¿Cuánto gano con $50.000 en un plazo fijo?

¿Cuánto gano con $50.000 en un plazo fijo?

¿Cuánto gano con $50.000 en un plazo fijo? Todo depende de las diferentes tasas. Es así que, por pedido expreso del FMI, el Banco Central de la República Argentina subió las tasas de interés para hacer más tentador invertir en pesos. Guía para entender las diferentes tasas.

Como respuesta al Fondo Monetario Internacional, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) decidió subir las tasas de interés de referencia para ofrecer un retorno positivo. De esta forma, la tasas de interés del plazo fijo para los ahorristas minoristas también aumentaron.

¿Cuánto gano con $50.000 en un plazo fijo?

Actualmente, el piso para los depósitos de plazo fijo a 30 días con un capital máximo de $10.000.000 es de un 46% anual. Esto genera que la tasa efectiva anual sea del 57,1%.

Si decidimos invertir $50.000 a 30 días con esta nueva tasa, nos generaría $1.916 de interés, aproximadamente. En el hipotético caso de que invirtiéramos constantemente ese dinero cada 30 días, a fin de año recibiríamos $50.000 de capital y $28.550 de interés.

La tasa de interés, instrumento para hacer políticas públicas

La política monetaria es la que aplica un Gobierno o Estado a través del dinero para lograr la estabilidad económica de un país. Algunos ejemplos son controlar la emisión monetaria o la tasa de interés.

Objetivos de la política monetaria

  • Estabilizar el valor del dinero, evitando o mitigando los efectos de la inflación y devaluación.
  • Buscar la plena ocupación o pleno empleo, aunque se trate de un objetivo extremadamente complejo y difícil de lograr, aun para los países más desarrollados.
  • Evitar desequilibrios en la balanza de pagos, mantener un tipo de cambio estable y proteger las reservas internacionales.
  • Mantener una tasa elevada de crecimiento.

Política monetaria expansiva

En términos simples, el objetivo de una política monetaria expansiva es poner mayor cantidad de dinero en circulación.

Cuando en el mercado hay poco dinero en circulación o gran demanda de este, es necesario colocar una mayor cantidad en la economía. Algunos de los métodos para hacerlo son:

  • Reducir la tasa de interés para hacer más atractivos los préstamos personales y bancarios. De este modo, se fomentan el consumo y la inversión.
  • Reducir el encaje bancario para que los bancos puedan prestar una mayor cantidad de dinero sin disminuir sus reservas.
  • Comprar deuda pública para retirar la oferta de esta y generar liquidez en el mercado.

Política monetaria restrictiva

Cuando en el mercado hay un exceso de oferta de dinero, se debe retirar el excedente aplicando políticas monetarias restrictivas. Algunas de estas medidas son:

  • Aumentar las tasas de interés para que pedir un préstamo sea más costoso, fomentando el ahorro y la inversión y desalentando el consumo.
  • Aumentar el porcentaje de encaje bancario, tratando de lograr que el dinero se quede en los bancos y haya menos dinero en circulación.
  • Vender deuda pública para captar los excedentes de dinero, aunque esto suponga un mayor gasto en el futuro, por el pago de intereses.

Desde el punto de vista de los Gobiernos, una tasa de interés alta fomentará el ahorro; una baja, el consumo.

Por lo tanto, según el país, sus condiciones y necesidades, variará la política económica aplicada.

¿Qué expresa la tasa de interés?

En simples palabras, se podría decir que la tasa de interés refleja en términos porcentuales el balance entre el riesgo asumido y la posible ganancia.

Es decir, el precio del dinero transaccionado. Lógicamente, las tasas de interés varían de acuerdo al riesgo asumido, la urgencia de este, el plazo, monto, etc.

Por ejemplo, si la tasa de interés de un bono o depósito bancario (bajo riesgo) fuese igual a la tasa promedio de invertir en acciones (alto riesgo), las personas no tendrían motivos para tomar el riesgo de las acciones, por lo que habría menos financiamiento para las empresas.

Distintos tipos de riesgos

Los riesgos que influyen en los intereses de los activos financieros de renta variable son el contexto político, económico y social que los rodean; el riesgo propio del emisor (es decir, el riesgo de que la compañía quiebre); y el riesgo de la volatilidad, que no es más que lo que puede fluctuar una cotización.

Invertir es la única forma de incrementar el capital por encima de la inflación.

Las tasas de interés más comunes

A la hora de hacer nuestras compras con la tarjeta de crédito o débito, las plataformas bancarias permiten visualizar diferentes tasas de interés.

Tasa de interés activa

Es la tasa de interés que cobran las entidades bancarias y financieras a las personas físicas o jurídicas por prestarles dinero.

La tasa de interés activa debe su nombre a que los préstamos forman parte de los activos de los bancos y entidades financieras.

Este porcentaje es fijado en función del préstamo, ya que difieren según si se trata de un crédito personal o uno hipotecario, la moneda pactada y el plazo de la operatoria.

Tasa de interés pasiva

Esta tasa de interés es la que pagan las entidades financieras y los bancos a las personas por depositar su dinero.

Como se puede apreciar, lleva el nombre de tasa pasiva porque para estas empresas, los depósitos de sus clientes son sus pasivos.

Se determina por el tipo de depósito, la moneda, el plazo elegido y los montos, ya que, en muchos casos, suelen ofrecer tasas diferenciales por capitales especialmente altos. 

Tasa de interés nominal anual (TNA)

Conocida popularmente como TNA, se trata de un valor de referencia usado a la hora de invertir dinero, acceder a un préstamo o hacer alguna operación.

Al ser nominal, no es la tasa que se termina aplicando efectivamente, ya que no se contemplan otros factores como los costos asociados o la reinversión.

Tasa de interés efectiva anual (TEA)

Llamada TEA, es la tasa de interés que efectivamente se recibirá o se deberá pagar según el tipo de operación realizada.

Se toma como referencia la tasa nominal anual y se agregan o descuentan gastos y reinversiones, entre otros incrementos o decrementos.

Tasa de interés compensatoria de tarjeta de crédito

Es la tasa de interés que pagan los titulares de las tarjetas de crédito por refinanciar sus pagos.

Tasa de interés de referencia para el sistema de seguros de garantías de los depósitos

Para fomentar el ahorro y el atesoramiento en moneda nacional, el BCRA creó un sistema de seguros para los depósitos que hacen las personas. Esto sirve para que, en un eventual quiebre de la entidad financiera, la persona no pierda sus ahorros.

En este supuesto, el Banco Central le pagaría al ahorrista hasta 1 millón de pesos argentinos por depositante en cada entidad financiera, motivando al individuo a no tener todo su dinero en un solo banco.

Los depósitos superiores a este monto no cuentan con cobertura. Es así que los bancos y demás entes deberán ofrecer una tasa de interés diferencial para captar este dinero.

Tasa de interés preferencial

Es una tasa de interés que suele ser inferior a la tasa “normal”. Esta se cobra por préstamos de las entidades financieras a ciertas personas físicas o jurídicas con determinados destinos específicos.

Generalmente, esto sucede por acuerdos con el Gobierno, como préstamos hipotecarios o aquellos destinados a las pequeñas y medianas empresas para producción.

Tasa de interés plazo fijo

En la actualidad, debido a las nuevas normativas del Banco Central de la República Argentina, la entidad monetaria encargada de controlar el entorno bancario local, las tasas de interés de los depósitos a plazo fijo son del 46%.

De esta forma, así quedan las tasas de interés de los plazos fijos en los diferentes bancos del país para clientes, expresadas en tasa nominal anual (TNA):

  • Banco Nación: 46%
  • Banco Santander: 46%
  • Banco Galicia: 46%
  • Banco Provincia: 46%
  • Banco Francés: 46%
  • Banco Macro: 46%
  • Banco HSBC: 46%
  • Banco ICBC: 46%
  • Banco Ciudad: 46%

Tasa de interés plazo fijo

Banco Nación

Por la nueva reglamentación del BCRA, todos los bancos ofrecen un piso en la tasa de interés. En el caso del plazo fijo del Banco Nación, no hay una prima de recompensa, por lo que también es del 46% nominal anual.

Banco Provincia

Al igual que el Banco Nación, el Banco Provincia también ofrece una tasa nominal anual del 46%. Y si se reinvierten las ganancias mensuales, la tasa efectiva anual ronda el 57,1%.

Banco Macro

El Banco Macro, el segundo banco privado más grande del país por capitalización bursátil, también brinda una tasa de interés de plazo fijo del 46% anual nominal y del 57,1% efectiva anual.

Ventajas del plazo fijo

El plazo fijo es uno de los vehículos de inversión más escogidos por los argentinos, principalmente por las dos grandes ventajas que ofrece.

1- Practicidad

Lo más atractivo del plazo fijo es la sencillez con la que se invierte. Solo basta con entrar al home banking y hacer unos cuantos clicks en la parte de inversiones. Algunas plataformas son más intuitivas que otras, pero todas son muy sencillas de utilizar.

2- Ganancia asegurada

A su vez, el plazo fijo también brinda un interés fijo, es decir, una ganancia asegurada. Salvo que exista un grave problema económico que imposibilite a los bancos a devolver el dinero, la ganancia y el capital están garantizados por las entidades bancarias.

Desventajas del plazo fijo

A pesar de la accesibilidad y la ganancia asegurada, los plazos fijos conllevan una serie de desventajas que hay que contemplar.

1- Interés real negativo

En primer lugar, el interés es negativo en términos reales, lo que quiere decir que no logra vencer a la inflación.

Si la tasa nominal anual es del 46%, la tasa efectiva anual es del 57,1% y la inflación proyectada supera el 50%, entonces el poder adquisitivo disminuye, aunque nominalmente crezca.

2- Baja liquidez

Por otra parte, el plazo fijo tiene una baja liquidez, ya que hay que inmovilizar el capital por, al menos, 30 días. Esto impide liquidar el capital de emergencia en caso de que la situación lo amerite o exista un problema personal que demande tal dinero.

3- Alto costo de oportunidad

A su vez, el plazo fijo tiene un alto costo de oportunidad, ya que existen otras alternativas de inversión más rentables que demostraron rendir más históricamente.

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *