El dólar y la psicología de los $200

El dólar y la psicología de los $200

El dólar y la psicología de los $200 no es algo para tomar a la ligera. En Argentina, la brecha cambiaria ya llegó al 100%. ¿Qué emociones genera el dinero?

La relación entre dólar y la psicología de los $200 debe ser tomada en serio. Esto sucede porque el dinero está estrechamente ligado a emociones viscerales. Los expertos financieros señalan que el miedo, la vergüenza y la ira son las emociones más comunes y frecuentes alrededor del dinero.

Es en este marco que, a diez días de las elecciones, el dólar blue alcanzó los $200. Tras haber marcado nuevos récords diariamente desde la semana pasada, ayer el tipo de cambio paralelo avanzó un peso y ya cuesta lo mismo que el billete de la ballena franca austral.

Luego de los $195 de octubre del año pasado, la moneda que se comercializa en el mercado informal transitó un recorrido descendente que la llevó a tocar un piso de $139 en abril de este año. Sin embargo, a medida que se acercaron las elecciones legislativas, la “maquinita” de emisión se puso en marcha y la calle se inundó de pesos. Así, el blue se recalentó y mes a mes fue escalando hasta acumular (desde aquel entonces) una suba de $61. Se trata de un salto de 43,8%.

Nivel de incertidumbre por las nubes

Para los economistas, la suba del blue está relacionada con la incertidumbre existente frente a las elecciones del 14 de noviembre y qué decisiones tomará el Gobierno en los próximos dos años.

En las PASO de septiembre el oficialismo fue derrotado en los comicios, lo que desató una crisis política interna. Como desenlace, hubo varios cambios en el gabinete. La pregunta que le queda al mercado es qué pasará tras conocerse los resultados del domingo electoral.

Lo que queda por delante

“No veo este nivel de incertidumbre desde hace bastante tiempo. Como el nivel post-PASO 2019, cuando ganó Alberto Fernández. La historia se repite. Existe mucha debilidad política. ¿Qué va a pasar de acá a dos años? El Gobierno va a tener que hacer cambios. Así, se abren dos alternativas: ¿va a girar para el lado racional o se radicalizará?, se preguntó Fernando Marull, socio de la consultora económica FMyA.

Ante la duda, el mercado se refugia en el dólar. Al menos, recibió una señal del Fondo Monetario Internacional (FMI), que funcionaría a modo de “ancla”. Para Marull, con el nivel de incertidumbre actual y la falta de señales, un dólar a $200 es alto a nivel histórico, pero no caro “para lo que queda por delante”.

El año 2023 aún está lejos

Para Marull, El movimiento del dólar es inverso a la caída del peso, que se da porque no hay credibilidad ni confianza. Después de las buenas sensaciones que dejó el lunes post-PASO [cuando las acciones treparon un 17% y el dólar blue cayó], el Gobierno ‘metió mano’ a la botonera económica. Entonces, el mercado entendió que el año 2023 todavía está lejos”. Así, puede decirse que Argentina va a tener que sortear muchos obstáculos, entre ellos el FMI.

Nery Persichini, de GMA Capital, coincide:“La inestabilidad de las últimas semanas responde a eso. El acuerdo con el Fondo se dilató mucho y el país no muestra las cartas de un programa económico que sea creíble, sostenible y equilibrado. En el medio, se aclararon los desequilibrios: el fiscal, monetario, cambiario y tarifario. Se recurrió a medidas heterodoxas, que en el pasado se demostró que no funcionaron”.

A más cepo, más brecha

Por su parte, los dólares contado con liquidación “libre” (otra de las cotizaciones que cobraron relevancia durante las últimas semanas) también presentaron ayer algunas subas.

Para Marull, este tipo de cambio se vio impulsado por el alza con el nuevo cepo que estableció el Banco Central (BCRA) un mes atrás, cuando restringió aún más el acceso a los dólares financieros libres y limitó el pago adelantado de importaciones. “Si no se les permite comprar dólares a los importadores, van a pagar a través del contado con liquidación (CCL) y se van a asentar en dólares hasta que les permitan hacerlo. A más cepo, más brecha”, resumió.

El dólar y la psicología de los $200

Gabriela Renault, decana de la Facultad de Psicología y Psicopedagogía de la Universidad del Salvador, explicó los alcances psicológicos que tiene la escalada.

El dólar es una representación mental para el Argentino

Toda situación de crisis económica o de volatilidad, que además suponga un gran desconocimiento (como en este caso) obviamente afectará la salud psíquica. Sobre todo, por la incertidumbre. Eso es lo que causa la mayor angustia. No es solo una divisa, que incluso no es la del país. Pero en Argentina, el dólar tiene una representación mental y está ligada directamente a muchos insumos.

Desde toda edad y clase social hay una afección directa porque se preguntan: “¿Qué es esto? ¿Es solamente un aumento de precios?” Es una situación que traerá aparejado un mal mayor a nuestra economía.

“Existe una gran repercusión en la salud mental y psíquica, pero también tenemos que entender que los argentinos somos resilientes”, remarca Renault. Pero este retorno a la percepción de situaciones de crisis que ya se vivieron, es algo con lo que hay que ser cuidadosos.

Las crisis no se deben eternizar.

Efectos psicológicos a corto y largo plazo

En el corto plazo, el dólar a $200 y todo lo que trae aparejado afecta a la confianza. La gente empieza a desconfiar y se genera una fantasía de que cada vez será peor. A corto plazo, llevará a que el mercado no se estabilice tan fácilmente.

A largo plazo, es necesario reconocer que la economía no es una ciencia exacta. Es una ciencia social, y como toda ciencia social, el hombre está metido en esa situación de incertidumbre. Justamente es esto lo que apareja la pérdida de confiabilidad, genera más angustias propias de cada persona y se potencia por el entorno a través de grupos de WhatsApp, de mail o redes sociales.

“Todos estamos estresados pero existen cuestiones psicosomáticas muy fuertes. Cada vez aparecen más personas en los consultorios con afecciones en la piel, bronquiales o alergias y no saben por qué le están pasando. Y, por supuesto, las fobias y los ataques de pánico se disparan”, concluye Renault.

Es así que el dólar y la psicología de los $200 afecta a todo los argentinos, de una u otra forma. No tanto por el hecho en sí, sino por lo que representa. Si sumamos a este escenario una inflación galopante y una pobreza aterradora, es de esperar que el cuerpo y la mente empiecen a dar señales de peligro. Para paliar esta situación, es siempre importante contar con información confiable.

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *