¿Es el Dogecoin una broma o un hecho?

¿Es el Dogecoin una broma o un hecho?

¿Es el Dogecoin una broma o un hecho? Nació como una broma, subió de precio y tiene varias desventajas. ¿Estamos ante una estrategia de distracción?

El Dogecoin es una criptomoneda nacida en 2013 como una broma por los desarrolladores Billy Markus y Jackson Palme. Estos la crearon con el objetivo de ironizar acerca de la fiebre que se vivía por las criptomonedas en aquel entonces.

Origen del Dogecoin

Billy Markus desarrolló sobre la blockchain de Litecoin una criptomoneda alternativa basada en uno de los memes más populares de Internet, Doge, el perro de raza japonesa Shiba Inu. Durante siete años, este cripto-meme con el cual se pueden realizar transacciones económicas entre usuarios había permanecido rezagado en las listas de activos digitales.

¿Quién iba a tomarse en serio una criptomoneda basada en un meme? ¿Es el Dogecoin una broma o un hecho?

La creciente popularidad del Dogecoin

En la mañana del 20 de diciembre del 2020, #Dogecoin aparecía en el Twitter del polémico empresario CEO de Tesla, Elon Musk. Esta jugada despertó el hambre de los inversores minoristas por la criptomoneda que toma su nombre del meme.

Esta moneda tuvo su gran impulso en febrero de este año, cuando el excéntrico Musk publicó que “Dogecoin es la cripto del pueblo”. En una encuesta de Twitter, Musk preguntó cuál será la futura divisa del mundo, y los usuarios eligieron en 71,3 % la Dogecoin.

Vale recordar que esta cripto acaparó la atención del mercado, no por su potencial, sino por ser una “broma multimillonaria”.

Crecimiento de Dogecoin en relación con el Bitcoin

En lo que lleva transcurrido del 2021, el Dogecoin evidenció un crecimiento exponencial en torno al 6.500%. De este modo, se ubicó en el selecto top 10 de las criptomonedas con mayor capitalización de mercado (USD 40 mil millones).

La caída del Bitcoin y su posterior repunte hace algunos días pudo haber ocurrido, según algunos analistas, por rumores de que el Tesoro de Estados Unidos podría tomar medidas contra el blanqueo de fondos hecho a través de criptomonedas, aunque no hubo confirmación oficial. 

También corría el rumor de que había un “exceso de apalancamiento”, es decir, que demasiados inversores se habían apalancado para comprar criptomonedas . También se dijo que hubo una interrupción masiva de la electricidad en una región de China, donde están la mayoría de los mineros de BTC.

El furor de Dogecoin, sin embargo, puede ser un efecto boomerang para la industria cripto. Así lo teme Charles Hoskinson, fundador de otra moneda digital de moda, Cardano. “Cuando la burbuja del Dogecoin estalle, será un catalizador para que reguladores y hacedores de leyes se involucren más con las criptomonedas y lastimen a la industria entera”, dijo.

Algo similar podría ocurrir si la moneda se desploma y varios inversores novatos quedan heridos. Como pocos tenedores tienen la mayoría de las DOGE y no es una comunidad sólida, pueden estar generando una suba para después vender todo, hacer cash-out y dejar a varias personas en cero.

Auge del Dogecoin

Con el respaldo de Musk, la comunidad Reddit (un sitio web de foros en Internet) y otros famosos, Dogecoin aumentó su valor de forma explosiva: llegó a 8.345%, convirtiéndose en la quinta criptomoneda de mayor capitalización (USD 40.000 millones) en solo dos meses.

Fuente: TradingView

A pesar de ello, hoy en día no existen fundamentos sólidos que justifiquen este crecimiento eufórico. Por el contrario, tres simples razones ya desmoronan cualquier perspectiva a largo plazo.

Desventajas del Dogecoin

Es importante mencionar que el Dogecoin tiene algunas grandes desventajas respecto de otras alternativas en el segmento cripto, como Bitcoin, Ethereum o Cardano:

 

  • Carece de un propósito definido. Hace dos meses, el propio Billy Markus, fundador de Dogecoin, envió un mensaje a la comunidad Reddit. En él, declaró que no comprende por qué la gente cree que un cripto-meme, desarrollado en tres horas sin un propósito definido, va camino al USD 1. De alcanzar este valor, su capitalización de mercado sería más grande que empresas que brindan servicios reales, como Boeing, Starbucks, American Express o IBM. Citando palabras de Billy, “¿Se merece Dogecoin algo así?
  • No posee gran tecnología. A diferencia de las principales criptomonedas que cuentan con un equipo de desarrolladores que trabaja continuamente para mejorar sus plataformas, DOGE es una simple copia de Bitcoin y no tiene un solo programador que la respalde.
  • Tiene una comunidad de especuladores. En una entrevista en ClubHouse, Elon Musk admitió que sus publicaciones en las redes sociales sobre Dogecoin están destinadas a ser bromas. También comentó que la verdadera inversión está en Bitcoin. De hecho, Tesla ya ha invertido USD 1.500 millones en esta moneda digital. Dogecoin se ha convertido en un refugio para los nuevos participantes del mercado de las criptomonedas. Con el apoyo de Elon Musk y otras celebridades, se podría revalorizar aún más en el corto plazo. Es prudente recalcar que no hay grandes fundamentos a la hora de adquirir esta criptomoneda.
  • No cuenta con un límite preestablecido en la cantidad de minado. Esto la deja expuesta a potenciales excesos de oferta que hagan bajar su precio debido a la falta de argumentos originados en su expansión indefinida en materia de moneda circulante.

En mercados tan poco desarrollados en análisis histórico como lo es el de las criptodivisas, es muy complejo hablar de “burbujas”, ya que dicha percepción aparece y desaparece virulentamente al compás de la volatilidad en los precios observados. Así es que la falta observada de valor real fundamentado tanto en aspectos cualitativos como cuantitativos invita a tomar una posición conservadora frente a esta criptomoneda tan particular.

¿Es el Dogecoin una broma o un hecho?

Frente a tantas desventajas y comentarios cruzados, es interesante reflexionar sobre quién podría beneficiarse de una broma que se convierte en tendencia.

En sentido contrario, también cabría preguntarse por qué empresarios de la talla de Musk bromean con este tipo de cosas. Ellos son conscientes de que sus seguidores creen fielmente en todo lo que dicen. ¿Podrían estarnos haciendo creer que Dogecoin no vale nada cuando en realidad no es así? ¿O es esta simplemente una estrategia para confundir al inversor?

Detrás de toda elucubración, hay un factor innegable: de alguna extraña manera, Musk encendió lo que se podría considerar un deseo popular. 

Al respecto, Bloomberg observa que: “Mientras algunos se ríen de los tweets de Musk, la broma, en última instancia, se podría hacer extensiva a todas las criptomonedas”.

Queda a criterio de cada lector sacar sus conclusiones con respecto al Dogecoin. No obstante, siempre es aconsejable informarse bien antes de tomar una decisión que involucre capital.

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *