Elecciones de USA: el Supremo desestimó demanda de los republicanos

Elecciones de USA: el Supremo desestimó demanda de los republicanos

La Corte Suprema de Estados Unidos rechazó la demanda introducida por el fiscal General de Texas, Ken Paxton, con el fin de invalidar los resultados de las elecciones de USA en los estados de Georgia, Arizona, Pensilvania y Michigan. La demanda contaba con el respaldo de 18 estados y más de 120 miembros republicanos del congreso. Su objetivo era demostrar el incumplimiento de la Ley Electoral por parte de esos cuatro estados claves en la elección de Joe Biden.

Para el Supremo estadounidense la demanda es ilegítima. Texas no tenía cómo demostrar que resultó afectado por el resultado de las Elecciones de USA en los estados demandados. De hecho, William Barr, fiscal General de ese país, declaró que las irregularidades que se presentaron no tuvieron ningún impacto sobre el resultado final de las elecciones.

Elecciones de USA: segunda vuelta en Georgia

Una explicación para contextualizar: a diferencia de la Cámara de Representantes, que tienen una delegación proporcional de la población, el Senado está compuesto por dos senadores de cada estado, sin importar el número de habitantes.

En las elecciones del 3 de noviembre de 2020 ninguno de los candidatos a senadores de Georgia recibió la mayoría de votos como para declararlos ganadores. Además, Georgia fue el único estado que celebró dos elecciones al Senado de los Estados Unidos en este año. La elección programada para el 3 de noviembre y una elección especial que se efectuó para completar el resto del mandato del senador Johnny Isakson.

Es por eso que, tras las elecciones de USA, el equipo legal de Trump ha hecho hincapié en ese estado. Es que allí se decidirá en segunda vuelta cuál partido tendrá mayoría de representación entre los senadores.

Esa elección será decisiva para ambos partidos: el partido demócrata requiere ganar los dos escaños disponibles para lograr dividir la cámara alta en un 50%. Siendo así, solo necesitarán del voto decisivo de la vicepresidenta electa, Kamala Harris, para tener la mayoría. Los demócratas controlarán tanto la Cámara de Representantes como el Senado.

Por otro lado, su contraparte republicana se conforma con solo un escaño para continuar con su dominio sobre el Senado. Si es así, es posible que los republicanos mantengan su campaña contra la legitimidad del Biden como presidente. También se espera que bloqueen las decisiones del Ejecutivo al interferir en la aprobación de leyes.

La estrategia de cada uno en esta carrera es clara. Los demócratas intentan convencer al electorado de que una mayoría demócrata es la única forma de avanzar hacia una política económica y sanitaria coherente tras el COVID-19. Mientras, los republicanos ven la segunda vuelta de Georgia como una batalla en la guerra contra en socialismo.

La reunión de los colegios electorales

Esta negativa del Supremo cierra el cerco a los intentos del grupo legal de Donald Trump. Aunque todavía le quedan algunos recursos jurídicos, estos se desvanecen a medida que transcurre el tiempo desde la elección.

Y tal parece que el tiempo se le acabó: después de intentar más de 60 recursos legales, llegó el esperado día. Este 14 de diciembre los colegios electorales se reunirán para emitir sus votos. Esto se debe a que ningún candidato es electo ni proclamado hasta que este organismo se pronuncia.

Por lo pronto, hoy no se esperan grandes sorpresas: los resultados indican que Biden se alzó con 306 votos electorales de 538. Esto excede los 270 que requería para declararse ganador.

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *