La economía “atada con alambre”

La economía “atada con alambre”

La economía “atada con alambre” es a la que los argentinos están tristemente acostumbrados. La tensión en el mercado de los dólares paralelos es un reflejo de los atrasos que incuba la economía actual para llegar con chances al 14 de noviembre, fecha en la que se llevarán a cabo las elecciones legislativas en el país.

La economía argentina no parece aprender de sus errores. Esta economía —cuyo horizonte es el día de las elecciones y no mucho más allá— hace que el dólar siga indomable en todos sus segmentos.

El día después de las elecciones

Un banquero privado lo decía en estricto off the record: Es el costo de no tener un plan económico. Y ni siquiera se esfuerzan en mostrar algo parecido a un programa. Todas las políticas caducan el día después de las elecciones, o al menos eso pensamos. Porque si no fuera así y el día después es más de lo mismo, el dólar no tiene quien lo frene. Y la inflación tampoco”

Este financista, uno de los gerentes de más alto rango de un banco privado de capitales extranjeros, es solo un ejemplo de lo que se respira en el mercado financiero. La tensión no afloja, y las últimas medidas del Gobierno —que muestra desconcierto ante la suba de precios y el dólar— no ayudan precisamente a dar algo más de tranquilidad. 

La economía “atada con alambre”

“Todo esto está demasiado ‘atado con alambre’. No sé qué van a proponer el día después de las elecciones, pero no hay muchas alternativas. O buscan llevar algo más de racionalidad pensando en los próximos dos años de mandato, o sea el plan (Martín) Guzmán, o va a ser todo más complicado de manejar”, resaltó el mismo financista. 

Lo cierto es que el dólar blue llegó a $188 la semana pasada y la brecha con el oficial rozó el 90%, pero subieron todos los dólares alternativos. El dólar que se hace con los CEDEAR está en $198, y el que surge de operar en el mercado SENEBI (privado) cotizaba en $196,5. La brecha entre el oficial y este valor que operan bonos por fuera de la intervención del Banco Central orilla el 100%. 

Una situación asfixiante 

Todo esto se da en un contexto de inflación desbordada y nuevos congelamiento de precios para llegar a enero con algo de aire. Pero el dólar oficial es mantenido muy atrasado en términos reales con una inflación también “reprimida”

Según Bank of America, el tipo de cambio está 15% atrasado con su valor “real”. Estima que a partir de noviembre el Gobierno deberá “descongelar” el dólar porque será insostenible mantener este nivel de brecha. No lo hará con un salto discreto, pero sí aumentará el ritmo de devaluación diaria. 

La inflación del 50% se queda corta

Pero no solo el dólar oficial está reprimido, sino que la inflación (a pesar de que corre a más del 50% anual) está “pisada” por medidas oficiales. La inflación “reprimida” según Fernando Marull, de FMyA, está en torno a los 10 puntos.

El consultor menciona que en 2022 la inflación seguirá en niveles elevados por:

  • Rezagos de la emisión monetaria, de casi 4% PBI de 2021
  • Revisión de los congelamientos 2021, ya que calculamos en 10 puntos la “inflación reprimida” (Luz, Gas y Naftas)

“En FMyA proyectamos 48%, asumiendo que el dólar suba un 45% (sin salto discreto) y las tarifas un 40%. La Luz y Gas llevan un 150% de atraso y la Nafta un 40%, definido por el import parity”, afirma. Además, acota que el congelamiento de productos hasta enero genera riesgos de que la inflación acelere más de lo esperado

Fecha de vencimiento de la economía argentina

Los consultores creen que el Gobierno argentino deberá barajar y dar de nuevo luego de las elecciones. Es, hasta el momento, un conjunto de políticas para llegar con chances al 14 de noviembre. Después se verá.

“La incógnita es esa, precisamente ver qué pasa después del 14 de noviembre porque esta economía, tal como está, tiene fecha de vencimiento”, sentenció el banquero.

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *