Los 5 errores más comunes en las finanzas personales

Los 5 errores más comunes en las finanzas personales

En publicaciones anteriores te dimos diversos consejos para aprender a manejar tus finanzas personales. En este artículo compartimos 3 claves esenciales para gestionar tu plata en tiempos de coronavirus. En esta otra publicación dimos 6 consejos para manejar las finanzas en medio de la crisis. Aun así, cuando hablamos con personas que están en camino a su independencia financiera, encontramos que cometen errores comunes en las finanzas personales.

Esos deslices limitan la capacidad de tener control sobre el dinero. A su vez, esto impacta a largo plazo e impide obtener la tan deseada independencia financiera. A continuación te mostramos los 5 errores más comunes y cómo resolverlos.

No involucrar a tu familia

Por supuesto, este es uno de los errores comunes en las finanzas personales de quienes tienen familia. Si aún no la tenés, este consejo es igual de útil para tu futuro. Todos deben saber de dónde viene la plata y a dónde va, además de familiarizarse con los objetivos financieros a corto, mediano y largo plazo.

Esto enseñará a tus hijos a no encapricharse con gastos fuera de presupuesto, a establecerse metas para lo que desean y a cuidar lo que tienen, ya que reponerlo implica hacer un gasto no presupuestado que puede afectar sus metas.

No ahorrar

Pensá lo siguiente: la plata que ganás, en realidad no es tuya. Es de los dueños del departamento —si alquilás—, del supermercado en el que comprás alimentos, de las cuotas del auto, de los servicios, etc. Cuando pagás todo, al final no te queda nada.

Entonces, ¿cuál es realmente tu plata? La que ahorrás. Si dejás de pagar algunos de tus compromisos financieros, estos se convierten en deudas que, en algún momento, te pasarán factura. Cuando no ahorrás, adquirís una deuda con vos mismo que, más adelante, será difícil de pagar. Sin ahorro no podés construir fondos de emergencia, de inversión, de jubilación, etc.

No ahorrar te lleva a otro de los errores comunes en las finanzas personales: no invertir.

No invertir

Cuando se busca la independencia financiera, es necesario aumentar los ingresos. El problema es que muchas veces pensamos en incrementarlos por medio de nuestra fuerza de trabajo. Por supuesto, es deseable conseguir un trabajo en el que ganes más.

Sin embargo, ese ingreso siempre tendrá un límite. Por lo tanto, es recomendable generar ingresos pasivos provenientes de dinero que trabaja para vos. Si no buscás alternativas de inversión, jamás vas a lograr dejar de trabajar para vivir.

Tener demasiados gastos superfluos o adquirir deudas innecesarias

La frugalidad y la moderación son conceptos que parecen estar pasados de moda. Hay una fuerte tendencia a gastar para demostrar cierto nivel de vida, y a evaluar nuestra vida sobre la base de lo que gastamos.

Si realmente buscás la independencia financiera, esta no se construye de la noche a la mañana, ni tampoco sin disciplina. No se trata de vivir como ascetas y negarse todo placer. Más bien, se trata de ajustar nuestros placeres al presupuesto que tenemos.

No tener un plan

Al final, todos esos errores comunes en las finanzas personales se convierten en uno solo: no tener un plan financiero con objetivos claros. Es decir, no sabés qué querés lograr con tu dinero. Tu preocupación no se extiende más allá de los próximos dos meses. Vivís mes a mes.

Solo necesitás comenzar a desarrollar un plan financiero para lograr la independencia y enfrentar los desafíos económicos de la vida. Y mientras más pronto, mejor.

 

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *