EEUU superará a Europa en el segundo semestre

EEUU superará a Europa en el segundo semestre

Posiblemente no haya ningún experto en el mundo que pueda recordar un nivel de incertidumbre tan alto que el vivido durante el 2020. Parece imposible poder encontrar un pronóstico de alguna firma económica que brinde certezas sobre lo que va a pasar de una semana para la otra debido al avance de la pandemia mundial ocasionada por el coronavirus.

 

La enfermedad que se inició en China y que se esparció por todo el mundo a un paso acelerado y sin una sola pausa deja a todos los inversores com más dudas que convicciones a la hora de atisbar lo que puede pasar en los próximos meses. Si tenemos en cuenta la situación mundial actual, el epicentro de este virus se ubica en el continente americano. EE.UU. es el país con mayor cantidad de infectados en el mundo, seguido por Brasil. Sin embargo, la situación de Perú y Argentina parece augurar un panorama sombrío.

 

A pesar de este escenario que parece complicado, una encuesta realizada por Bloomberg, el principal portal económico del mundo, los analistas siguen optando por un mejor rendimiento de la bolsa norteamericana en el segundo semestre del 2020 si se la compara con el EuroStoxx (La bolsa europea)

Obviamente el impacto del COVID-19 en el país que encabeza Donald Trump es un enorme riesgo, de la misma forma que también lo es el resultado de las elecciones a realizarse en noviembre de este mismo año, que a diferencia de lo que sucedía previo a la crisis del coronavirus, parecen decantarse por el demócrata, Joe Biden, como el próximo titular de la Casa Blanca.

El resultado de la encuesta no deja duda sobre los más de 130 analistas que fueron consultados. De todos ellos más del 59% augura un mejor rendimiento de Wall Street durante el resto del 2020. El 41% restante asegura que es la bolsa europea la que obtendrá la mayor ganancia del año.

Aún así, existen previsiones oficiales de los bancos centrales correspondientes. Por el lado de Estados Unidos, es la Reserva Federal (FED), a cargo de su presidente, Jerome Powell, mientras que del otro lado del Atlántico, el Banco Central Europeo (BCE) está presidido por una vieja conocida de Argentina, Christine Lagarde, ex directora del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Según las cifras oficiales de los dos bancos centrales, el PBI de EEUU podría reducirse alrededor de un 6,5%, contra el 8,7% puede llegar a contraerse el PBI del continente europeo. El inicio de la recuperación general se dará a partir del 2021 pero para este caso, se estima que será similar en ambas zonas.

Durante el primer año post-pandemia se esperan avances del 5% para el territorio estadounidense, según informó la FED y del 5,2% en Europa basados en los números que arrojó el último análisis del BCE. De igual forma, el 2022 será un año de crecimiento parejo para ambas economías, con alzas generales del 3,5% para EE.UU. y del 3,3% para su contraparte Europea.

 

¿Por qué prefieren EE.UU.?

 

El índice S&P500 (Medidor de las 500 empresas más grandes de EE.UU.) terminó el primer semestre del año con caídas del 4%. Aunque pueda parecer un panorama desalentador, es el mercado que más se recuperó desde la caída general de las bolsas en marzo. Su contraparte europea, el Stoxx 600, tuvo pérdidas ampliamente superiores en el balance, su caída alcanzó los dos dígitos con una baja del 13%.

Como menciona la encuesta de Bloomberg, el 59% de los encuestados se decanta por la renta variable de Estados Unidos para lo que resta del 2020 y no por el viejo continente. Sobre los niveles que cotiza actualmente se estima que el S&P500 puede finalizar el año hasta un 13% por arriba de sus cifras de hoy; anclado en los “estímulos fiscales”, que el presidente Donald Trump anunció hace un tiempo.

Las razones que señalan los expertos para sostener que el S&P500 será la gran estrella de lo que resta del 2020 para el panorama de la renta variable, es que tiene una enorme exposición a las compañías que se denominan growth (crecimiento, en inlgés). Esta perspectiva posiciona a los Estados Unidos como un destino más predilecto a la hora de invertir este año.

El peso que tienen actualmente los sectores de máximo crecimiento de la industria mundial son los del rubro tecnológico y farmacéuticos. Estos sectores no se vieron perjudicados por la pandemia sino todo lo contrario, encontraron grandes beneficios, y las principales firmas cotizan en la bolsa norteamericana.

Es complicado hacer previsiones para los próximos meses o años dada la incertidumbre actual, y por lo tanto resulta clave indagar desde dónde se sitúan los analistas para fundamentar sus perspectivas de lo que pasará a futuro, pero existe casi una plena confianza en el crecimiento económico mundial debido a que las tasas de interés de los principales bancos del mundo se vieron reducidas (y en algunos casos hasta fueron negativas).

Pensando en el mediano plazo, los beneficios de dividendos del 2021 de las empresas estadounidenses superarán lo que se pudo ganar por esa misma vía durante el 2019, pero no hay mucho espacio para las inversiones en las bolsas de Wall Street debido a que los precios de las acciones van en aumento.

Por ese mismo motivo es que los analistas aseguran que, al día de hoy, Wall Street no está sobrevalorado. La estrategia de los grandes inversores sigue centrada en el mercado norteamericano. La posibilidad de generar beneficios y aprovechar los dividendos es uno de los elementos fundamentales por el que los analistas se vuelcan hacia este lado del Atlántico.

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *