En riesgo jubilaciones en Argentina

En riesgo jubilaciones en Argentina

Una jubilación mínima en Argentina es de 18.128,85 pesos. Ese es el número al que se llegó después del último aumento que se dio en agosto del 7,5%, anunciado por la Administración Nacional de Seguridad Social (ANSES) del 7,5%.  Luego de aumentar, podemos decir que en la actualidad, se encuentran en riesgo las jubilaciones en Argentina

Aumento de las jubilaciones por encima de la inflación

Según la propia ANSES, “con este incremento, alrededor del 85% de los jubilados y pensionados tendrán aumento en sus haberes por encima de la inflación”. Pero lo cierto es que cuando se hace un análisis más minucioso de los propios reportes del INDEC, los jubilados después de haber trabajado toda su vida, ven su jubilación entre la línea de la pobreza y la indigencia.

En Argentina hay cerca de 8 millones de jubilados, de los cuales más del 50% está cobrando actualmente la jubilación mínima. Con una clase trabajadora jóven que cada vez busca alejarse de la jubilación tradicional y la abultada carga impositiva que hay desde el Estado, es una cuestión de tiempo para que el sistema previsional se torne básicamente insostenible.

Jubilaciones al borde de la pobreza e indigencia

Dentro de unos días, debe estar definido el cuarto aumento a las jubilaciones y pensiones para los meses de diciembre a febrero del 2021, en los que se especula un aumento de entre el 6% y el 7%. Asumiendo el escenario más optimista para los jubilados, en el que se les aumente el porcentaje más alto de los analizados, la mínima pasaría de $18.128,85 a $19.397,87.

Ese aumento, por más que pueda llegar a superar a la inflación (un tema que aún está por verse), sigue dejando a esos más de 4 millones de jubilados que hoy están cobrando la mínima en una situación que bordea entre la pobreza y la indigencia. Mientras tanto, la emisión monetaria para otros subsidios o gastos del Estado, sigue manteniéndose inalterable.

La necesidad e una agenda superadora

Será una de las cuestiones a tener en cuenta tanto por el oficialismo como por la oposición el hecho de que no puede seguir omitiéndose la discusión del sistema previsional, al margen de que el cambio de diciembre no vaya a variar mucho más de lo que planteamos. Las elecciones del 2021 deberán incluir en agenda una propuesta superadora que pueda paliar los efectos económicos del destrato hacia jubilados y pensionados de nuestro país.

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *