El dilema del pequeño ahorrista en verano

El dilema del pequeño ahorrista en verano

El dilema del pequeño ahorrista en verano es bastante conocido y trae más de un dolor de cabeza. En un contexto de alta volatilidad de las variables financieras, es complicado para el pequeño ahorrista elegir la mejor opción para su capital.

Quedan muy pocos días hábiles para concluir el año. Es en estos momentos que surge la pregunta que se hacen los pequeños ahorristas: ¿hacia dónde canalizar su capital, al menos durante los primeros meses de 2022?

Es que más allá del entrenamiento al que el argentino está habituado como consecuencia de los avatares de la economía, es precisamente esta volatilidad en las variables la que lleva a cuestionarse cuál podría ser el instrumento más ventajoso para pasar el verano y transitar parte del otoño.

Una manera de adentrarse en el tema es utilizar la información que surge de la habitual encuesta que realiza el Banco Central. La misma se conoce como “REM” o “Relevamiento de Expectativas de Mercado”.

Utilizar el REM

Todos los meses el REM permite conocer, por ejemplo, cuál es la visión de los entrevistados con respecto a la evolución futura del índice de precios al consumidor, así como también de la tasa de interés que pagan los bancos por depósitos a plazo fijo y el tipo de cambio oficial, entre otras variables clave.

A partir de dichas variables y considerando algunos supuestos básicos, es posible confeccionar un cuadro como el que se publica a continuación. Más allá de los datos concretos que surgen del REM, este permite sondear qué podría suceder con el dólar blue en función de la brecha que lo separe del dólar minorista.

Fuente: iProfesional.com

De la lectura del mismo, surge en primer lugar que un depósito a plazo fijo sería la opción menos rentable. Pues, al cabo de los cinco primeros meses del año, acumularía una suba del 15,7%.

La suba de tasas

Desde Portfolio Personal Inversiones, sus analistas consideran que “una suba de tasas por parte del Banco Central es necesaria. Pese a ello, recientemente el BCRA decidió mantenerla. En consecuencia, incluso si llega en estos días, podría ser una decisión demorada. Hoy es muy negativa y eso fue fortaleciendo al dólar”.

Este porcentaje quedaría muy rezagado con respecto al avance de los precios minoristas. Este se estima en el 20%, lo que indicaría que un depósito ajustado por UVA, que responde a la evolución del IPC, sería más ventajoso.

El eterno dólar

En cuanto al dólar, tanto en su versión mayorista como minorista, los encuestados coinciden en que luego de mucho tiempo, comenzaría a crecer por encima de los precios minoristas.

Sobre este punto tan sensible, los analistas de PPI consideran que el bajo stock de reservas internacionales (USD 6.063 millones con DEG y oro) fuerza a las autoridades a ir administrando la tensión entre mayor ajuste del “Cepo Cambiarioy ralentización de la actividad económica. Todo esto a la espera de que un eventual acuerdo con el Fondo aclare finalmente el panorama.” Toda esta incertidumbre ya es parte del dilema del pequeño ahorrista en verano.

Nuevamente en el radar inversor

Ante esta situación, tanto la compra de los USD 200 solidarios por mes como un bono “dólar linked” podrían entrar en el radar del pequeño inversor. Al cabo del período podría acumular una suba superior al 22%.

Este porcentaje se replicaría en caso que el blue mantuviera la brecha actual. Pero, si por algún motivo tendiera a reducirse (por ejemplo al 85%), se ubicaría en un punto intermedio entre la tasa de interés de un plazo fijo y un depósito ajustado por UVA.

En cambio, si se mantuviera en torno al 90%, sería la opción más rentable, pues avanzaría un 22%. Finalmente, queda abierta la discusión de si la brecha tiende a incrementarse.

El acuerdo con el FMI puede demorar aún más

En cuanto a esta posibilidad, los analistas del PPI consideran que “El reciente rechazo del Presupuesto del oficialismo en la Cámara de Diputados hace pensar que el entendimiento con el organismo pueda demorar su llegada. Por este motivo, no debería sorprender que esta tensión se intensificara durante el verano”.

Así, no solo la tensión se intensifica, sino que el dilema del pequeño ahorrista en verano suele confundir y hacer sentir desprotegido a más de uno.

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *