• Home
  • Blog
El Coronavirus contagia incluso a las PyME.

El Coronavirus contagia incluso a las PyME.

No es novedad que en Argentina las PyME enfrenten situaciones adversas. En ese contexto, en el que miles de empresas han visto afectada su economía en los últimos años, el Coronavirus resultó el componente que terminó de dinamitar el escenario de cara al futuro.

En ese contexto, la prioridad actual del gobierno (y de todos en general) tiene que ser la salud pública. Es esencial frenar el brote de Coronavirus a nivel nacional para no generar un caso similar al de algunos países de Europa, o bien, Estados Unidos, en los que aún no se toma dimensión del impacto del Coronavirus y su facilidad de contagio.

Sin embargo, las decisiones que se tomen en las próximas semanas, impactarán no solo sobre los próximos 4 años de gobierno, sino que serán claves para los próximos 10 años o más del Estado Argentino. Y dentro de esa serie de decisiones, debe involucrarse la relación entre las PyME y el Estado, y cómo es la gestión para que el Coronavirus no provoque una caída aún mayor.

En ese sentido, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) anunció recientemente que reabrirá el clearing bancario, permitiendo a las PyME pagar sueldos de marzo en los primeros días del mes de abril. En principio, la medida llevó tranquilidad a los empleados de las empresas que estaban en la ignorancia sobre lo que podía suceder.

Pero esta decisión del BCRA plantea una disyuntiva. Algunas de las PyME no se encuentran en funcionamiento debido a la actual situación, por consiguiente, puede que lo dictaminado por el Banco Central termine por provocar un rebote de cheques debido a la imposibilidad de cobrar durante la cuarentena por parte de las Pequeñas y Medianas Empresas.

Momentáneamente el Gobierno suspendió las multas a las PyME por cheques sin fondos mediante un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU). Al tiempo que autoriza a los bancos a dar crédito a empresas que tengan deuda previsional registrada en la ANSES, AFIP y bancos de datos.

Según informó Pesce, los bancos tendrán liberados unos $250.000 millones para financiar pymes a una tasa máxima del 24%, por lo cual contarían con recursos como para asistir a sus clientes si se da algún desajuste entre el pago y cobro de cheques. Aún así, es temprano para anunciar si esto es una solución de corto o de largo plazo, dado que no hemos visto el final de esta situación.

Es evidente que ante una situación de la magnitud del Coronavirus, la mayoría de las medidas tendrán sus beneficios y sus perjuicios. Y la dicotomía que se plantea el hoy no es solamente un cambio en el pago de salarios, sino una reestructuración de la economía en general, y el sector PyME deberá establecer junto al Estado cómo poder afrontar esta situación.

A nivel internacional, nos enfrentamos a la caída de los mercados más abrupta de la historia. China, el gigante que parecía imbatible, y que había encadenado más de 40 años con un crecimiento económico ininterrumpido, ha visto su primer trimestre negativo desde antes de la caída del muro de Berlín.

Si el gigante oriental ha visto mermada su capacidad productiva y ha cortado una seguidilla de 40 años de crecimiento sin alteraciones, es previsible para las economías dependientes de China, como lo es Argentina, se avizore un futuro complicado. Lo importante es transmitir calma, no entrar en pánico, ni actuar de manera reactiva una vez que la situación está desenvolviéndose. Y las PyMEs y el gobierno, deben considerar esta cuestión antes de la próxima decisión.

 

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *