Devaluación: conocé los diferentes tipos

Devaluación: conocé los diferentes tipos

En oportunidades hemos hablado acerca de la devaluación y sus efectos sobre la Economía en general, y sobre el sueldo y el dinero en especial. Aunque la palabra tiene una connotación negativa, no siempre la devaluación resulta absolutamente dañina per sé. Lo que sí hay que tener claro, es que la devaluación es deliberada. Es decir, se debe a una decisión gubernamental para ajustar a la baja el dinero de su país respecto al dinero de otro país. Al igual que Argentina, casi todos los países tienen al dólar como divisa de referencia.

¿Por qué un país puede decidir reducir el valor de su moneda respecto al dólar? Hay varias razones. La primera es aumentar las exportaciones. Si una nación requiere plata, la manera de obtenerla es vendiendo más. La segunda es para reducir el costo de las deudas. Si deben pagar 5 millones de pesos en intereses por una deuda, al devaluar la moneda en un 50% solo tendrá que pagar la mitad.

Aun así, parece que no siempre da resultados tan positivos a nivel local o, al menos, en los bolsillos de los ciudadanos. Además, al combinarse con la inflación, que es el incremento general de precios, sus resultados son aun peores.

Tipos de devaluación

Por supuesto, hay niveles en ritmo de la devaluación. En otras palabras, una forma de clasificar la devaluación es de acuerdo a cuánto llega la depreciación de la moneda.

Devaluación suave: no más de un 5% anual. Prácticamente no tiene efectos en la economía.

Devaluación moderada: va de un 5 a un 15% anual. Hay un pequeño aumento en los productos de importación. Estimula las exportaciones.

Devaluación rápida: del 15 al 25% al año. Por supuesto, atrae exportaciones, pero el precio es alto: hay un aumento significativo en el costo de los productos importados. Si el país depende de la importación para la manufactura, entonces también aumentan los productos nacionales.

Devaluación galopante: Más de 25% anual. Es tan agresiva que reduce las exportaciones e, incluso, las paraliza. Por supuesto, hay una gran pérdida de poder adquisitivo en inflación.

Hay otras clasificaciones del tipo de devaluación. Por ejemplo:

Devaluación Monetaria

Es de la que hemos hablado en el principio del artículo. Se deprecia el valor de una moneda en función de otra que sirve de referencia.

Competitiva

No es muy común y se trata, más bien, de un escenario casi siempre teórico. Ante una devaluación de un país, otra nación responde devaluando al mismo nivel. La idea es competir por atraer inversores y exportadores. Por eso se le llama “guerra de divisas”.

Interna

Se trata de disminuir los costos de salario y de aumentar la productividad para ser competitivos, sin reducir el valor del tipo de cambio. Generalmente se aplica al recortar el gasto público mediante la reducción de salarios. Además, pueden presionar para que otros sectores también los bajen.

Fiscal

Se trata de intentar restituir la competitividad mediante cambios en el sistema impositivo y en las tasas que deben pagar los habitantes del país. No necesariamente implica subir impuestos. De hecho, puede darse el caso de que bajen los tributos relacionados al trabajo, con el fin de estimular la productividad. Sin embargo, para compensar esa disminución, pueden aumentar otros impuestos como el IVA.

 

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *