Las Obligaciones Negociables y su rentabilidad

Las Obligaciones Negociables y su rentabilidad

Las Obligaciones Negociables y su rentabilidad son una alternativa interesante para tener en cuenta. Son una de las opciones de inversión que ofrece el mercado con la compra de títulos de deuda pública o privada. 

Las Obligaciones Negociables (ON) son papeles emitidos por algún Gobierno o por empresas, cuyo objetivo es financiarse por esa vía. A cambio, ofrecen al inversor una tasa de interés. Es una buena opción de dolarización, ya que se puede acceder en pesos a instrumentos que brindan retornos en moneda estadounidense.

Obligaciones Negociables y acciones: ¿cuál es la diferencia?

Una acción se diferencia de un bono u obligación en que el comprador de la acción pasa a ser dueño de la empresa, en proporción a la cantidad de acciones que haya adquirido.

En cambio, quien invierte en bonos u obligaciones compra parte de la deuda de la empresa o entidad emisora. Es decir, en vez de convertirse en socio, se convierte en acreedor.

Obligaciones Negociables y su rentabilidad

Existen variados tipos de obligaciones negociables que se adecuan a los distintos perfiles de inversores. Esto es, según sus preferencias en cuanto a plazos, tasas, existencia de garantías, diversidad de monedas, método de amortización, opción de convertirlas en acciones de la empresa y otros factores.

ON de corto plazo

En el mercado hay disponibles Obligaciones Negociables de corto plazo que pagan tasas de interés rentables comparadas con otras inversiones. De esta forma, un inversor puede colocar su dinero en una inversión de renta fija que en pocos meses le reintegrará el capital colocado más un interés.

Liquidez

Si bien las Obligaciones Negociables se pueden mantener hasta el vencimiento, un inversor puede decidir su venta en el mercado en cualquier momento previo a esa fecha. Esto puede realizarse ya sea porque el inversor necesita el dinero de la inversión o porque encuentra una inversión más rentable en el mercado y desea cambiarla. Vemos así, que las Obligaciones Negociables y su rentabilidad son significativas.

Hay que tener en cuenta que muchas obligaciones negociables de corto plazo no tienen liquidez en el mercado. En otras palabras, no se negocian frecuentemente. Puede ocurrir que si un tenedor deseara vender la obligación antes de su fecha de vencimiento, no encuentre parte compradora.

Ganancias

El atractivo de este instrumento para los inversores es la ganancia del interés que paga el emisor.

Además, los inversores pueden vender las Obligaciones Negociables en el mercado de capitales durante su vigencia y obtener la ganancia que puede surgir de la diferencia entre el precio de compra y el de venta.

Deuda privada

La deuda privada refiere a instrumentos emitidos por compañías, y representan un contrato de préstamo entre la empresa y el inversor. Habitualmente, se conocen como “bonos corporativos”, ya que comparten varias características con los títulos soberanos.

“Si bien existen ON en pesos en el mercado, actualmente se destacan aquellas que son en dólares a tasa fija, ya que presentan una mayor liquidez para ser operadas. También son una de las pocas alternativas que hay en el mercado local para invertir en dólares“, indican desde Invertir Online.

No obstante, señalan que este tipo de instrumentos, cuyos flujos de fondos son en dólares, se pueden adquirir tanto con pesos como con dólares. De este modo, se convierte en una manera de dolarizar la inversión.

Tasas de 10% en dólares

Actualmente, estas ON de empresas locales muestran tasas en promedio del 10% en dólares. Mientras que las de mayor rendimiento en Estados Unidos, que son aquellas de mayor riesgo, se ubican en la zona del 5%.

Por lo tanto, invertir en estos instrumentos de compañías locales puede ser considerado como una oportunidad.

Las ON locales tienen tasas más altas

A excepción de Tecpetrol, Arcor y Panamerican Energy, las ON locales operan con tasas muy por encima del promedio de las norteamericanas de mayor riesgo.

Las empresas del sector financiero muestran rendimientos del 10% en promedio. En tanto, las del sector energético exhiben en promedio tasas del 9%, con YPF rindiendo 14 por ciento.

Prospecto de Emisión

Las condiciones de estos instrumentos varían según cada emisor y son especificadas en un documento conocido como “prospecto de emisión”.

Allí se detallan la legislación, los valores nominales, la fecha de vencimiento, el monto mínimo de operación, la tasa de interés, la moneda de denominación y de pago, la periodicidad de los cupones de renta y la forma de amortización del capital.

Tipos de garantías

Una de las características de estos instrumentos, por la que se diferencian de la mayoría de los títulos públicos, es que presentan algún tipo de garantía. Este hecho ofrece una mayor seguridad al inversor. El Instituto Argentino de Mercado de Capitales (IAMC) distingue los siguientes tipos de garantías:

  • Garantía simple o común: La garantía es el patrimonio del emisor de la ON.
  • Garantía especial: Algunos bienes, como los inmuebles, forman parte de la garantía.
  • Garantía flotante: La garantía recae o “flota” sobre todos los bienes muebles e inmuebles, presentes y futuros del emisor, que deberán ser suficientes para respaldar el monto emitido.
  • Garantía prendaria: Uno o más bienes muebles son afectados por la garantía.
  • Fianza o aval: El pago de la ON es garantizado por un tercero, como puede ser una Sociedad de Garantía Recíproca (SGR). 
  • Fideicomiso: Los activos o flujos de fondos son cedidos a un fideicomiso de garantía. Así, la garantía se separa del patrimonio del emisor, quedando protegida en caso de quiebra.

Cómo invertir en ON

Empezar a invertir en ON es un proceso muy sencillo, que se lleva a cabo de manera similar a la compra de un bono o acción en el mercado financiero. Para ello, se deben seguir los siguientes pasos:

  • El inversor debe tener una cuenta comitente en un broker o sociedad de Bolsa.
  • Desde su cuenta bancaria, debe transferir a la cuenta comitente el monto que disponga para invertir.
  • Desde la plataforma del broker, debe dirigirse al apartado donde están las ON, identificarlas, revisar sus características y seleccionar la de preferencia.
  • Hay que tener en cuenta que las ON que operan en pesos figuran con un ticker o símbolo que termina en “O”, mientras que las que operan en dólares finalizan en “D”.
  • Cuando el inversor decida deshacerse de este instrumento, debe ingresar nuevamente y venderlo desde el apartado correspondiente.

Como vemos, las Obligaciones Negociables y su rentabilidad son una alternativa válida en este pandemonio de inflación y pérdida de poder adquisitivo. Siempre es aconsejable asesorarse correctamente antes de invertir. De este modo, se podrá evaluar si las ON son la inversión que corresponde a cada perfil de inversor.

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *