• Home
  • Blog
Ingresos pasivos: ¿Qué es el “dinero de sofá”?

Ingresos pasivos: ¿Qué es el “dinero de sofá”?

Es habitual escuchar que tener múltiples fuentes de ingreso aumenta nuestra seguridad financiera frente a problemas económicos personales o contingencias de origen estatal. Pero hay algo aún mejor que eso: obtener ingresos pasivos.

Si, además, esas múltiples fuentes pueden suceder de manera no complementaria e interrelacionada entre sí, cuando flaquea una de ellas siempre nos queda holgura para nivelar nuestra situación y no desesperar.

En ese aspecto se denomina dinero pasivo (el mejor de todos ellos) a los ingresos que percibimos periódicamente sin tener que emplear mucho tiempo y esfuerzo en conseguirlos.

Algunos ejemplos de ingresos pasivos son las rentas de alquiler, regalías, derechos de autor y ventas automatizadas.

¿Cómo generar ingresos pasivos?

Recientemente se empezaron a popularizar las modalidades de adquisición de ingresos desde la comodidad del hogar. En Más Inversiones lo llamamos “dinero de sofá” porque, aunque no sucedan siempre desde nuestro asiento preferido del hogar, sí lo hacen EN el hogar.

Eso tiene múltiples ventajas:

  • evitar viajes, atascos y gastos de desplazamiento
  • ejecutar tareas múltiples libres y simultáneas al ingreso pasivo

Para algunas personas, con o sin esa simultaneidad de tareas, el dinero de sofá es en realidad el arte de ganar dinero cómodamente, no solo en lo físico, sino en lo temporal.

Ganar un buen sueldo en 3 horas de trabajo desde casa, aunque no sea desde el sofá, es en realidad la prerrogativa. En dicho caso, una buena corrección del concepto sería “dinero cómodo” o “dinero rápido”, pero no ingreso pasivo.

El trading y el dinero de sofá

En finanzas, el trading califica como dinero de sofá, aunque se practique en un escritorio.

Es fácil notar por qué el dinero cómodo es preferible. Luego de atravesar por un período de contemplatividad, las personas que tardan menos en ganar sus ingresos y lo hacen cómodamente empiezan a llenar ese tiempo y ajetreo sobrante con sus verdaderos deseos, o los de sus seres queridos.

El dinero de sofá siempre tiene una relación proporcionalmente directa con la disposición de tiempo y la posibilidad de materializar los sueños.

El arte de la inversión es  el mejor de todos los ejemplos de dinero de sofá: motiva a las personas a ser mejor cada día en todas las áreas posibles, y es la fuente de ingresos pasivos más redituable que existe.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *