El Monotributo y el nuevo "alivio fiscal"

El Monotributo y el nuevo "alivio fiscal"

El monotributo y el nuevo “alivio fiscal” ya son ley. El Senado aprobó la nueva normativa para más de 4 millones de pequeños contribuyentes con subas de hasta 60% para las categorías más bajas.

El “alivio fiscal” para monotributistas y autónomos ya es ley. El Senado aprobó por unanimidad y sin complicaciones el proyecto que llegó con media sanción de la Cámara de Diputados. Así,4,5 millones de pequeños contribuyentes gozarán de una menor carga impositiva a partir de una significativa suba de las escalas.

La nueva ley, que obtuvo 60 votos favorables, adelanta al 1 de julio la actualización anual del Monotributo que se hace siempre desde el 1 de enero de cada año, cada seis meses, por la fórmula de movilidad jubilatoria.  

El objetivo es que los contribuyentes no tengan que saltar a una categoría superior por efecto de la inflación (no de mayor actividad) o queden fuera del Régimen Simplificado. 

Con ese propósito en mente, subieron todas las escalas del monotributo pero sin modificar las cuotas que pagan actualmente quienes desempeñan sus labores bajo ese régimen. De esta manera, los monotributistas podrán percibir un “alivio” y no se verán perjudicados en lo inmediato por la alta inflación que eleva los montos facturados.

Puntos centrales de la ley de “alivio”

La nueva norma establece que las escalas de facturación de las categorías A, B y C tengan un aumento de 60%, mientras que para la D la suba es del 45%.

El resto de las categorías más altas (de la E a la K) subirán un 29,1%, en línea con el aumento acumulado de jubilaciones y otras prestaciones de Anses, que se toman como parámetro. 

El fin es que los pequeños contribuyentes no tengan que saltar hacia una categoría mayor si su facturación creció en términos nominales producto de la alta inflación.

La diferencia que se estableció entre las escalas más bajas y las más altas pretende “favorecer a los contribuyentes de menores ingresos”, según indicaron los fundamentos del proyecto.

Exención para categorías más bajas

Además, se agregó al proyecto una exención del componente impositivo a las Categorías A ($288 por mes) y B ($555). Este beneficio será para los monotributistas “puros”. Es decir, aquellos que no tienen otros ingresos ya sea por jubilaciones, relación de dependencia, rentas financieras o alquiler de inmuebles, por ejemplo.

Nuevas escalas para los monotributistas

Categorías bajas

El valor de la cuota del Monotributo depende siempre de la categoría de cada contribuyente, en función del monto de facturación anual.

Actualmente, la Categoría A alcanza a los que facturaron en los últimos 12 meses hasta $466.201,59 y que pagan una cuota mensual de $3.334,24. En caso de aprobarse la ley en el Senado y, de acuerdo a los cambios que informó la Cámara de Diputados, el tope pasaría a ser de hasta $748.382,07.

De la misma manera, en la Categoría B que facturan hasta $693.002,36 anuales con una cuota mensual de $3.728,29, el máximo pasará a $1.112.459,84. En la Categoría C queda en $1.557.443,75 y en la D será de $1.934.273,04.

Categorías altas

Para las categorías más altas la suba será algo menor :

Categoría E: el monto máximo pasa a $2.277.684,56.

Categoría F: sube a $2.847.105,70 .

-Categoría G: quedará en $3.416.526,83 .

-Categoría H: el tope subirá a $4.229.985,60 

-Categoría I: sube a $4.734.330,03

-Categoría J: sube a $5.425.770,00

Categoría K: el tope pasa a $6.019.594,89.

¿Cuál es el beneficio para los autónomos?

¿Qué sucede con los Autónomos alcanzados por el Impuesto a las Ganancias (unos 140 mil contribuyentes)? 

En este caso, la ley incrementa las deducciones especiales con el fin de que el mínimo no imponible quede “más equitativo o cercano al que aplican los empleados en relación de dependencia”, según precisaron fuentes oficiales.

Con ese espíritu, establece que la deducción especial sea de hasta 2,5 veces la ganancia no imponible (en la actualidad es hasta una vez) y de hasta 3 veces para los “nuevos profesionales”.

La iniciativa fue aprobada por unanimidad en la Cámara de Diputados, lo que allanó el camino del proyecto para una rápida sanción en el Senado, que la convirtió en ley en apenas 7 días.

El Monotributo y el “alivio fiscal” servirá de paliativo momentáneo, pero, es sabido que los monotributistas y/ o autónomos no cuentan con alivio alguno. Este sector es uno de los más castigados en cuanto a tributos, desventajas y desprotección.

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *