El Bitcoin y su carrera a los 20.000 dólares

El Bitcoin y su carrera a los 20.000 dólares

En una ocasión sin precedentes, el Bitcoin sobrepasó la barrera de los USD 20.000 y llegó a más de 23.000 este jueves 17 de diciembre. Es necesario recordar que la última vez que rondó los 19.000 fue en el 2017. A partir de ese año, la moneda se estancó y apenas alcanzó algunos picos de USD 11.000 en contadas ocasiones e, incluso, cayó por debajo de 4.000. Ante ese hecho, algunos especialistas afirmaron que no fue un incremento sostenible ya que se debió al interés de los medios y al deseo de ganancias especulativas.

Una carrera accidentada

Por supuesto, la carrera hacia los USD 20.000 no ha estado exenta de baches. De hecho, a finales de noviembre alcanzó los 19.000 y luego sobrevino una caída accidentada de mil dólares. Pero esta volatilidad es la característica principal de Bitcoin, que comenzó el año en USD 7.000, revalorizándose en más de 150%.

Ante estos nuevos picos en el precio del Bitcoin, es interesante saber qué empujó el precio del Bitcoin este 2020.

Como mencionamos, el Bitcoin comenzó este año en un cambio de USD 7.000 por BTC. Sin embargo, la crisis generada por el COVID-19 desplomó todos los mercados, incluyendo las criptomonedas. El Bitcoin retrocedió USD 2.000 a finales de la primavera.

Poco después, Paypal decidió permitir la compra y venta de bitcoins dentro de su plataforma, lo que impulsó hacia arriba el precio de la moneda. Otro factor decisivo fue la incertidumbre de los mercados y usuarios frente a las elecciones estadounidenses.

Además, ocurrió un enorme estímulo monetario y fiscal recibido por las economías del mundo para contrarrestar los efectos devastadores de la pandemia de COVID-19. Este estímulo pronto se reflejó en el mercado de monedas virtuales, ya que hubo una necesidad creciente de invertir en activos sin riesgos de inflación.

¿La carrera del Bitcoin será sostenible?

Pero la suba de este año es inédita y es lógico preguntarse si el crecimiento será sostenido y si volverá a caer a mínimos como en subidas anteriores.

Para comenzar, hay que destacar que el Bitcoin no solo ha incrementado su precio, sino también la capitalización. En la actualidad, esta criptmoneda está entre las 18 empresas comerciales más grandes, incluso por encima de Disney, Coca-Cola y Netflix. En cuatro meses la capitalización pasó de $190 mil millones a unos $280 mil millones de dólares.

Esto indicaría que este aumento podría ser sostenido si consideramos, además, que hay una escasez relativa de bitcoins, porque cada vez se liberan menos monedas.

Otro elemento importante es que los inversores de hoy tienen un comportamiento distinto a los del 2017. Es decir, no solo aumentó el volumen de capital, también lo hizo el número de inversores que encuentran en esta cripto una inversión segura frente la situación generada por el COVID-19.

De nuevo, esta podría ser una señal de estabilidad y sostenibilidad del precio al largo plazo, y no hay indicios de una desaceleración.

Por último, no parece ser el entusiasmo de un conjunto de inversores pequeños que quieren salir o romper con el sistema financiero establecido. Más bien, parece tratarse de la entrada de grandes capitales financieros y tecnológicos en el mercado de las criptomonedas.

Por supuesto, no todo está dicho en el mundo de las monedas criptográficas. Los riesgos continúan siendo grandes debido a la alta volatilidad de la moneda. El Bitcoin se ha destacado por subas impresionantes y caídas ruinosas. No hay forma de predecir con exactitud qué ocurrirá ni cuándo. Al menos, se espera que la próxima corrección del mercado no sea tan severa como las anteriores.

Leave a comment

2 Comments

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *