Dólar: ¿Por qué nunca bajá en Argentina?

Dólar: ¿Por qué nunca bajá en Argentina?

Dolar y Estado gastador.

El dólar nunca baja en Argentina, es una realidad, ¿La devaluación siempre es el camino? ¿cómo podemos respondernos a tal interrogante? ¿tiene un porqué?

El porqué se explica en todo la que nos gastamos como sociedad, incluido el estado. En todo lo que consumimos, los argentinos en promedio gastamos más de lo que ganamos. Eso no significa que no haya gente que gaste menos ni tampoco que haya gente que no le alcance para llegar a fin de mes.

El dólar sube en la mayoría de los países del mundo en el largo plazo. Pero el tema candente es porque el dólar hace tantos estragos en nuestro país en el corto, mediano y largo plazo. Las malas desiciones de los políticos tiene mucho que ver. Y se resume en una sola frase: “mal manejo de las cuentas públicas y despilfarro”. Esta frase no distingue de peronistas, kirchneristas, radicales o macristas.

Hay una premisa fundamental cuanto más gaste el Estado más se devaluará y eso es lo que pasa en nuestro país. El estado gasta desmedidamente.

¿Quién pone la que se gastan?

Cuando el gasto es mayor que los ingresos, de algún lado debe salir ese dinero. Alguien tiene que prestar ese dinero. No existe magia. No existe un dios del dinero que puede pagarlo todo. Tampoco existen políticos generosos que pueden usar la billetera del estado, que en definitiva es la billetera de todos nosotros para hacer políticas demagogas.

Cuando el estado gasta por demás alguien pone el dinero. Así de simple.

O la ponemos nosotros  o la ponen de afuera.

Los costos de los que financian.

Si la ponemos nosotros tiene un costo y si la ponen de afuera también tiene un costo. Siempre lo habrá.

Los nombres de los costos se llaman inflación y devaluación. ¿Te suenan familiares?

Si el despilfarro del estado lo financiamos nosotros, el estado empieza a imprimir billetes. Todos lo días hace más billetes, como si fuese el monopoly. Todos nosotros con esos billetes salimos a comprar más. Y cuando compramos más hacemos subir la demanda de todos los bienes. Por ende, hacemos subir los precios de todos ellos.

Al subir el precio de todos esos bienes los impuestos que cobra el estado aumentarán entonces recaudará mucho más y de esa forma puede llevar a cabo su plan malintencionado de generar mayor gasto público sin tener ingresos genuinos. En fin, sería una muy breve descripción de los años 2003-2015.

Por el otro lado están los gobiernos que quieren solucionar las cosas cayéndole bien al “mundo” y pidiendo dinero prestado para financiar el gasto de sueldos y mantenimiento del Estado. El tema empeora cuando ese país no genera los dólares necesarios para enfrentar esa deuda, dado que no aborda un cambio estructural para generarlos mediante exportaciones.

Siempre la pagan los mismos.

Imagináte que los dólares se van por todos lados y el gobierno pide prestado más dólares para contener esa devaluación, ¿te imaginarás el resultado de todo eso no?

Ahora bien cuando hay resabios del primer costo, inflación, y se lo quiere solucionar con el segundo costo deuda en dólares con un agente externo, esa combinación se convierte en un combo letal.

Porque la inflación presiona más al dólar y cuando se devalúa, se destruye los salarios y el poder adquisitivo de estos. Llevando al país a un callejón sin salida. Terminando como mejor opción devaluar, devaluar y devaluar hasta que sea rentable para el campo y los grandes exportadores.

El que en definitiva paga la devaluación es el asalariado que resigna mejores posibilidades de consumo y de ahorro para poder llegar a fin de mes.

Factores externos, ¿influyen?

Argentina esta débil y se puede enfermar aún más por el estornudo de cualquiera. Hay una famosa frase que dice:”Brasil estornuda, Argentina le agarra neumonía”. Es decir, un país cuando tiene severos problemas económicos cualquier tensión en el exterior lo afectará.

Ya sea vía financiera o vía economía real. Y no solo lo afectan los países vecinos o sus principales socios comerciales sino también los países con características similares.

Por eso Turquía era un problema hasta hace unos días y hoy lo sigue siendo, es que nuestro país depende mucho pero mucho de lo que pase en el exterior y lo que piensen los inversores externos. Porque el modelo que eligió el actual gobierno depende del financiamiento externo.

Y mal momento para elegirlo porque los inversores están desconfiando de los países emergentes, tal como lo son Argentina, Brasil o incluso Turquía.

falta de educación en inversiones

La falta de educación financiera es una causa de porque el dólar siempre sube ante la mínima situación de stress financiero. Porque la gente sale en manada a comprar lo primero que ven como resguardo ante un evento de tal caracteristica.

Si Argentina fuese un país educado financieramente, el ahorrista sería inversor y tomaría otros instrumentos para resguardarse de la inflación o de la devaluación. Compraría bonos, compraría acciones, incluso emprendería. Pero dejaría de hacer la típica, comprar dólares. No decimos que esté mal, pero sí se pueden comprar instrumentos que tengan mejores rendimientos. Porque sinceramente yo no conozco a nadie que se haya hecho rico por comprar dólares de manera licita.

Acercáte  a nuestras posibilidades de poder adquirir dólares baratos, con estos instrumentos financieros en este link.

Dolares baratos

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *