancias?

Al ser retroactiva a enero, inicialmente estaba previsto que los empleados y jubilados recibieran la devolución de lo que pagaron de más con el sueldo de abril, que se cobra a fines de ese mes o los primeros días de mayo.

Sin embargo, para que esta norma sea 100% operativa y se apliquen esos retroactivos falta ahora que se publique el decreto reglamentario y la resolución de la AFIP, junto con el aplicativo correspondiente.

El Poder Ejecutivo aún tiene que decidir qué método de descuento aplicará a las personas que cobran entre $150.000 a 173.000. De este modo, se evitaría un salto en el pago del impuesto ante un aumento de sueldo. 

Si la reglamentación llegara a demorarse, es posible que las empresas no lleguen a hacer los cálculos correctos para devolver la diferencia con el sueldo de abril. De todos modos, la devolución podría realizarse a lo largo del mes, luego del cobro del salario.

Qué cambios trae esta ley

Además de modificar el Mínimo no imponible, que ahora es de $ }150.000, la nueva ley excluye del cálculo al aguinaldo. Además, elimina el tope de edad para deducir a hijos/as por discapacidad. También amplía la deducción concubino/a (sin distinción de sexo).

Asimismo, exime al personal de salud de pagar el impuesto por horas extras o guardias hasta septiembre como también excluye del Impuesto la provisión de herramientas educativas para hijos/as del trabajador/a.

Por último, hay una exención específica para el pago de suplementos particulares del personal militar.

Reacciones disímiles

Las reacciones de los asalariados, de acuerdo a lo que ganan, se dividen en los que están contentos, expectantes y enojados.

Los “contentos” son los que tienen sueldos netos de hasta $124.500, que dejarán de pagar por un tiempo el impuesto y a quienes les devolverán lo retenido desde enero.

Los “expectantes” son los que tienen sueldos netos de entre $124.500 y $145.200 y pagarán un poco menos del impuesto, pero aún no se puede estimar cuánto. Esto dependerá de cómo se aumenten las deducciones en la reglamentación.

Finalmente, los “enojados” son aquellos cuyos sueldos netos son mayores a $145.200. Venían pagando mucho y seguirán pagando mucho. Se encuentran dentro del tramo de la alícuota del 31%, ya que no se modifica ni el mínimo no imponible ni las tablas del tributo.

Resta ver cuál será el grado de alivio que estas medidas traerán ante un panorama incierto.

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *