El cepo al cepo es desesperadamente real

El cepo al cepo es desesperadamente real

En Argentina, el cepo al cepo es desesperadamente real. La plaza financiera del país volvió a experimentar otra rueda difícil, desarmando el tictac del “plan aguantar”. Pero los dólares en fuga siguen tan presionados que obligaron al Gobierno a aplicar un nuevo torniquete en el ya asfixiante cepo cambiario.

Como la credibilidad del Gobierno es baja, la fuga del peso se acelera cada vez más, y la pérdida de reservas se acentúa. Como consecuencia, la decisión fue bloquear todo. Así, el cepo al cepo es desesperadamente real.

El Banco Central

La aceleración fue bien concreta. En la apertura de ayer, con pedidos de importadores y con presión del mercado cambiario, los dólares financieros libres saltaron otros dos pesos, como ocurre rueda tras rueda.

Por este motivo, el Banco Central (BCRA) se vio obligado a quemar otro importante paquete de reservas. Al mismo tiempo, absorbía de los bancos otra importante cantidad de depósitos, reconvirtiéndolos en Leliq. Así, dejará para después del 14 de noviembre un nudo gordiano muy difícil de desatar. 

En números concretos, el Banco Central perdió ayer nada menos que USD 107 millones. En las últimas diez semanas lleva perdidos USD 2.278 millones.

Esta suma equivale al 51% de lo que había juntado gracias a los súper precios que tuvo la cosecha en los ocho meses anteriores.

Así, en diez semanas dinamitó el 51%, y faltan 38 ruedas para las elecciones legislativas. De esta manera, no hay duda de que a este ritmo la autoridad monetaria llegará con reservas líquidas negativas a las urnas.

Es así que deberá vender oro, o peligrosamente apropiarse de depósitos privados, para frenar al dólar como sea.

Medidas para profundizar el cepo

Por todas las razones esgrimidas anteriormente, se le colocó un bozal adicional a un mercado local que ya estaba maniatado de pies y manos. Es así que ayer se decidieron dos medidas que acentúan el cepo.

Por un lado, la Comisión Nacional de Valores estableció un límite de 50.000 nominales semanales. Lo hace para intentar moderar la fuerte presión alcista que estos tipos de cambio que se operan en la Bolsa.

Al mismo tiempo, la CNV aclaró que esta decisión es tomada en conjunto con el BCRA. Mientras tanto, desde la autoridad monetaria anunciaron que se modifica el mecanismo para el pago anticipado de importaciones. 

Esto sucede en el marco de una altísima expectativa de devaluación después de las elecciones. La misma suscita que una multitud de empresas estén trayendo productos desde el exterior con el valor del tipo de cambio actual. 

Este mayor cerrojo al comercio exterior y al movimiento de divisas se dio en un día en el que Economía realizó una nueva licitación para colocar deuda. Por esto, todo el mercado espera  que el “plan aguantar” mantenga el crawling peg mínimo de este momento hasta las elecciones. Después, se jugará en un tablero completamente diferente.

Dólar bajo fuego

Con todo este cuadro de situación, el valor del dólar siguió bajo tensión, no solo en Argentina sino en casi todas partes. Ayer, debido a las tensiones energéticas que sufren China y Europa, y a la pelea de Biden con los republicanos para que el Capitolio le abra la puerta para seguir tomando deuda y poder desarrollar su plan de obra pública, el valor de las materias primas mostró una enorme volatilidad.

La Opep+ no contribuyó demasiado. A pesar de la suba del crudo, decidió no aumentar más la oferta y el barril cruzó los 80%, con otro salto del 2%, consolidando su mayor valor en siete años. 

Detrás de eso, los metales preciosos están débiles, Los metales básicos mostraron inestabilidad, los granos respondieron con un día mixto y casi sin operaciones en Rosario. Como resultado, el refugio más elegido fueron otra vez las criptomonedas. Estas subieron más del 5%, con Bitcoin acercándose a los USD 52.000, luego de cotizar a USD 29.000 hace noventa días.

Fugas por doquier

En realidad, hay una fuga de todo lo que parece altamente riesgoso, con gran rotación de valores en todos lados.

Las tasas largas de Estados Unidos siguieron subiendo (ayer operaron al 0,98% anual a 5 años, 1,54% a 10 años y 2,11% a 30 años). Por lo tanto, los inversores más conservadores siguen tomando al dólar como refugio.

El dólar en Latinoamérica

Ayer, en el exterior el dólar saltó 0,7% en Chile, 0,5% en Brasil y contra el yen, 0,3% en México y 0,2% contra el euro, pero bajó 0,2% contra la libra. 

A raíz de todo el movimiento de las últimas semanas, el dólar está subiendo significativamente en toda América Latina. Este hecho representa un verdadero problema para Argentina, que lucha por ponerle candado provisorio a la inflación, anclando el dólar, retrasándolo 20 puntos en el último año. 

Con semejante combinación de valores, el BCRA colocó otros $240.000 millones en Leliq al 38% anual y los plazos fijos siguen pagando 37% . De este modo, el tictac de la deuda de la institución ya supera los $4,3 billones. No se sabe qué pasará con este país después de la elecciones, ya que el reparto de poder puede entregar sorpresas inesperadas

La industria automotriz muestra mejoras

El gran dato del día vino de parte de la industria automotriz, que respondió a lo que el Gobierno está buscando. Según Adefa, en septiembre la fabricación subió 13,5% contra agosto y 35,4% contra septiembre 2020. En tanto, la exportación subió 1,2% contra agosto y mejoró 40,9% contra septiembre 2020.

Resta ver qué depara el destino hasta las elecciones. Pero, por donde sea que se lo mire, el cepo al cepo es desesperadamente real. Y está asfixiando a los argentinos de manera terminal.

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *