Finanzas personales básicas

Finanzas personales básicas

El buen manejo de las finanzas personales es algo que puede cambiar por completo nuestro estilo de vida, y sin embargo muchos no le dan mayor importancia. Aprendé a manejar tus finanzas personales básicas

El manejo correcto de las finanzas personales puede hacerte pasar de vivir al día económicamente hablando, a tener capacidad de ahorrar y crear estabilidad. Es por esto que tenés que tomar las riendas de tu economía.

Para esto te traemos una serie de consejos que te ayudarán a manejar de la mejor manera tu dinero, de modo que reduzcas al mínimo los gastos innecesarios y sepas exactamente en qué usás tu capital.

1.   Armá tu presupuesto

Es de vital importancia saber cuánto dinero gastás mes a mes. Es necesario que tengas un presupuesto claro, en el que especifiques cuánto dinero ingresa mensualmente, y cuánto dinero gastás. 

De esta forma podés saber si estás haciendo un sobregasto, y en qué cosas podés hacer un recorte para poder llegar más cómodo a final de mes, e incluso tener algo de capital para ahorrar o invertir.

Es importante dejar un porcentaje destinado a gastos extraordinarios, ya que es normal que aparezcan gastos por fuera de tu planificación.

2.   Hacé tu planificación

En relación con el punto anterior, podés plantearte metas. Una de las claves para llegar a tener una estabilidad financiera es pensar a futuro, y poniéndote objetivos tendrás un incentivo para hacer un recorte de gastos o tener una estructura de ingresos y egresos mucho más organizada.

3.   Tené en claro cuáles son tus posibilidades

Un error sumamente común es gastar más de lo que está dentro de nuestras posibilidades. Cada gasto que tenga un costo ligeramente superior a lo acorde con tu presupuesto será un problema para tus finanzas personales, por lo que debés tener en  claro cuánto podés gastar en cada cosa.

Desde la vivienda que alquilás, a los lugares a los que vas a comer o la compra del teléfono celular del año, son gastos que pueden estar por fuera de tus posibilidades. Sé paciente, que con tiempo y buenas finanzas podrás darte los lujos que quieras, pero en determinados momentos estos gastos solo te perjudican.

4.   Ahorrá

El ahorro es la base para tener finanzas con un mínimo de solidez. Es por esto que tenés que contemplar un porcentaje de tus ingresos al ahorro en tu planificación. Tratá de no sobrepasarte de tu presupuesto, y si te llega a sobrar dinero, no lo malgastes, ahorralo.

5.   Evitá a toda costa las deudas

Las deudas son todo lo contrario al ahorro. En ocasiones compramos innecesariamente cosas a crédito o pedimos préstamos que nos comprometen económicamente durante una cantidad de tiempo. Si bien los planes de pago a crédito pueden llegar a ser muy atractivos, es necesario para tus finanzas personales que no comprometas lo que no tenés.

6.   Invertí

Una vez que tengas un mínimo de estabilidad económica, es momento de que pongas a producir tu dinero, y no solo ahorres para gastar. Buscá asesoría para invertir correctamente tu dinero, para así aumentar tus ingresos y tener un mejor estilo de vida. 

Si seguís estos sencillos pasos de finanzas personales básicas, observarás cómo progresivamente tu situación financiera mejorará.

 

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *