Diversificación de capital

Diversificación de capital

Los inversores elaboran estrategias para limitar los riesgos de pérdida, y la diversificación de capital es una de las más usadas y efectivas para reducirlos

La intención de cualquier inversión es sacar rentabilidad de su capital. Sin embargo, toda inversión conlleva un cierto nivel de riesgo. Sin importar si el riesgo es bajo, medio o alto, es importante aplicar estrategias para evitar posibles pérdidas. Es por esto que muchos inversores aplican la diversificación de capital para limitar los riesgos. Es una forma de diversificación eficiente que es vital tener en cuenta.

¿Qué es la diversificación de capital?

La diversificación de capital no es más que una distribución de los fondos con los que contás para invertir entre distintos activos del mercado, por lo general con distintas características. En palabras simples, consiste en no poner todo tu capital en una sola inversión, sino dividirlo entre varias.

Al poner tu dinero en diferentes activos con comportamientos distintos en el mercado, el riesgo global de pérdida es inferior a la suma de los riesgos individuales. Es por esto que la inmensa mayoría de inversores de experiencia tienen distribuido su capital en diferentes activos.

La idea de esta estrategia se basa en que, en caso de que alguna inversión tenga una tendencia bajista, esta no represente una pérdida en tu balance global de inversiones. Los rendimientos de tus otras inversiones podrán compensar los números en rojo de alguna caída de valores en el mercado que pueda estarte afectando.

Claramente, los inversores deben tomar mayores riesgos si desean obtener ganancias más significativas, y la diversificación de capital actúa a modo de cortafuegos en caso de que haya algún rendimiento negativo.

Métodos de diversificación

La diversificación de capital puede llevarse a cabo de distintas maneras. Es por esto que te enseñaremos cuáles son los métodos más usados.

1.   Diversificación numérica o por empresas

Como su nombre lo indica, consiste en hacer la diversificación en distintas empresas en lugar de una sola.

2.   Diversificación temporal

Una diversificación temporal trata de hacer una inversión periódica frente a una inversión puntual. En otras palabras, comprar acciones periódicamente en cantidades pequeñas.

3.   Diversificación por sectores

Hay inversiones que se ven afectadas por factores que influyen a todo un sector. Es por esto que la diversificación por sectores puede ser muy útil para que un solo factor de riesgo no perjudique dos o más inversiones de tu cartera.

4.   Diversificación geográfica

Al igual que los factores de riesgo pueden afectar sectores empresariales, otros pueden afectar zonas geográficas en concreto. Para evitar esto, podés hacer inversiones en activos de distintos países.

5.   Diversificación por divisas

Las divisas son fluctuantes, y es por esto que se recomienda invertir en distintas monedas. Es recomendable hacer una diversificación con varias monedas estables como dólares, euros o libras, por ejemplo.

Utilizá la estrategia que más te convenga

Sabiendo cuáles son los métodos de diversificación de capital más utilizados, podés definir cuál se adapta mejor a lo que querés hacer como inversor. Lo más importante es saber que se corre un mayor riesgo poniendo todos los huevos en el mismo canasto. Diversificá tus inversiones y reducí al mínimo los riesgos. 

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *