El Rally de Navidad

El Rally de Navidad

Las fiestas navideñas tienen un claro efecto en la economía por ser una época de alto gasto y las tendencias que siguen los mercados. Hoy te explicaremos de forma sencilla una de ellas, el Rally de Navidad

Los valores de la bolsa, por lo general, se ven afectados positiva o negativamente por la época del año, y diciembre tiende a ser una época de tendencia alcista. Año a año los inversores se preguntan si habrá o no lo que se denomina Rally de Navidad.

Llega el fin de año, y nuevamente se espera una revalorización alcista en la bolsa. El último mes del año suele tener este efecto en los valores, y se le conoce en el mundo de las inversiones como el Rally de Navidad, o el Rally de Santa Claus.

Historia del Rally de Navidad

La primera vez que se habló de un alza de valores en el mes de diciembre fue en el año 1942, cuando SB Wachtel presentó su teoría sobre dicho rally en el Journal of the Business de la Universidad de Chicago.

En ese momento, usando el índice Dow Jones Industrial Average, se presentó evidencia tajante de las subidas de valores en el mercado en el mes de diciembre entre los años 1927 a 1942.

Estos registros han sido usados de distintas maneras con el paso de las décadas. El propio fundador, Yale Hirsch determinó que estos valores pueden servir de indicador de lo que viene para el mercado de valores en el año siguiente.

En su obra, Stock Trader’s Almanac (última edición), deja evidencia de que cada vez que el Rally de Navidad registra valores a la baja, el año siguiente tiende a ser bajista o plano en la bolsa.

¿Por qué ocurre?

No existe una causa puntual que explique por qué los valores suben en las últimas fechas del año. Pero si hay múltiples factores que pueden llevar a este fenómeno.

Se sabe que, al final de cada año, las empresas hacen los análisis y evaluaciones de sus actividades. En muchos casos, estas maquillan ciertas cifras para poder decir que se cumplieron los objetivos anuales. Esto puede ser para protegerse de ciertos índices que les hacen de referencia o incluso beneficiarse de las desgravaciones fiscales.

Por otro lado, y la causa que parece más evidente, es el alto nivel de consumo de la época de fiestas decembrinas. El alto consumo nos puede llevar a valorizar positivamente a las empresas, y esto tiende a dibujar proyecciones muy positivas. Esto tiene un efecto directo en el alza de los valores.

El mes de diciembre también es la época en la que los inversionistas tienden a vender las acciones con pérdidas, con el objetivo de compensar el impuesto a las ganancias. La recompra de las acciones débiles en el mercado hace que estas aumenten su valor. Estas a su vez empujan otras acciones hacia el impulso. Es una época para aprovechar el aguinaldo y las ventajas del rally de Navidad y comenzar a invertir.

Trading en el Rally de Navidad

El mercado volátil puede ser bien aprovechado por los traders. Entre los movimientos más habituales está el de comprar acciones en el primero de los últimos cinco días del año. Para luego vender en el segundo día del año siguiente. Esto registra, en promedio, una ganancia positiva del 1.5 %. Sin embargo, esto está sujeto a muchas variables.

Otros optan por usar indicadores que muestran, en base a los registros históricos, el momento en el que hay más compradores que vendedores. De esta forma, compran con los valores al alza.

De cualquier forma, el Rally de Navidad es un fenómeno de la bolsa cuando menos curioso, y son muchos los que logran sacar provecho de él. No dejes de pasar la oportunidad y buscá la asesoría de expertos

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *