La crisis de los errores no forzados.

La crisis de los errores no forzados.

La crisis de los errores no forzados.

La situación en nuestro país ha empeorado por donde se lo mire. El Gobierno no reacciona bajo ningún punto de vista, a mi gusto carecen de autocrítica. Una muy baja capacidad de autocrítica. En una crisis se debe admitir la existencia de tal, negar una crisis es sinónimo de empeorar la situación.

Con un dólar que subió un 100% en los últimos días y una economía en caída libre la situación es de emergencia pura. El FMI nunca nos solucionó nada, al contrario la mayoría de nosotros creemos que el FMI nos empeorará las cosas.

¿Nosotros donde quedamos?

La tasa de interés para las tarjetas supera el 120% para refinanciar consumos. Sinceramente es una verdadera locura y al que castigan es al trabajador. A los empresarios los favorecen con un tipo de cambio más competitivo y perdonando deudas fiscales. Siento que es una fiesta del Gobierno con empresarios.

Nosotros de este lado, vemos como nos empeora el financiamiento con tarjetas de crédito. Como nos prohiben incluso ahorrar, porque llegar a los 100 dólares es cada vez más difícil. Buscamos la manera de llegar a una mejor condición financiera pero el Gobierno con sus políticas nos aleja cada vez más de ser financieramente libres.

¿Qué debemos hacer?

Bajar los gastos propios y financiar nuestras deudas aunque nos duela. El costo de financiamiento esta en niveles muy elevados por la crisis, pero si no llegamos a pagar debemos tomar la segunda opción menos mala que es refinanciar.

Debemos ahorrar una pequeña parte de nuestros ingresos aunque aún nos sigan quedando deudas. No paguemos todo, porque el ahorro si se convierte en inversión puede generar más ingresos y permitir que esas deudas puedan ir cayendo de manera más rápida.

¿La propia crisis la genero el Gobierno?

Ya habiendo hablado de lo personal, creo que debemos retomar el contexto. Entender que el Gobierno que tenemos se esta equivocando y no están teniendo errores no forzados, como ellos dicen. Ese tipo de errores surgen cuando no se sabe lo que hay por delante. El error está, ¿pero que significa que sea “no forzado”?

Significa que me hago cargo de una parte que creo que me corresponde pero que la otra parte le corresponde a otro. Te hablan de tenis en un momento así, para mi es seguir tomando más el pelo. El error no forzado en el tenis ocurre cuando el tenista que tenes enfrente tiro tan fuerte que te hizo devolver la pelota afuera de la cancha.

El tema es que el gobierno esta jugando con los jugadores equivocados y contra el rival equivocado. Con la raqueta equivocada y sin luces.

¿Cómo sigue esta analogía del tenis en el gobierno?

La raqueta es la tasa de interés, usa la tasa de interés para que la gente no consuma, gaste lo mínimo e indispensable pero el tema es que verdaderamente si pasa eso, el dinero que le queda a la gente lo va a usar para comprar dólares. Debe cambiar la raqueta, el instrumento para aminorar la crisis.

Jugadores equivocados: Hay más de uno que ya cumplió su ciclo en el Gobierno. Pero el coach Macri los sigue manteniendo. ¿Por qué? No lo sé.

Es cierto que la herencia recibida fue terrible, pero esto ocurrió hace 3 años. Señores háganse cargo. Puede haber errores no forzados pero también tuvieron muchas doble faltas y errores de principiantes.

El rival del gobierno, no es Cristina, no es la gente. El rival del Gobierno es el mismo Gobierno, la falta de autocrítica, la victimización permanente. Mientras que el lobby de empresarios y medios de comunicación que lo hacen vivir como un niño caprichoso que le dan todo para que pueda crecer. ¿Realmente podrá crecer?

Las luces

Las luces es el baño de realidad que no tienen los políticos en Argentina, lo ví en el debate del aborto, lo ví en la primera sesión por los allanamientos a Cristina y lo ví en la protesta por la falta de presupuesto para la educación pública. Lo vivimos con los Kirchner, lo vivimos con Menem, con De La Rúa, con todos.

La clase dirigencial en Argentina no juega con la realidad de la calle, juega con la realidad de datos. Es obligatorio basarse en datos, pero también se debe conocer la calle. Sin ella, el político juega a mejorar el país desde un escritorio con muy pocas chances de ser creíble.

¿Cambiamos?

Después de leer este artículo creo que te has dado cuenta que realmente cambiamos pero retrocedimos. Se volvió a buscar al FMI, se volvió a devaluar, se volvió a meter la mano en el bolsillo del trabajador.

Ni kirchneristas ni Macristas, debemos ser realistas. Acá la politica no nos da de comer, si nos da de comer la objetividad a la hora de tomar desiciones en materia financiera.

Por esa razón creo que en esta crisis debes tomar riendas sin vacilar.

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *