LOS ANIMALES DE LA BOLSA

LOS ANIMALES DE LA BOLSA

En la jerga financiera existen varios tipos de animales que identifican momentos y a su vez identifican a los inversores. Me gustaría que los conozcas. Todos sabemos que el mundo de la bolsa es un mundo apasionante y no deja de sorprendernos en la calificación de algunos miembros.

Seguramente todos hemos vistos la película, interpretada por Leonardo Di Caprio, el lobo de Wall Street, ¿pero nunca te preguntaste porque le decían el lobo?

Mientras que a las personas que invierten en bolsa sin un asesor o sin saber realmente lo que están haciendo se las llama oveja, lobos se lo llama a aquellos inversores que saben aprovechar las reales oportunidades que presenta el mercado financiero y ganan todo el tiempo.

Nosotros tratamos de convertir esas ovejas en verdaderos lobos, pero tranquilo, nunca vas a pasar a ser un lobo de la noche a la mañana esto lleva tiempo y lo vas a poder ser con mucha dedicación.

Hay otros dos animales que se llevan el mayor protagonismo para nuestro gusto y ellos son el toro y el oso. En Inglés sus términos son bull y bear. ¿Qué significan ambos términos?

Cuando el mercado tiene un movimiento tanto alcista como bajista se aplican ambos términos. Pero no a cualquier movimiento, cuando estos movimiento son más fuertes y permanentes, una baja de un día no se lo llama bear market, se lo llama a un movimiento de varios dias, de manera prolongada y persistente. Por lo general es una perdida del 20% en al menos 2 meses.

Por otra parte el bull market, que hace referencia al toro demuestra que es cuando el alza del mercado es prolongada y durante un para de meses supera el 20% también.

Algunos sostienen que el mercado bajista es identificado con el oso por la forma de atacar del mismo, dado que ataca de arriba hacia abajo con sus garras y que el toro se identifica con el mercado alcista porque ataca, con sus cuernos, de abajo hacia arriba.

No obstante, ambas metáforas podrían haber sido acuñadas en el siglo XVIII. En aquel entonces, los intermediarios vendían las pieles de los osos antes de recibirlas especulando con el precio al que luego los cazadores se las ofrecerían, de esta manera, si las compraban a un menor valor, ganaban con la diferencia.

Del otro lado, la figura del toro habría surgido como animal antagónico al oso en los hostigamientos, un sangriento deporte popular en ese siglo.

Un poco de historia para saber más del mercado.

Un gran abrazo,

Equipo de Asesores 3D.

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *