El mejor agosto en 34 años

El mejor agosto en 34 años

Aunque queda por definir el cierre de hoy, las acciones norteamericanas, medidas por el índice S&P500 (principal índice accionario de EE.UU.), cierran el mejor agosto desde 1986. El rally de las últimas semanas, llegó a acumular una suba de un 6,8% en agosto, lo que lo convierte en algo que no se veía en 34 años, cuando había subido un 7,1% durante el octavo mes del año.

Fuente: Financial Times

Para quienes siguen los valores de mercado de las últimas semanas, no debe ser novedad que durante las últimas rondas, tanto el S&P500 como el Nasdaq 100 marcaron récord tras récord de números positivos en un crecimiento pocas veces visto en toda la historia, que se viene dando desde la caída abrupta de marzo.

De hecho, prácticamente los tres principales índices de la bolsa norteamericana (Los ya mencionados, junto al Dow Jones) están cerca de romper sus máximos históricos, sólo le resta llegar al tope al promedio industrial, que se acerca a pasos agigantados. Posiblemente en las próximas semanas se vuelvan a ver nuevos récords.

En solo 30 días, el mes de agosto cierra con ganancias en las 500 empresas más importantes del mercado norteamericano que a menudo se consideran buenas, incluso si se dan en 1 año entero. Esto acompaña la recuperación casi en “V” que tomaron las acciones estadounidenses desde finales de marzo.

Sin ir más lejos, el repunte implicó un crecimiento del 56% de aumento del valor de las acciones, que fue impulsado, entre otras cosas, por las medidas tomadas por la Reserva Federal Estadounidense (Fed), que inyectó 3 billones de dólares al mercado para sostener a la economía más grande del mundo en medio de la crisis más grande de los últimos tiempos.

Cuando existe una subida constante y sin interrupciones como la que sucedió en los últimos 30 días, se la denomina rally, que es justamente lo que pasó en agosto. Este rally es un reflejo de la liquidez que brindó la Fed con sus medidas sobre la economía de EE.UU., algo que incentivó a los inversores a mantenerse en el mercado de capitales.

Aunque los dividendos de algunas empresas auguraban un panorama sombrío para el futuro, la caída del segundo trimestre no fue tan grave como los pronósticos indicaban y eso hizo que las perspectivas de beneficios empresariales también comiencen a mejorar. De hecho, las principales consultoras financieras del mundo están cambiando su perspectiva para lo que resta del año.

Solo para tener en cuenta, en Estados Unidos, los mayores ganadores se vieron alrededor del turismo y algunas actividades que se habían visto absolutamente perjudicadas por la cuarentena y el aislamiento social. Por ejemplo, MGM Resorts, dueño del hotel Bellagio en Las Vegas, tuvo un crecimiento del 44% durante el mes de agosto, mientras que los operadores de cruceros Royal Caribbean y Norwegian, y la aerolínea Delta también tuvieron subidas superiores al 20%.

No son números definitivos ni reflejan necesariamente una realidad absoluta, sin embargo invitan a pensar en el armado de una cartera accionaria que contemple los buenos resultados de las acciones norteamericanas. Aunque hay otras cuestiones a tener en cuenta a la hora de analizar todos estos detalles.

Los resultados finales se van a saber recién en 2 meses y medio, cuando se conozca el resultado de las elecciones estadounidenses, que culminan en noviembre. Sin embargo, empiezan mucho antes de lo esperado, dado que el 4 de septiembre, el primero de los Estados, Carolina del Norte, ya inicia la carrera por la elección y ya define su inclinación hacia la presidencia norteamericana.

Este es uno de los factores que posiblemente sea determinante, de cara a los próximos meses, dado que según sea el resultado de la elección, quien sea el próximo presidente inclinará la balanza hacia distintos sectores de la economía (por ejemplo, Obama con el ObamaCare, benefició a algunas empresas del rubro de la salud porque estaba vinculada al plan de hacer más accesible este servicio)

En cualquier caso hay otro factor a tener en cuenta y que posiblemente algunos inversores evitan, pero es saber si los mercados dan por hecho o no la salida de la vacuna contra el coronavirus. Según un portal de economía europeo, se realizó un relevamiento en más de 400 expertos de la bolsa, y más del 80% concluyó en que el mercado no da por descontada una vacuna.

¿Qué quiere decir esto? Incluso los analistas más expertos piensan que los inversores siguen apostando a la bolsa de valores se encuentre o no la vacuna en el plazo inmediato. La respuesta lógica ante esto es que en el momento en el que salga una vacuna, los números de los índices norteamericanos no harán otra cosa que subir.

Obviamente habrá mejores inversiones que otras, dependiendo de cómo se den los siguientes meses. Para considerar, el índice Nasdaq 100, que mide las empresas tecnológicas, creció alrededor de un 70% desde marzo a hoy, pero todo se dio en un contexto en el que la cuarentena mundial, obligó a utilizar la tecnología como nunca antes en la historia.

Habría que empezar a preparar una cartera que compagine un balance entre activos de cobertura y acciones de distintas empresas del mundo, de sectores que pudieron verse perjudicados por el COVID-19, pero que en los próximos meses vean ganancias debido a la recuperación de las principales economías del mundo.

 

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *