Empezar a invertir: ¿Qué tipo de acciones existen?

Empezar a invertir: ¿Qué tipo de acciones existen?

Las acciones existentes dentro del mercado de valores son títulos-valores de propiedad emitidos por una empresa, otorgándole al inversor un porcentaje de propiedad sobre la misma convirtiéndolo en accionista y dándole los derechos y obligaciones pertinentes. La empresa es la que se encarga de dividir su capital social para ponerlas a la venta y conseguir financiamiento, es por esa razón que antes de publicar sus acciones en la bolsa se encarga de especificar, cuales son los diferentes tipos de acciones. Existen 3 tipos de acciones que varían en la función y beneficios que recibe el comprador. Te mostramos algunos ejemplos de acciones de una empresa:

Clasificación de las acciones en contabilidad. Tipos de acciones ejemplos:

Acciones comunes

Este tipo de acciones son los títulos que emiten las empresas con mayor frecuencia, es decir, son las más comunes y abundantes dentro del mercado bursátil. Esto se debe a que brindan la posibilidad de que la empresa pueda financiarse sin la necesidad de recurrir a alternativas de endeudamiento, como créditos bancarios o préstamos personales, para obtener el capital que necesitan en el desarrollo y crecimiento de su emprendimiento.

Cuando un inversor adquiere una acción ordinaria emitida en la bolsa de valores, se convierte en poseedor de una parte proporcional de la empresa y por tanto adquiere ciertos derechos. Entre los derechos de lo que goza un inversor de acciones ordinarias están: derecho a voz y voto dentro la asamblea ordinaria realizada de manera anual, donde se toman las decisiones financieras en cuanto a la repartición de las ganancias de la empresa, así como en las asambleas ordinarias, donde se toman decisiones en resolución a aspectos sociales de la misma.

De igual forma, el poseedor este tipo de acciones, puede o no puede recibir dividendos, siendo decisión de la junta directiva y en todos los casos, recibirán sus retribuciones después de que se salden todas las necesidades de la empresa y las retribuciones de los accionistas preferentes. Lo que genera un rango de riesgo de, si la empresa no logra generar ganancias, perder su inversión. También tiene el derecho a transmisión o a vender sus acciones cuando así lo decida.

Acciones preferentes

Los compradores de las acciones preferentes también reciben un título de propiedad, como los accionistas ordinarios, lo que les da ciertos derechos o privilegios.  Entre esos derechos a los accionistas se les asegura un pago predeterminado de dividendos, independientemente de la rentabilidad que genere la empresa, es decir, si los resultados de la empresa no es el esperado la empresa le dará prioridad de cobro (cantidad preestablecida) de dividendos a los accionistas preferentes.

En caso de quiebre los accionistas preferentes tienen prioridad de cobro, siendo los primeros en recibir el pago de ordinarios correspondientes y/o el reembolso por la inversión realizada. Las acciones preferentes presentan beneficios a la empresa ya que permiten la capitalización de la misma sin la necesidad de otorgarle a más accionistas poder sobre las decisiones económicas y sociales.

Cada acción da lugar a un tipo de accionista. En este caso, una de las desventajas que tienen las acciones preferentes es que el accionista no tiene derecho a voto en las asambleas, por lo que no ejerce derecho a opinar o modificar sobre las decisiones sobre las decisiones de la empresa. Además de que las acciones preferentes son difíciles de encontrar en el mercado bursátil porque la cantidad que hay en circulación es my baja.

Acciones privilegiadas

El tercer tipo de acciones son las acciones privilegiadas, las cuales son las menos comunes dentro del mercado bursátil, pues requieren de las aprobación mínima del 75% de los accionistas presentes en la Asamblea General de Accionistas. Y le otorgan al comprador, voto sobre los derechos ordinarios de la empresa, así como los beneficios de liquidación de los accionistas preferentes.

Las acciones privilegiadas tienen características que comparten con las acciones ordinarias, por ejemplo, en que dan derecho al cobro de beneficios repartidos por la empresa, además dan el derecho de suscripción preferente y no tiene fecha de vencimiento. Peo también tiene sus diferencias, entre ellas cuando hay un reparto de beneficios por la empresa o en caso de quiebre, las acciones privilegiadas tienen prioridad sobre las ordinarias.

A su vez, se pueden clasificar según las características de las acciones: de valor, cíclicas y de crecimiento. A continuación te detallamos la particularidad de estos tipos:

Acciones de valor

Lucen baratas si se las compara con otras acciones por medio del análisis de los comparables como el Price Earning. Tengamos en cuenta que estos indicadores se calculan con datos que se obtienen de balances pasados, pero también podemos estimar a futuro, la evolución de dichos balances. Las acciones de valor poseen ganancias estables. Esto es importante porque nos permite asumir que cobraremos dividendos en el futuro y que nuestra inversión generara un flujo de fondos positivo. Otra de las características es que tienen bajos niveles de deuda. Este dato nos sirve para dos cosas, por un lado, la empresa no debe desembolsar grandes flujos de fondos en concepto de amortización e intereses de deuda, y por otro lado, si la empresa decidiera iniciar una etapa de expansión, podría tomar deuda para financiarse. Queda claro que los bancos se sienten cómodos prestando dinero a empresas que poseen ganancias estables. Las acciones de valor cuentan con un managerment experimentado. Parece un dato menor, pero las empresas que cambian su órgano de administración pueden incurrir en errores propios de la falta de experiencia. Si la empresa tiene estos recursos, es lógico suponer que todo va de la mano. Manejan una empresa que gana plata, eso genera baja deuda y solo nos falta determinar el momento de compra mediante el uso de los comparables.

Acciones de crecimiento

Estas acciones cuentan con características opuestas a las acciones de valor porque están en la primera etapa de crecimiento de las empresas, por lo que, tienen altos niveles de deuda, pagan bajas dividendos bajos y lucen caras si utilizamos comparables. Podemos decir, como reglas generales, que las acciones de valor se compran baratas para venderlas caras y a las acciones de crecimiento se compran caras para venderlas más caras. En momentos de incertidumbre, las acciones de valor son las ganadoras al largo plazo.

Acciones cíclicas

Se denomina acción cíclica a una acción especialmente sensible a los ciclos económicos. Es el caso de las sociedades que son especialmente sensibles a la evolución de la economía de las regiones en las que suministran sus productos. Las acciones cíclicas tienden a registrar fuertes movimientos al alza o a la baja en la cotización en función de la situación coyuntural. El sector del acero, por ejemplo, engloba acciones cíclicas.

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *