Pax Cambiaria

Pax Cambiaria

La pax cambiaria que reina actualmente en Argentina tiene dos lecturas importantes. Por un lado, pareciera que las medidas anunciadas para frenar el alza del dólar están dando resultado. Y por el otro, las elecciones en Estados Unidos y la vacuna de Pfizer tienden a estabilizar los mercados mundiales.

¿Qué es la pax cambiaria?

La pax cambiaria es un estado de aparente estabilidad en los precios del dólar, causado por la hiper liquidez mundial y local, derivada del incremento de las tasas pasivas de los bancos, con el fin de incentivar el ahorro en pesos.

No obstante, esto no es tan simple como lo pintan. La presión ejercida por el Gobierno sobre las instituciones financieras para mejorar las tasas de interés en las cuentas de ahorros viene acompañada de los ajustes fiscales y monetarios establecidos. Lo cual frenaría la inminente devaluación de la moneda.

¿Cuál es la estrategia del Gobierno argentino?

Como se mencionó, el Gobierno busca reducir o mantener la fisura entre la tasa del dólar oficial y el dólar CCL (Contado con Liquidación). Para lograr este cometido, además de fomentar el ahorro en pesos, el Gobierno, a través del Banco Central, busca la emisión y venta de bonos.

La venta de bonos es una táctica para reducir al máximo la fuga de dólares de tipo CCL. Pero hay más. El as bajo la manga del Gobierno es la venta de bonos, pautada para el 15 de diciembre de 2020, que podrán ser pagados en pesos con papeles de deuda emitidos en esa moneda.

Esta jugada mantuvo el precio del dólar CCL en noviembre y, debido a su efectividad, se aplicará nuevamente en diciembre y probablemente en enero de 2021.

Por otro lado, el Gobierno está orientado a buscar el refinanciamiento de las deudas contraídas en pesos en el mercado de capitales. Con esto se lograría, en principio, retener la emisión de pesos.

Finalmente, otra de las estrategias son las conversaciones con el Fondo Monetario Internacional para reducir las deudas contraídas, el déficit fiscal y la cancelación de obligaciones con organismos internacionales.

¿Cómo se beneficiarán los argentinos con estas medidas?

Sobre este particular, hay que puntualizar lo siguiente: el dólar CCL se mantuvo relativamente estable en noviembre, ubicándose en 150 pesos por dólar.

Paralelamente, el resultado de las elecciones de Estados Unidos, el anuncio de Pfizer sobre la creación de la vacuna contra el Covid y el repunte de las bolsas de valores a nivel mundial, ofrecen un panorama esperanzador tras el confinamiento y el cierre de millares de empresas.

En este sentido, la pax cambiaria ofrece un incentivo jugoso para los inversores a través de la figura del “carry trade. En términos básicos, es cuando un inversor vende divisas a una tasa normalmente baja, para luego comprar otras divisas a una alta tasa. De este juego, los inversores logran beneficios del diferencial de las tasas.

Esta jugada arriesgada beneficia a los inversores porque compran divisas a un precio bajo, es decir, aprovechan los dólares CCL que son más baratos. Una reducción porcentual de los CCL impacta sobre las ganancias del inversor quienes pagaron en pesos.

Para concluir, la pax cambiaria no es un estado permanente, por lo que se debe estar muy claro desde el principio que el problema no es del dólar, sino del peso. Con las estrategias de la pax cambiaria podrás evaluar si algún día bajará el dólar en Argentina.

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *