Pérdida del poder adquisitivo: definición

Pérdida del poder adquisitivo: definición

En países inflacionarios como la Argentina, es común escuchar términos como pérdida del poder adquisitivo. Comprender su definición y de qué se trata es muy importante para entender correctamente la situación económica actual

La educación económica es de suma importancia para entender por qué los gobiernos toman ciertas decisiones y por qué una economía en particular va en decrecimiento. Es por eso que es necesario dominar la terminología básica.

¿Qué es el poder adquisitivo?

Al hablar de poder adquisitivo nos referimos a todos los bienes y servicios que se pueden adquirir con una cantidad de dinero determinada, siendo por lo general el salario el punto de referencia. Es decir, cuántas cosas podés comprar con tu dinero.

Cuanto mayor sea la cantidad de bienes y/o servicios que puedas comprar con una suma determinada de dinero, mayor será tu poder adquisitivo. Esto está directamente relacionado con el valor que tiene la divisa en la que operes.

Por lo general, el poder adquisitivo es una medida o punto de referencia para calcular el nivel de riqueza de un país. Este es el motivo por el que un bajo poder adquisitivo está conectado con altas tasas de inflación y con un alto costo de la vida.

 

Impacto de la inflación en el poder adquisitivo

La inflación es uno de los fenómenos monetarios de los que más se escucha hablar en todos los países del mundo. Esta consiste, básicamente, en el desequilibrio entre la oferta y la demanda, causando un aumento de precios generalizado.

Es común que los índices de inflación suban por la alta emisión monetaria. La emisión de billetes sin sustento aumenta significativamente su oferta en el mercado, lo que conlleva una caída de su valor. La desconfianza en la divisa también hace que su demanda caiga por el uso de  monedas estables, lo que también hace que su valor se desplome.

Este fenómeno provoca que la moneda en cuestión se devalúe, siempre tomando como referencia otras divisas sólidas, como es el caso del dólar, el euro o la libra esterlina. La inflación tiene distintas clasificaciones en base a lo alto de sus índices.

Tipos de inflación

  1.  Inflación latente: Al imponer controles de precio, los gobiernos hacen que los precios del mercado no reflejen la realidad.
  2.  Inflación lenta: Esta se da cuando los índices son bajos pero constantes, como ocurre en la inmensa mayoría de los países. Esto permite hacer proyecciones a mediano y largo plazo.
  3.  Hiperinflación: Este tipo de inflación ocurre cuando el alza de los precios ocurre de forma abrupta, llegando a ser imprevisible para proyecciones económicas. La incertidumbre genera desconfianza en la moneda, abriendo la brecha con otras divisas.
  4.  Estanflación: En este escenario, el país presenta un aumento exorbitante de sus precios de forma generalizada, sumado a un estancamiento o decrecimiento de la producción.

De esta forma, se puede hacer la vinculación directa con el poder adquisitivo. Mientras mayor sea la inflación, el valor de la moneda será menor, y se podrá adquirir una menor cantidad de bienes o servicios. Es decir, a mayor inflación, mayor será la pérdida del poder adquisitivo. Esta es una definición básica, pero muy útil para entender la situación económica de cualquier país.

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *