Ethereum, la otra gran criptomoneda

Ethereum, la otra gran criptomoneda

Ethereum, la otra gran criptomoneda, se está disparando a precios históricos. Alcanzó el lunes un nuevo máximo histórico por encima de los USD 3.000

En términos generales, las criptomonedas arrancaron mayo con un nuevo impulso, aunque fieles a su volatilidad, muestran rendimientos dispares. Debemos tener en cuenta que, si bien pueden subir mucho, conllevan grandes riesgos.

Ethereum, en particular, tuvo un destacado desempeño que otra vez la llevó a superar las ganancias de su moneda rival, el Bitcoin, en lo que va de año. El token subió un 7,6% para cotizar en torno a los USD 3.151,40. Este nuevo avance elevó sus ganancias en lo que va de año a más del 300%, superando con creces la suba del 95% que anota Bitcoin en lo que va de 2021.

La popularidad de la moneda digital se basa en su posición como la blockchain de elección para muchos productos y servicios que utilizan aplicaciones DeFi (el acrónimo para finanzas descentralizadas). Las transacciones en la blockchain de Ethereum alcanzaron un récord de 41,7 millones en abril.

DeFi se refiere a una clase de nuevas aplicaciones que intentan sustituir los productos financieros tradicionales —como los préstamos y el endeudamiento, el comercio, el ahorro, los derivados y las opciones— mediante el uso de tecnología descentralizada. De ese modo, no habría que depender de una empresa o un banco que certificara las transacciones. Suelen construirse sobre la cadena de bloques Ethereum.

Qué pasa con Bitcoin

El Bitcoin, la principal criptomoneda del mercado, había logrado recuperarse y llegar hasta los USD 58.000. De este modo, borró las pérdidas de abril. Sin embargo, en las últimas horas volvió a precipitarse hasta los USD 55.700.

Las criptomonedas comenzaron a caer precipitadamente antes el plan del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, de subir los impuestos a las ganancias de capital, por miedo a que este suceso frenara las inversiones en activos digitales.

Aunque más tarde recuperaron algo de terreno, Bitcoin ha restado más de un 19% desde el récord de casi USD 65.000 que tocó el 14 de abril. Pese a todo, la criptomoneda ha ganado más de un 80% en lo que va de año, impulsada por su creciente adopción por parte de destacados inversores y compañías como Tesla.

Breve historia de las criptomonedas

Como su nombre lo indica (cryptocurrencies en inglés), las criptomonedas tienden a tener las mismas características que el dinero (currency en inglés). Es decir, son fungibles, divisibles, portátiles y tienen un suministro limitado. Por lo tanto, normalmente, las criptomonedas están destinadas a ser utilizadas como el efectivo físico: para pagar por bienes y servicios (aunque la adopción minorista todavía es lenta) o como reserva de valor y ahorro.

Sin embargo, hay excepciones. Si bien Ether tiene todos los atributos de una moneda, tiene otros usos más allá de su función de “dinero”. Esta se usa dentro de la blockchain (cadena de bloques) de Ethereum para facilitar las transacciones. Esto hace que Ethereum sea la otra gran criptomoneda.

Dentro del mundo cripto, también encontramos a las altcoins“, llamadas de esa manera porque son una alternativa al Bitcoin, la principal criptomoneda. Muchas altcoins son una bifurcación de Bitcoin y se desarrollaron utilizando el protocolo de código abierto de Bitcoin. Algunos ejemplos son  Litecoin (LTC) y Dogecoin (DOGE), pero las mencionadas ETH (Ether) y XMR (Monero) también se conocen como altcoins, a pesar de estar construidas en blockchains completamente nuevas.

A diferencia del dinero ordinario, las monedas virtuales no son emitidas por un Banco Central u otra autoridad reguladora bancaria. Esto explica la volatilidad a la que son propensas.

Las criptomonedas, tal como las conocemos, han existido durante solo 10 años. La mayoría de agencias gubernamentales comenzaron a prestarles atención hace solo cuatro o cinco años, cuando la popularidad de Bitcoin comenzó a aumentar junto con su valor. 

Similitudes y Diferencias entre Bitcoin y Ethereum

Ether, la moneda utilizada para completar las transacciones en la red Ethereum, y Bitcoin tienen muchas similitudes fundamentales. Ambas son criptomonedas que tienen sus raíces en la tecnología blockchain o cadena de bloques. Esto significa que computadoras independientes de todo el mundo participan voluntariamente para gestionar una lista de transacciones. De esta manera, permiten comprobar y confirmar el historial de cada moneda.

Ambas son monedas virtuales que se utilizan activamente para servicios, contratos y como depósito de valor. Su popularidad ha atraído la atención tanto de publicaciones de noticias como de negociantes que esperan entender mejor cómo la tecnología de cadenas de bloques puede cambiar el panorama monetario con el tiempo. Aquí es donde la mayoría de las similitudes terminan.

Su naturaleza descentralizada es un gran cambio con respecto a las monedas tradicionales, pero no son aceptadas en todas partes. Mientras que Bitcoin se acepta más ampliamente y se considera una moneda digital internacional, Ether solo se acepta para las transacciones de aplicaciones digitales (Dapps) que se ejecutan en la red Ethereum.

Diferencias clave entre Ether y Bitcoin

Tanto Ether como Bitcoin son criptomonedas que se basan en la tecnología de cadena de bloques. Más allá de ello, estas monedas son bastante diferentes y tienen diferentes usos.

Bitcoin

Bitcoin es en lo que la mayoría de la gente piensa cuando escuchan las palabras ‘cadena de bloques’ (blockchain) o ‘criptomoneda’. Fue el primer caso de uso de la tecnología de cadena de bloques. Rediseñó lo que podría ser una moneda si no estuviera atada a un banco central o país específico.

Su tecnología también dificulta el robo o la manipulación, ya que todas las máquinas de la red descentralizada deben estar de acuerdo sobre los términos de cualquier transacción. Esto significa principalmente confirmar que el beneficiario es el propietario legítimo de la moneda.

La moneda se puede negociar en el mercado abierto o un individuo puede prestar potencia de cálculo a la red (minería) y recibir el pago en Bitcoin por el uso de su máquina (cosechar o harvest).

La cantidad máxima de Bitcoins que se pueden producir es de 21 millones. Esto, a su vez, introduce escasez en el mercado. Por eso decimos que el Bitcoin es finito. Para evitar que se agote la disponibilidad de Bitcoins, se incorporan al protocolo eventos de reducción a la mitad (halving) para pagar menos Bitcoins a los mineros después de alcanzar un hito establecido en la cosecha.

Los traders suelen estar atentos a estos acontecimientos ya que algunos crean volatilidad en el mercado mientras que otros no son significativos.

Ether 

Poco después del lanzamiento de Bitcoin, Ethereum observó la forma en que se estaba usando la tecnología de cadena de bloques. Es así que imaginó cómo se podría utilizar más allá de tan solo como moneda.

Ethereum, la otra gran criptomoneda, comenzó con los Contratos Inteligentes y las Aplicaciones Descentralizadas (Dapps). Pronto se dio cuenta de que necesitaban una moneda única para su plataforma en la que se pudiera confiar de acuerdo con sus protocolos. Esto hizo que la Fundación Ethereum (un organismo que supervisa la actividad de Ethereum, pero que no puede cambiar los protocolos de forma independiente) creara Ether.

El proceso de minería de Ether es igual al de Bitcoin pero, a diferencia del segundo, los mineros de Ethereum pueden cobrar una tarifa por confirmar una transacción. Además, no hay límite para la cantidad de Ether que se puede emitir. Esto elimina la escasez percibida que puede ser un factor que influye en la valoración más alta de Bitcoin.

Ether es la moneda reconocida que puede utilizarse en toda la red de Ethereum, pero no es ampliamente aceptada en otros lugares. En el mismo sentido, Bitcoin no puede usarse como moneda reconocida en la plataforma Ethereum.

Cuadro de Referencia de Bitcoin y Ethereum

CaracterísticasBitcoinEthereum
CreadorSatoshi NakamotoVitalik Buterin
FinanciaciónSin financiaciónICO en 2014, 18 millones de $ recaudados
Nivel de descentralizaciónAltoMedio (Muchas decisiones dependen de un pequeño grupo de personas)
Precio MonedaAlto, su precio se consolida por una política deflacionaria, aceptación y confianza.Medio, su precio fluctúa debido a la emisión inflacionaria y la presión al alza del Bitcoin.
Emisión total de monedasLimitada (aprox. 21 millones de monedas)Ilimitada (La emisión total no está limitada, la emisión anual de momento se mantiene en 18 millones, ETH 2.0 la llevará a 2 millones anuales)
MineríaAlgoritmo de Prueba de Trabajo (PoW) con SHA-256Actualmente, algoritmo PoW con Ethash (Keccak), con ETH 2.0 el algoritmo cambiará a Proof of Stake (PoS).
EscalabilidadActualmente 6-8 transacciones por segundo. Con LN y otros canales de pago las transacciones son casi instantáneas.Entre 16-20 transacciones por segundo. Con el cambio a ETH 2.0 se podrá llegar teóricamente hasta las 100.000 transacciones por segundo.
Smart Contracts

(contratos inteligentes)

Limitado. De momento no hay soporte Turing Completo.Avanzado. Soporte para Turing Completo y un lenguaje de programación flexible para facilitar la codificación.

Fuente: academy.bit2me.com

Predicciones

Parece haber un creciente interés institucional en la blockchain pública de Ethereum. Por ejemplo, la semana pasada el Banco Europeo de Inversiones anunció que lanzará una venta de bonos digitales en Ethereum. Por su parte, JPMorgan publicó un informe que examina el rendimiento histórico del Ether.

JPMorgan predijo la semana pasada que el rendimiento superior del Ether frente al Bitcoin podría continuar: El Bitcoin es más una criptomoneda que una moneda, mientras que el Ether funciona más como un medio de intercambio”, dijo el banco. En otras palabras, declaró a Ethereum la otra gran criptomoneda.

Asimismo, el inversor multimillonario Mark Cuban también dijo anteriormente que cree que el uso del Ether provocará el desarrollo de aplicaciones que “van a achicar” al Bitcoin.

¿Guerra de criptomonedas?

El ascenso del Ether sugiere que hay espacio para más de un ganador entre los tokens digitales a medida que el sector evoluciona. El Bitcoin representa ahora alrededor del 46% del valor total del mercado de las criptomonedas, frente al 70% de principios de año, y el Ether representa el 15%, según datos de CoinGecko.

Si bien Bitcoin sigue siendo la mayor criptomoneda, el impulso de otros tokens está despertando un creciente interés. Sus defensores argumentan que los inversores se están sintiendo más cómodos con una variedad de tokens, mientras que los críticos sostienen que el sector puede estar en las garras de una manía alimentada por el estímulo.

Siempre conviene recordar que, antes de comprar cualquier tipo de criptomoneda, se deben sopesar sus ventajas y desventajas. Por otra parte, nunca es aconsejable invertir todo el capital en un solo activo. La diversificación es la clave del éxito.

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *