El dólar financiero superó los $300

El dólar financiero superó los $300

El dólar financiero superó los $300. El CCL cerró con un récord de $300,89. Analistas explican por qué se disparó y lo que puede suceder con la cotización.

Los dólares financieros cerraron el viernes en nuevos valores récord. El principal protagonista de la disparada fue el Contado Con Liquidación (CCL), que finalizó en $300,89 y que pegó un salto de $48,67 en la primera semana de cambios en el Ministerio de Economía.

A su vez, el dólar blue cerró en $273, lo que implica una suba de $13 en relación a la jornada previa y un brinco semanal de $34, con lo cual la brecha con el tipo de cambio oficial se ubicó en 115,7%. 

Razones del salto del dólar blue

Sobre este salto del blue, el economista Federico Glustein señaló que “en parte, estaba muy por detrás de las cotizaciones financieras y se percibía barato. Por esto, tuvo una mayor demanda. Por otro lado, es una respuesta al pago al FMI y las ventas de dólares en el MULC (en total USD 1.400 millones)”. Y agregó: Cuando se percibe que faltan dólares, el alza del blue es una respuesta casi habitual”.

Pablo Repetto de Aurum Valores, explicó que “aunque un mercado sea informal y el otro formal, siempre hay vasos comunicantes, y el blue termina arbitrándose con los financieros. Además, puede haber alguna demanda todavía ocasionada por los pesos del aguinaldo”.

La eterna brecha

La brecha entre el CCL, que es el que usan las empresas para girar las divisas al exterior, y el dólar mayorista oficial se ensanchó a 137,29%.

Por su parte, el dólar MEP (o Bolsa) cerró en $286,26 y en la semana trepó $38,23.

En el mercado se profundizó el clima de desconfianza que había arrancado en junio con la corrida contra la deuda en pesos y se acentuó así la cobertura cambiaria.

Dólares paralelos: los motivos de la suba

Los analistas alegan que el mercado quiere hechos concretos de que habrá ajuste fiscal y se frenará la emisión monetaria. 

Por el contrario, se presumen más restricciones, por ejemplo, al “dólar turista”. Algunos hasta auguran un desdoblamiento cambiario —y estos fueron parte de los factores que impulsaron al CCL y al MEP.

Entre las cuestiones económicas, Pedro Siaba Serrate de PPI, señaló que “la continuidad de la emisión para cubrir el déficit fiscal y para sostener las cotizaciones del mercado de pesos, y el prorrateo visto en las licitaciones de LELIQ a los bancos (44% y 65%, martes y jueves, respectivamente), fue el combustible para una nueva disparada del CCL”.

La contínua emisión del BCRA

De hecho, en las últimas horas se conoció que el BCRA realizó el lunes un nuevo giro al Tesoro en Concepto de Adelantos Transitorios (AT) por $55.000 millones. Con este monto, el financiamiento monetario totaliza $432.000 millones desde inicios de junio. 

A eso se suma que el BCRA emitió más de $1,05 billones —o 1,4% del PBI— desde el 13 de junio por la compra de bonos en pesos para sostener los precios.

Javier Casabal, de Adcap Grupo Financiero también remarcó que “el BCRA sale a emitir pesos todos los días para recomprar bonos en pesos ante la falta de demanda genuina por títulos de deuda soberana”.

Y explicó: “Si bien, buena parte de esos pesos se vienen esterilizando, hay muchos dando vueltas y nadie los demanda. Una parte del sobrante de pesos se va a Money Markets y hace bajar las tasas de cauciones más cortas. Pero son plazos de 1 día, 7 días, 14 días. Esto habla de un mercado muy a la defensiva y sin instrumentos deseables. En este contexto, el aumento de la velocidad de circulación del dinero termina en inflación y en aumento de los dólares paralelos”.

¿$300 es un valor racional o seguirá subiendo?

Para Repetto, “mirándolo desde el punto de vista del exceso de pesos existente y la situación de inestabilidad que hay, los valores actuales de los dólares financieros son bastante racionales”.

Y enfatizó que “desde enero de 2021, la inflación y las subas de los dólares libres son similares. Lo mismo ocurre con los agregados monetarios“.

“La situación de los dólares libres estaba anestesiada con la colocación de deuda CER. Pero ahora, esa reversión de la demanda por deuda del Tesoro lo llevó a un valor que refleja el exceso de pesos. El problema es que están atacando esa reversión inyectando más pesos. Y eso implica un aumento del riesgo de futuras subas en precios y dólares libres”, advirtió.

Casabal coincidió en que “a este nivel, el dólar CCL ya es adecuado en relación al aumento de los agregados monetarios”, pero auguró que “si la incertidumbre continúa, es posible que además veamos algo de overshooting”.

Valor lógico pero tendiendo al alza

En sintonía, Tobías Pejkovich de Facimex Valores, consideró que “desde los fundamentos monetarios, parece ubicarse en niveles más lógicos”. Sin embargo, sostuvo que “hay que tener en cuenta que en el segundo semestre la emisión monetaria vinculada al financiamiento monetario del déficit fiscal va a continuar subiendo”. 

A la vez, el analista dijo “que en un contexto de estrés como el actual, hay riesgos de que en las licitaciones de deuda no se lleguen a cubrir los vencimientos. Así, esa diferencia tendría que ser compensada con mayor emisión monetaria”.

Y alertó: “Ante este panorama y con un BCRA que por el momento sigue comprando deuda en pesos, el balance de riesgos sobre el tipo de cambio implícito sigue sesgado al alza”.

La emisión y el cepo causaron estragos

En cambio, para Glustein, un Contado con Liquidación en $300 “racional no es, pero es un valor que el mercado considera que está dispuesto a pagar para hacerse de dólares relativamente libres”.

Según su visión, “es esperable que pueda estabilizarse unos pesos más abajo. Pero, para que eso suceda, se deben dar muestras de un plan de estabilización de la situación, orientación hacia la disminución de la emisión monetaria y aflojar las restricciones a las importaciones”.

De igual mirada, el analista financiero Christian Buteler juzgó que un CCL a $300 “no es un valor irracional”. 

“Los dólares financieros han subido en los últimos 30 días entre 40% y 50%. Hubo una responsabilidad fundamental del BCRA llevando adelante medidas totalmente dañinas como la brutal emisión y la restricción a las importaciones. Si mandás a gran parte de los importadores a que vayan al MEP o al CCL, obviamente el mercado se adelanta y empieza a marcar otro precio. Ahora, empezó abrir un poco a algunos sectores como autopartes pero el daño ya está hecho. Va a tener que trabajar el triple para intentar volver a tener cierta tranquilidad”, fustigó.

Dólar CCL: ¿caro o barato?

Siaba Serrate destacó que “por más que la brecha cambiaria haya tocado niveles máximos de 30 años, el CCL luce todavía bastante lejos del pico de estrés observado en octubre 2020”. Y agregó que “para tener como referencia, los $180 de ese momento (un claro ‘overshooting’ visto en perspectiva), ahora serían equivalentes a un CCL en $405″.

Necesidad de acción para achicar brecha

Por su parte, Sebastián Menescaldi de Eco Go remarcó que el actual nivel de brecha es igual al que llegó en “las tres útimas crisis”. En la crisis de octubre de 2020, la brecha llegó a un pico de 130%.

“Para bajarla, necesitás alguna acción”, indicó.

En igual línea, Repetto aseveró que es necesario dar “señales más contundentes de austeridad fiscal y cohesión política”. De lo contrario vaticinó que los dólares financieros “van a seguir subiendo”.

Sobre los problemas que trae una brecha tan grande, Siaba Serrate planteó que “además de complicar la acumulación de dólares, genera un aumento en las expectativas de devaluación que hemos observado en varios lugares”.

Y concluyó: “La presión en las tasas en el mercado de ROFEX, el apetito por instrumentos dolar linked tanto en el mercado secundario como en las licitaciones primarias, la caída en la liquidación del agro, gran demanda de consumo por bienes importados, reflejan este aumento en la expectativa”.

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *