Los ATM no bancarios como inversión

Los ATM no bancarios como inversión

Los ATM no bancarios como inversión son tendencia. La española Prosegur trae su filial Orus para instalar cajeros automáticos no bancarios en comercios minoristas. Ya hay otras dos grandes operadoras de ATM independientes en el país.

Argentina tiene una muy alta circulación de efectivo. Según un estudio de la consultora Oh! Panel, nueve de cada diez comerciantes precisan que los clientes paguen en efectivo para su normal funcionamiento y el 60% lo considera el medio de pago más conveniente.

En ese contexto, la compañía española Prosegur trae a Orus al país. Se trata de cajeros automáticos para comercios. Estos permiten guardar la recaudación diaria del negocio en forma segura. Al mismo tiempo, ofrecen un servicio adicional a los clientes para extracción de efectivo.

Además, facilita el acceso al efectivo en zonas poco pobladas, ya que pueden instalarse en cualquier local, a diferencia de los cajeros bancarios tradicionales.

ATM aptos para diferentes comercios

Los ATM se pueden colocar en kioscos, almacenes, supermercados o estaciones de servicio. Abarca el traslado, la instalación, el mantenimiento y, como opcional, la carga. Desde Prosegur se capacita al personal del comercio para que pueda realizar el servicio de carga de dinero y se brinda atención telefónica permanente para ayudar en el proceso.

La unidad permite hacer consultas de saldo, extracción de efectivo y adquirir adelantos en tarjetas de crédito. Posee carga frontal o trasera, y mide 1,5 metros de alto, 50 centímetros de ancho y 80 centímetros de profundidad.

Además, por cada extracción de efectivo de sus clientes, el comercio recibe una comisión. Por medio de ella (según el volumen) puede compensar en parte o en su totalidad el costo del servicio.

Facilitar la gestión de efectivo

La llegada de Orus a Argentina apunta a facilitar la gestión de efectivo en negocios, llevando tranquilidad a los comerciantes y permitiendo a los clientes extraer dinero de cualquier banco o red sin pagar comisión”, destacó Hernán Ball, de Prosegur.

Los cajeros no bancarios comenzaron a proliferar en el país hace tres años. Octagon instaló hace casi un año su primer cajero en la estación de servicio Axion Energy ubicada en Avenida Brasil y La Rioja.

Es importante destacar que la compañía prevé tener 350 máquinas —que funcionarán por fuera de la red compuesta por Banelco y Red Link— con una inversión de más de 4 millones de dólares. En el interior, ya desembarcaron en Santa Fe y Córdoba.

La empresa tecnológica Hasar tiene el negocio más desarrollado. La especialista local de soluciones de software anunció una inversión de 5 millones de dólares hasta diciembre de 2022 para ampliar su red de cajeros. El objetivo es alcanzar 500 operativos a fin de año. La red está presente en doce provincias.

Gran oportunidad de inversión

El negocio también ofrece una oportunidad para los argentinos que quieren invertir en Estados Unidos. Allí, los billetes físicos se siguen usando para pequeñas compras. La empresa RM Networks, fundada por el argentino Rodrigo Martin, vende packs de diez cajeros a cambio de 75.000 dólares.

Los inversores pueden obtener una rentabilidad de hasta 10% anual, según la cantidad de operaciones que se realizan en los ATM.

Hasta el momento, la empresa posee 180 cajeros automáticos en funcionamiento en los estados de Florida (en las afueras de Miami) y Georgia.

Consideramos que los ATM no bancarios como inversión son diferentes y pueden generar interesantes ganancias.

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *