Estados Unidos y la economía argentina

Estados Unidos y la economía argentina

Estados Unidos y la economía argentina parecen no llevarse del todo bien. El informe anual del Departamento de Estado de los Estados Unidos realizó una dura advertencia sobre el clima de negocios en Argentina.

Dicho informe señala que “la incertidumbre económica, las políticas intervencionistas, la alta inflación y el estancamiento” condicionan la llegada de inversiones al país. Las críticas de Estados Unidos hacia la política económica intervencionista y regulaciones impredecibles distan de ser una sorpresa.

Declaraciones sobre el clima para las inversiones

El reporte Declaraciones sobre el clima para las inversiones se trata de un análisis anual de más 170 países que son mercados potenciales o destinos de inversiones para empresas estadounidenses. El trabajo, que se realiza todos los años, incluye una descripción de las barreras que pueden llegar a encontrar las empresas que buscan invertir en determinado país. Del mismo modo, detalla las principales medidas y prioridades de la política económica de los Gobiernos y ofrece un pantallazo de las leyes y reglas que marcan el pulso de la economía local.

El capítulo argentino señala que “Los controles de capital, las restricciones comerciales y los controles de precios aumentan la distorsión económica

Problemas con las relaciones bilaterales

Entre los párrafos más contundentes, el informe señala que “el Gobierno actual no tiene una mesa redonda de negocios formal u otro diálogo establecido con inversionistas internacionales”. 

El reporte refleja la preocupación de la Casa Blanca por las condiciones para las relaciones bilaterales de comercio. “La pandemia de COVID-19 profundizó la recesión económica plurianual de Argentina. Esto llevó al Gobierno a intensificar los controles de precios, capital y comercio exterior. En este sentido, se retrocedió en algunas de las políticas impulsadas por la administración anterior”, señala. Esta constituye una abierta comparación con la gestión del Gobierno anterior.

Condiciones adversas para las empresas

La publicación destaca que —al igual que las nacionales— las empresas estadounidenses se ven en problemas por una carga fiscal alta e impredecible, así como por leyes laborales rígidas. Todo ello lleva a que la respuesta a las condiciones macroeconómicas cambiantes en el país sea más complicada.

Dichas condiciones son las que el reporte enfatiza como los principales obstáculos para una mayor inversión en Argentina.

En 2020, el Departamento de Estado había dado cuenta de un cambio de clima en Argentina. Este hecho sucedió luego del triunfo del Frente de Todos en la elección presidencial del año anterior. De este modo indicó que “las reacciones del mercado a las elecciones presidenciales argentinas de 2019 profundizaron la crisis económica del país. Así que se estancaron los esfuerzos de reforma. Esto, a su vez, provocó un retroceso de algunas políticas de crecimiento impulsadas por el mercado y la imposición de controles de capital y exportaciones”.

Cabe destacar que, según los datos del informe, actualmente hay en Argentina más de 300 empresas estadounidenses en operación en el país. Estados Unidos, además, es el principal inversor extranjero en Argentina, con más de USD 10.700 millones de inversión extranjera directa a partir de 2019.

Cinco críticas de peso al Gobierno argentino

El informe de deja plasmadas varias advertencias que marcan analistas en Wall Street y Washington, así como también economistas de Argentina. A continuación, citamos algunas.

Noveno default y emisión de dinero desmedida

“El noveno default soberano y la insolvencia autodeclarada han limitado el acceso de Argentina al crédito internacional. Esto ha obligado a financiar medidas de estímulo relacionadas con la pandemia a través de la emisión de dinero. Este hecho, a su vez, puede obstaculizar sus esfuerzos por contener la inflación y mantener un tipo de cambio estable a corto plazo”. Asimismo, señalan que el dólar blue ha ampliado la brecha con el dólar oficial y se acerca al pico que marcó a fines del año anterior.

Sin reforma laboral

“El Gobierno no tiene la intención de perseguir una reforma laboral amplia. Prefiere, en cambio, permitir que las empresas y los trabajadores negocien cualquier ajuste a las condiciones laborales a través del proceso de negociación colectiva”. Todo esto en un intento de reapertura de las negociaciones por las paritarias.

Carga fiscal y leyes laborales

“Tanto las empresas nacionales como las extranjeras señalan con frecuencia una carga fiscal alta e impredecible y leyes laborales rígidas. Las mismas dificultan la respuesta a las condiciones macroeconómicas cambiantes, como obstáculos para una mayor inversión en Argentina”, detalla el trabajo. Con esto, se hace eco de reclamos añejos de empresas extranjeras y locales sobre el manejo de la política económica.

Controles e impuestos

“El Gobierno aumentó los impuestos sobre el comercio exterior y endureció aún más los controles de capital. También inició o renovó programas de control de precios, creando más distorsiones del mercado que pueden disuadir la inversión”, advirtió. Este párrafo es una clara referencia a Precios Máximos y Súper Cerca, entre otros programas.

Importaciones

En cuanto a las importaciones, el reporte señala que “los controles de importación más estrictos han afectado los planes comerciales de las empresas privadas. Estas empresas necesitan insumos importados para la producción. El sector privado observó una mayor discrecionalidad por parte de las autoridades comerciales responsables de aprobar las licencias de importación”.

Costos laborales

También hubo tiempo para mencionar que “Argentina tiene impuestos relativamente altos a la seguridad social, la salud y otros impuestos laborales”. Sin embargo, los altos costos laborales se encuentran entre los desafíos operativos más citados por los inversionistas extranjeros.

“Las leyes laborales protegen comparativamente a los trabajadores en Argentina. Es así que los inversores citan los litigios laborales como un factor importante que aumenta dichos costos“, prosigue el informe.

La peor crisis global en un siglo

Este año el trabajo ofrece otros datos sobre el brutal golpe de la peor crisis de salud global en un siglo. El informe menciona, por ejemplo, que 90.700 locales y 41.2000 negocios debieron bajar la persiana el año pasado, según la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), provocando la pérdida de 185.300 empleos.

Es que Estados Unidos y la economía argentina tienen varios puntos por discutir.

¿Cuáles son los aspectos positivos?

Con todo, el reporte del Departamento de Estado de Estados Unidos señala que Argentina presenta oportunidades de inversión y comercio, particularmente en agricultura, energía, salud, infraestructura, tecnología de la información y minería”.

Sin embargo, la incertidumbre económica, las políticas intervencionistas, la alta inflación y el estancamiento económico persistente “han impedido que el país maximice su potencial”, considera el Gobierno de Estados Unidos.

También destaca que el país tiene un sector bancario relativamente sólido. Este se basa en ingresos diversificados, costos operativos bien contenidos y un alto nivel de liquidez”. Asimismo, celebra que “ha resistido frente a una contracción económica de varios años”.

Además, señala que los trabajadores argentinos están entre “los más educados y capacitados de América latina. Los inversores extranjeros suelen citar a la mano de obra calificada de Argentina como un factor clave en su decisión de invertir”.

Prioridades: deuda, inflación y pandemia

El informe señala que las prioridades de política económica del Gobierno para este año sonresolver la deuda con el Fondo, controlar la inflación, y responder a la pandemia del coronavirus, brindando ayuda financiera a los sectores más vulnerables de la sociedad”.

Vemos entonces que Estados Unidos y la economía argentina tienen diferencias que, en definitiva, no son más ni menos que las que los habitantes argentinos vivimos día a día.

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *