Las fragilidades de la economía que viene

Las fragilidades de la economía que viene

Las fragilidades de la economía que viene son variadas y peligrosas. Los últimos pronósticos por parte de economistas nacionales y extranjeros advierten que la economía muestra grandes signos de debilidad.

El clima de tensión y desconcierto reina en el mercado. Las proyecciones que tiene el precio del dólar para los próximos meses están atadas a demasiados factores eventuales. Así, la economía que viene está plagada de incertidumbre e incógnitas.

En especial, en un entorno de mayor cepo cambiario, escasez de reservas y tarifas pisadas” de servicios y algunos productos, los analistas tienen más preguntas que certezas.

En este contexto, se publicó el informe de octubre de FocusEconomics. En él, 40 economistas nacionales y extranjeros continúan con sus pronósticos “calmos” para la cotización del tipo de cambio oficial para el próximo diciembre.

Desafíos e incertidumbres

Son más los desafíos e incertidumbres que rodean a toda esta cuestión. Esto se debe a que las variables están atadas a lo que pueda suceder en varios frentes. Por ejemplo, con el posible acuerdo con el Fondo Monetario y con respecto a los dólares con los que cuente el Banco Central como respaldo para sostener las importaciones de insumos. 

Y, sobre todo, a las expectativas de los argentinos respecto a los niveles de inflación y a cuánto pueda reactivarse la actividad.

Devaluación, inflación y desfasaje

Hoy, la devaluación oficial se mueve en torno al 1% mensual. Mientras que la inflación registrada ronda el 3% para el mismo período.

Este desfasaje, tarde o temprano, se deberá equilibrar en el mercado, para que no se produzca una degradación de la ya muy frágil situación.

En cifras, los analistas están proyectando un consenso de que el dólar mayorista se ubicará en $109,96 para fin de año. Es decir, apenas 9 centavos por debajo de lo esperado un mes atrás.

Así, en todo el 2021, la devaluación registrada sería de 30,7%. En tanto, por el lado de la inflación, las estimaciones ubican a los precios de la economía en torno al 49,2% para todo 2021.

Atraso cambiario

La conclusión es que este año el atraso cambiario, solo por precios internos, se ubicará en alrededor del 18,5%.

Se prevé que el peso se debilite aún más este año y el próximo debido a la inflación e impresión de dinero”, resume el análisis de FocusEconomics.

Es que para fines de 2022, el consenso de los expertos encuestados en el informe internacional resalta que el tipo de cambio llegaría a los $157,52, por lo que el próximo año la depreciación se ubicaría en 43,25%. Esta cifra se encuentra casi a la par de la inflación proyectada de 45,2% para el mismo período.

“La inflación debería permanecer elevada este año y el próximo. Esto es, a medida que el Banco Central continúe financiando el déficit fiscal mediante una expansión sostenida de la base monetaria”, detalla el informe mundial.

Pronósticos alarmistas y ánimos caldeados

Si se toman en cuenta los pronósticos más alarmistas, según la consultora nacional Econométrica el dólar podría llegar a $180,49 para diciembre del 2022, y la depreciación de la moneda podría llegar a ser de 64% el año próximo. Todo esto dentro de un escenario socio-económico que ya es complejo.

Igualmente, en Argentina hablar de números para dentro de 14 meses en este marco tan incierto, que luce más como hacer futurología que como pronósticos certeros. Todo puede pasar. Las fragilidades de la economía que viene son tan inciertas como el país.

Economistas en alerta

Más allá de esta tendencia, lo cierto es que los economistas consultados se muestran en alerta, tanto sobre el rumbo que puede tomar el Gobierno luego de las elecciones legislativas, como también las variables centrales del país, como son dólar e inflación.

“Esperamos que tras procesar el resultado de las elecciones aparezcan algunas decisiones. Empezando por acelerar algo la devaluación y por autorizar algunos aumentos. Esto como anticipo al programa, si es que llegara a haber uno, con el FMI. Igual, otros escenarios son posibles, y serían muy desordenados, resume a este medio Juan Luis Bour, economista de FIEL.

Inercia y alza de la brecha

Se espera que la inercia devaluatoria vaya acompañada de más inflación. Incluso, varios analistas arriesgan que para todo el 2021 se espera un incremento de precios de hasta 51%.

Por su parte, Jeronimo Montalvo, economista de Empiria Consultores, describe que a mediados de julio se revirtió la tendencia positiva de las reservas internacionales. Estas, entraron nuevamente en camino descendente.

“Esto provoca que, dado su bajo nivel, hacia fin de año vuelvan las tensiones en el mercado financiero y cambiario. A esto no ayuda la apreciación real del tipo de cambio, que es del 13% en lo que va del año. Y tampoco colabora el alza de la brecha, que ya supera el 90%. Ambos atentan contra las exportaciones y motivan las importaciones, complicando aún más las cosas”, detalla este analista.

Emisión desmedida de pesos

En este sentido, Montalvo afirma que en los próximos meses se mantendría la “estabilidad” del tipo de cambio oficial. Ante este panorama y con una inflación cercana al 3%, se hace “muy probable una corrección del tipo de cambio. Posiblemente se dé en el verano. De este modo resolverían, aunque sea transitoriamente, la escasez de divisas. Ya que esto, inevitablemente, repercutiría sobre los precios”.

Además, acota que la emisión de pesos en esta segunda parte del año será otro determinante del crecimiento de los precios el año próximo. Este hecho difícilmente cierre por debajo de la marca que registrará este 2021, en la que se estima que la inflación será en torno al 48%.

Las fragilidades de la economía que viene son tantas o más que la actual. Evidentemente, cuando los venezolanos decían hace ya varios años que Argentina iba camino a emularlos, no se equivocaban. Tristemente, Argentina jamás aprende de otros países. Ni siquiera aprende de sus propios desastres y aberraciones del pasado.

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *