• Home
  • Blog
¿Qué es el Dólar Rulo? Aprendé de que se trata

¿Qué es el Dólar Rulo? Aprendé de que se trata

Hace relativamente poco tiempo han hecho aparición un conjunto de conceptos como “dólar rulo”, “dólar bucle” y “dólar puré”. Lejos de asuntos gastronómicos o de coiffeur, estos conceptos no hacen otra cosa que referirse a estrategias de inversión, de ahorristas e inversionistas, para sacar beneficios de la diferencia de precios en los distintos mercados del dólar.

El dólar oficial, el dólar MEP  y el dólar blue se entrecruzan en diferentes operaciones financieras. A continuación te comentamos de qué se tratan estas diferentes operaciones que no dejan  de llamar la atención del mercado financiero.

El primero de septiembre el Gobierno anunció las restricciones cambiarias, que incluían la limitación de un monto máximo de compra de USD 10.000 por mes.

El domingo 1 de septiembre de 2019 el Gobierno anunció las restricciones cambiarias, que incluyen la limitación de un monto máximo de compra de USD 10.000 por mes. A partir de ahí se volvieron a escuchar términos que no escuchaban desde el cepo del kirchnerismo, como el “puré” (la acción de comprar dólares en el mercado oficial y venderlos en el informal) y el “rulo”.

Para hacer el “rulo”, se parte de pesos y se compran dólares en el mercado oficial. Una vez comprados esos dólares se compra un bono en dólares -el Bonar 2024 (AY24), por ejemplo- y se liquida en pesos. De ahí surge un tipo de cambio implícito, que es más caro que el oficial, y es donde el operador hace la diferencia.

Sin embargo, unos días después, el Banco Central le puso restricciones a ese “rulo”. Para poder hacerlo completo, desde entonces se debían esperar 12 días hábiles: cinco días de parking de los dólares que se compraron con los pesos, dos de liquidación de la venta del bono en dólares y cinco de parking de bonos para ir de nuevo a pesos.

En esa “espera” se le agrega riesgo a la operación, ya que el valor del bono o de los distintos tipos de cambio puede variar. Pero en el caso de que se compren títulos por un valor mayor de USD 10.000, entonces, esas restricciones temporales no corren. De esta manera se deja al rulo financiero sin posibilidad de existencia.

Sin embargo, ante esta situación quienes quedaron en la posibilidad de operar por encima de los USD10.000 dieron inicio a lo que se llama hoy “bucle”. El analista financiero Christian Buteler describió en su cuenta de Twitter los pasos para esta operación, que en las redes comenzó a llamarse “bucle”.

Los inversores ahora deben partir de ahorros de más de USD 10.000, es decir, desde USD 10.001. Con ese dinero, compran un bono en dólares, como el Bonar 24. Lo adquieren en contado inmediato y lo venden con el mismo sistema, pero en pesos. Con ese dinero, vuelve a comprar moneda estadounidense en el mercado oficial (hasta un límite de USD10.000, tal como estableció el Banco Central a inicios de este mes).

De ese modo, y por la diferencia de tipos de cambio al que se vende ese bono (el dólar “bolsa” o MEP), quien realice esta vuelta puede ganar hasta $ 82.246, según Buteler. Ese monto no tiene en cuenta las comisiones para el agente de bolsa que realice la operatoria, ya que es necesaria una cuenta comitente que permita operar títulos y acciones y que se tramita a través de una ALyC (agente de liquidación y compensación).

Con esos pesos extra que obtiene quien haya realizado el bucle, no podrá comprar dólares en el mercado oficial, porque ya habrá pasado el límite, pero sí podrá adquirir moneda estadounidense en otro tipo de cambio, como el MEP.

Explica Buteler que “la idea con este tope es que no puedas usar los dólares que comprás en el mercado oficial y luego hagas la diferencia completa con esto”. Además, fuentes del mercado indicaron que la intención extraoficial es reducir el flujo de “rulos” de montos como US$2000, que a inicios de septiembre saturaron los sistemas.

Si bien hace varios meses que las compañías bursátiles (ALYC) vienen pidiendo constantemente que se liberen estas operatorias con dólar MEP y se habilite el rulo financiero hoy, la Comisión Nacional de Valores recién en estos momentos, en un 2020 varado por una pandemia, estaría evaluando habilitar la operación. Las empresas, y en particular las PYMES, reclaman pesos para hacer frente a distintos pagos, entre ellos, los salarios.

La obligación de mantener los bonos en dólares por lo menos cinco días podría flexibilizarse, según fuentes de la CNV, ya que ante la imposibilidad de conseguir efectivo por el cierre de los negocios y las dificultades en la cadena de pagos, muchos inversores quisieron salir a vender dólares para hacerse de pesos. Pero esto resultó imposible de efectivizar con rapidez ante la única opción habilitada que existe en el mercado, que es el “dólar MEP”. La otra posibilidad es vender los dólares a través del mercado oficial, pero la cotización sigue siendo más baja de lo que se consigue a través de los canales bursátiles. La lógica detrás de estos cinco días de espera para salir a vender los bonos y conseguir pesos era evitar el “rulo”.

El “parking” de bonos tenía sentido para evitar la especulación de compra y venta entre el precio del dólar en la Bolsa versus una cotización más barata en el mercado oficial. Pero ahora dejó de tener utilidad y resulta una traba para las pymes que buscan conseguir pesos vendiendo dólares.

Las distintas trabas cambiarias aplicadas tanto durante este gobierno como en el anterior hicieron que esa operación ya no sea posible. En primer lugar porque hay un límite de USD 200 por mes para comprar dólares, lo que vuelve la operación muy pequeña. Pero además, a la compra de los dólares se le aplica el impuesto PAIS de 30%, que vuelve poco atractiva la operación.

El “Rulo” puede considerarse una operación similar al “Puré” aunque sin salir del mercado oficial. El dólar puré no es otra cosa que la transacción que resulta de comprar todos los dólares que permite el cupo mensual en el mercado formal (hoy son USD 10.000 por mes) para luego venderlos, a un precio mayor (el del dólar blue) en el mercado paralelo (las cuevas).

 

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *