El controvertido billete de $5.000

El controvertido billete de $5.000

El controvertido billete de $5.000 es algo que los economistas en Argentina piden a gritos. Sin embargo, en plena incertidumbre política y económica, el plan oficial es ampliar la cantidad de billetes de $1.000 y no sacar uno nuevo.

Cada vez se necesitan más pesos para poder comprar un mismo bien, producto de la alta inflación que existe en Argentina. Por lo tanto, el Banco Central se volcó a emitir, casi exclusivamente, papeles de $1.000. Así, mes a mes se evidencia un mayor incremento en la cantidad en circulación de dicho monto. El controvertido billete de $5.000 es cada vez más requerido.

Mientras la impresión de las otras denominaciones se encuentra prácticamente “estancada”, en los últimos tres meses el actual billete de máximo valor que tiene el país crece cada vez más en volumen. En cifras, en todo octubre se emitieron 43,3 millones más de unidades de $1.000.

Exceso de impresión de billetes de $1.000

Este incremento ya se venía observado en meses anteriores. Esto es debido a que en septiembre ya se habían sumado otros 37,3 millones de papeles con la imagen del hornero.

También durante agosto el Banco Central había agregado 28,3 millones de unidades más del mismo valor.

En resumen, en los últimos tres meses la autoridad monetaria imprimió 108,9 millones de ejemplares de $1.000. Es decir, el volumen de esta cifra subió 9,6% en un trimestre.

Asimismo, al tomar los datos previos se puede decir que desde fines de febrero pasado hasta la actualidad se registró un aumento de 351,3 millones de billetes de máxima denominación.

La “maquinita de los pesos”

Respecto a lo sucedido en octubre pasado, la cantidad de papeles con la imagen del hornero creció desde los 1.195,8 millones de unidades registrados desde fines de septiembre hasta los actuales 1.239,1 millones.

Por lo tanto, la “maquinita de los pesos” del Banco Central agregó un 3,6% más de ejemplares de $1.000 en tan solo un mes. Es decir, en todo 2021 el incremento acumulado de los billetes emitidos sólo con el dibujo de esta ave es de 34%.

En línea con la inflación

Se puede decir que esta cifra va en línea con la inflación. Es así que las principales consultoras estiman que el arrastre de la suba de precios que hubo en los primeros 10 meses de este año es de alrededor del 40%.

La conclusión que se puede determinar es que, en plena incertidumbre política y económica, el plan oficial es empezar a ampliar la cantidad de billetes de la máxima denominación ($1.000) que circula en la actualidad en bancos y en la calle.

El reclamo del billete de $5.000

El plan del Gobierno parece no tomar en cuenta el reclamo de distintos sectores de la economía. Estos piden que se lance papel moneda de más valor, como las unidades de $5.000 y $10.000.

Las cuentas son claras. Hoy un billete de $1.000 permite adquirir apenas el 20% de lo que posibilitaba comprar apenas fue lanzado a fines del año 2017. Todo a causa de una inflación que superó el 40% anual.

Y en dólares, en la actualidad, el billete de más alto valor de la Argentina representa unos USD 5 al blue. Muy lejos de los más de USD 20 que valen las divisas de mayor cifra de los países vecinos.

No ser capaces de aceptar la realidad

Las medidas tomadas por el Banco Central hasta el momento rememoran la misma decisión política que hubo durante los gobiernos kirchneristas

En ese entonces, la decisión fue no imprimir una denominación mayor a la de $100, que era la más alta de esa época. De ese modo, evitaron reconocer públicamente que existía un grave problema inflacionario.

Billetes en circulación

A la vez, otro de los datos oficiales que llama la atención es que la cantidad de pesos emitida con cifras inferiores a las del hornero se mantiene casi sin variaciones en los últimos meses.

Por caso, los de $500 subieron en todo octubre, en unidades, desde 1.190,4 millones registrados a fines de septiembre a los actuales 1.191,3 millones. Ello que representa un aumento de menos de un millón de ejemplares el mes pasado.

En tanto, los de $200 casi no sufrieron variaciones en su volumen en los últimos cuatro meses, debido a que circulan desde entonces unos 493 millones de papeles.

Los billetes de $100 en baja 

Por el lado de los billetes de $100, en el 2015 llegaron a significar casi el 80% del total de los pesos que existen en la calle y los bancos. Pero hoy representan el 37,7% de todos los billetes en la calle, con una cantidad de 2589,7 millones de unidades.

De hecho, la cantidad de esta denominación viene reduciendo su volumen, debido a los papeles que salen de circulación por deterioro. Y durante todo el 2021 ya se han quitado de circulación casi 600 millones de unidades de $100.

“Cuello de botella”

El volumen total de billetes de todas las denominaciones que circulan entre los argentinos es de 6.867 millones de ejemplares.

Una enorme cantidad de ejemplares que causa un grave “cuello de botella” en la logística de bancos y comercios, por la enorme dimensión del dinero que se debe acopiar y movilizar. 

Pérdida de valor continuo

Mientras tanto, el valor en sí de estos papeles es cada vez menor, por un nivel de inflación tan alto que se calcula que para todo 2021 llegará a un acumulado del 50%. En consecuencia, esto contribuye a la pérdida de valor continuo del billete de más alta denominación que tiene la Argentina, el de $1.000.

De este modo, el controvertido billete de $5.000 no verá la luz por el momento. Todo vale a la hora de evadir la realidad que asfixia a los argentinos día a día.

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *