• Home
  • Blog
¿En que nos afecta el conflicto de EEUU – Irán como inversores?

¿En que nos afecta el conflicto de EEUU – Irán como inversores?

Estados Unidos mató a un muy importante militar Iraní de alto rango, el General Qassen Soleimani. Lo hizo a través de un ataque aéreo, cerca de la capital Iraquí; en donde además murieron otros nueve militares de rango inferior. 

El conflicto también se mantiene en Irak, ya que el hecho ocurrió en este país. Por lo que el parlamento iraquí ordenó al estado de Trump que retire inmediatamente sus tropas. Pero los EEUU se amparan en el acuerdo firmado por ambos.  Además amenaza al estado de Irak de ponerle sanciones por el pedido de que se retiren sus tropas. 

Lo que se pregunta el mundo es porque el jefe de Estado del país americano tomó esta decisión, sabiendo las consecuencias que puede aparejar.

La realidad es que Trump no es el mejor estratega en lo que concierne a cuestiones militares. Hay una teoría, que es la que mayor aval presenta, es que el presidente de los EEUU actúa por instinto, y en donde vio la oportunidad de exterminar al militar más importante de Irán, lo hizo. 

También se dice que se estaba buscando una nueva negociación a través de los mecanismos internacionales, y no se estaba logrando, por lo tanto vio esta oportunidad y no dudo en dar el sí.

Se le suma que Irán está pasando por una situación económica particular, en donde se ha devaluado su moneda durante el 2019 en varias ocasiones; esto ha llevado a que el país del oriente incremente su actividad militar aún más. 

Sin dejar de lado que el ataque que sufrió la embajada norteamericana en Bagdad, desde la Casa Blanca se cree que fue con intervención de Irán, y que estaba detrás el comandante Soleimani. Por lo tanto vieron la oportunidad y lo hicieron. 

Los EEUU demostraba de cierta forma una actitud de negociación pacífica -por decirlo de alguna forma- aunque no así Irán. Además que este militar de alto rango estaba en suelo de combate, y más temprano que tarde iba a caer. Sumando a esta situación que cargaba entre sus manos sangre de soldados de bandera norteamericana.

¿Cómo afecta a los mercados financieros?

La realidad es que esta decisión – haya sido acertada o no – provocó un fuerte impacto en los mercados financieros de medio oriente, dando saldos negativos a las bolsas más prestigiosas de la región y del mundo.

No obstante, en donde más repercutió es que se disparen tanto el petróleo, como los metales y las monedas de refugio. Se amaneció esta semana con altos impactos en los mercados financieros más importantes del mundo, acentuando la gran crisis global que está presente.

El oro ha tenido la mayor suba de los últimos siete años, por lo que aseguran los grandes inversores del mundo en que este metal es la mejor cobertura para surfear esta situación geopolítica mundial. Aún mejor que el petróleo. Aunque esto suele ocurrir con los lingotes dorados, ya que cuando existe incertidumbre mundial tanto política como financiera, crece la inversión en el oro, por el hecho de ser la mejor alternativa de inversión en situaciones de conflicto. 

Con el petróleo no sucedió lo mismo en estas últimas horas, ya que se vio una baja del barril, teniendo en cuenta que gran parte de la actividad de este recurso se engloba en esa región que hoy se ve afectada directamente por el ataque aéreo comandado desde Washington.

En relación a las monedas más importantes del mundo quienes fueron protagonistas de una apreciación fue el yen, el franco suizo con las subas más importantes en los últimos 3 a 4 meses. La falta de desconfianza en el dólar por el peligro de represalias por parte del medio oriente hacia EEUU, trajo que los inversores confiarán más en estas monedas de refugio y dejar un poco de lado al dólar. 

¿Es posible una Tercera Guerra Mundial?

Muchos aseguran que esto avecina a la Tercer Guerra Mundial; o por lo menos que el estado Iraní tome venganza, sabiendo que su jefe supremo Hassan Rouhani, prometió tomar represalias mediante un mensaje enviado por Twitter.

Pero la realidad es que si esta situación culmina en un conflicto tan grande que se lo llame la Tercer Guerra, no será como las experiencias de aquellas dos primeras. Sino que será una guerra de barreras en los mercados, y donde los impactos más grandes serán en los mercados financieros, y en las bolsas mundiales. En donde los combates se hagan a través de decisiones de cerrar mercados y en alianzas con otros, procurando el cierre de las puertas económicas a aquellos estados más débiles. 

Es por ello que desde el sur más lejano del mundo, debemos exigirles a nuestros representantes que tomen las decisiones correctas para que la situación financiera interna de nuestro país no se incremente con la situación global, ya que cada conflicto externo repercute directamente en todos los países del globo. 

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *