Formas de diversificar: una estrategia inteligente para minimizar riesgos

Formas de diversificar: una estrategia inteligente para minimizar riesgos

Existen diferentes maneras de minimizar los riesgos al invertir, y cada una se adapta a los diferentes tipos de inversores que existen en el mercado. Descubrí algunas de las diferentes formas de diversificar que existen para que adoptar una estrategia inteligente

¿Qué es diversificar?

Diversificar es tener varias opciones a la hora de invertir en activos. Dicho de otra manera, es no poner todos los huevos en una sola canasta, sino repartirlos entre varias canastas más pequeñas.

Si diversificamos las inversiones podemos reducir el riesgo, ya que no estaríamos ligados únicamente a los vaivenes de un solo activo.

Partiendo de esto, existen diferentes formas de diversificar, las cuales iremos mencionando a continuación.

Diversificación temporal

Consiste en la adquisición de acciones de forma periódica en volúmenes pequeños, en vez de realizar una sola gran operación y con un alto volumen de adquisición de acciones.

Usando esta estrategia podemos evitar entrar al mercado en un instante no adecuado. Así esquivaríamos el riesgo de perder todo el capital invertido.

Empleando esta forma de diversificar podemos promediar los precios de compra. Esto se debe a que compraremos a un precio bajo y otras veces a un precio más elevado, y de esa forma, trabajar al momento de vender con una cotización más razonable.

Diversificación por empresas

Consiste en adquirir acciones de varias empresas distintas. Al tener una cartera diversificada en varias empresas, evitamos atarnos a los vaivenes de una sola. Al usar esta forma de diversificar, podemos obtener rentabilidad de empresas en auge, en espera de que las demás hagan lo mismo más adelante.

Diversificación por sectores

Esta forma de diversificar consiste en adquirir acciones de empresas de diferentes sectores económicos.

Es una de las formas más recomendadas, puesto que se minimiza el riesgo en función de los diferentes ciclos de los sectores económicos. Es importante recordar que estos no suelen ser iguales en todos los casos.

Por ejemplo, en épocas de recesión económica, las empresas de los sectores construcción y tecnología suelen ser las más perjudicadas por la crisis. Contrariamente, en esa etapa las de los sectores alimentación y energía no suelen verse afectadas.

Por lo tanto, partiendo de este caso, se puede invertir en los cuatro sectores, y al momento de la recesión, obtener beneficios de las empresas que siguen creciendo en esa fase.

Diversificación geográfica

Es claro que no todos los países son iguales, de la misma forma que son sus economías. A pesar de la globalización financiera y económica, hay países con mejores condiciones a la hora de invertir en determinados momentos que otros.

En esta forma de diversificar, la clave es que a la hora de invertir evalúes que tu cartera no esté atada únicamente a los vaivenes económicos, políticos y financieros de un solo país.

A veces, medidas puntuales en un país (por ejemplo, expropiaciones, nacionalizaciones o medidas de control y regularización) pueden generar un retroceso en la economía y en la rentabilidad de las acciones de una empresa de ese país. Sin embargo, al mismo tiempo, tal medida puede beneficiar a empresas competidoras, cuyos capitales son de otra Nación.

Por lo tanto, lo ideal es que consideres siempre invertir en empresas de diferentes países, sean desarrollados o emergentes.

Diversificación por divisas

En esta forma de diversificar no solo debemos considerar a las empresas que vayamos a tener en cuenta a la hora de invertir. También debemos considerar en qué monedas suelen operar tales empresas.

Por ejemplo, si el dólar de EE.UU. se aprecia, las principales afectadas en una primera instancia son las empresas de ese país. Mientras, las empresas europeas pueden verse beneficiadas de esa apreciación del dólar, porque implicaría una devaluación del euro (y haría competitivas sus exportaciones).

Partiendo de esto, lo ideal es que a la hora de diversificar tomemos en cuenta este factor.

 

En síntesis, las diferentes formas de diversificar nos permitirán garantizar que nuestra inversión estará más protegida frente a los habituales vaivenes del mercado.

 

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *