• Home
  • Blog
Que es un fideicomiso: todo lo que hay que saber

Que es un fideicomiso: todo lo que hay que saber

¿Qué es un fideicomiso y cómo funciona?

El fideicomiso es un contrato a través del cual una persona, llamada fiduciante, transfiere bienes propios a otra persona, el fiduciario, que puede ser física o jurídica, para que esta los administre en beneficio propio o bien de una tercera persona llamada beneficiario. Dichos bienes pueden ser sumas de dinero como también derechos. Se entregan bajo el contrato de fideicomiso a una entidad fiduciaria para que los administre y ejecute un fin legítimo.

Una de las características más llamativas del fideicomiso es que el patrimonio, objeto de este contrato, no puede ser perseguido por el fiduciante ni por el fiduciario. Asimismo, tampoco puede verse afectados por la quiebra de alguno de ellos. Sólo se puede comerciar con los fines especificados en el contrato del fideicomiso. Esto es porque ninguna de las partes es propietaria de los bienes, ya que una le otorgó el patrimonio a otra para que los administre o los invierta a beneficio de un tercero: el beneficiario.

El fideicomiso sirve para asegurar, a través de un marco jurídico, que los bienes serán empleados para un fin determinado y que sus beneficios económicos serán recibidos por los beneficiarios determinados en el contrato y no por aquel que recibe la propiedad para administrarla o invertirla. Gracias al fideicomiso los bienes quedan resguardados de los acreedores del fiduciante, de los del fiduciario y de los beneficiarios finales. Los bienes transferidos a título fiduciario quedan atados a la finalidad que determinó el fiduciario en el contrato.

El contrato de fideicomiso sirve tanto para relaciones comerciales individuales como pueden ser la estructuración de desarrollos inmobiliarios, y también para grandes proyectos de inversión con muchos socios. También es muy utilizado para dejar donaciones a instituciones solidarias o de bien público, las cuales instrumentarán el patrimonio en beneficio del objetivo que persiguen.

Entonces, ¿Qué es un fideicomiso ordinario?

El fideicomiso es un convenio a través del cual un fideicomitente transmite en forma transitoria la propiedad de bienes, cantidades de dinero o derechos, presentes o futuros, a un fiduciario, para que los mismos sean administrados o invertidos de acuerdo a un contrato común, a favor del propio fideicomitente o de un tercero.

Pero existen otros tipos como el fideicomiso inmobiliario, el de administración, el familiar y el financiero o bancario.

¿Qué es un fideicomiso inmobiliario?

Un fideicomiso inmobiliario es, básicamente, aquel contrato que tiene como bien en cuestión la construcción o administración de inmuebles. En los últimos años, éstos han proliferado mucho en la Argentina debido a las complicaciones de desarrollar negocios inmobiliarios de manera convencional.

¿Qué es un fideicomiso administrativo?

El fideicomiso administrativo es un instrumento que permite constituir un patrimonio que no integra el del propietario ni el del administrador y queda preservado de las acciones de los acreedores de ambos. Se constituirá un fideicomiso de administración, cuando se entreguen bienes, sin importar su naturaleza, a una sociedad fiduciaria, con o sin transferencia de la propiedad, para que los administre y desarrolle la gestión encomendada por el constituyente y destine tanto el capital y los rendimientos, si los hay, al cumplimiento de la finalidad señalada. 

¿Qué es un fideicomiso familiar?

El Fideicomiso familiar o sucesorio, técnicamente llamado Fideicomiso de Administración y Sucesión (FAS), es un instrumento legal cada vez más utilizado por los usos y beneficios que ofrece. Veamos algunos de ellos:

  • “Blinda” los activos personales -inmuebles, participaciones societarias, activos financieros, etc.- del ataque de terceros (por juicios laborales, embargos, etc.).
  • Contribuye a reducir la carga impositiva (disminuye el Impuesto sobre los Bienes Personales y el Impuesto a la Transmisión Gratuita de Bienes -hoy vigente en la Provincia de Buenos Aires y Entre Ríos-, entre otras ventajas tributarias).
  • Permite “encapsular” los bienes y dejar establecida la persona o empresa que se desea que actúe como administrador (el fiduciario). Bajo circunstancias normales, dicho fiduciario seguirá las instrucciones que periódicamente le impartirá el dueño de los bienes; y, en la etapa en la que quizá no pueda valerse por sí mismo, lo protegerá asegurándole la mejor calidad de vida.

¿Qué es un fideicomiso financiero?

La definición de fideicomiso financiero es parecida a la de uno ordinario pero, la diferencia radica en que en este caso, el fiduciario es una entidad financiera o una sociedad especialmente autorizada por la Comisión Nacional de Valores para actuar como fiduciario, y el beneficiario son los titulares de certificados de participación en el dominio fiduciario o de títulos representativos de deuda garantizados con los bienes transmitidos

Tipos de fideicomiso

 

Bienes fideicomitidos

Los bienes fideicomitidos pueden ser cualquier derecho o cosa que pertenezca a la empresa o persona, siempre que sea transferible. Por ejemplo:

Valores negociables

  • acciones
  • obligaciones negociables
  • cuotapartes de fondos comunes de inversión;

Títulos cambiarios

  • pagarés
  • letras de cambio
  • cheques
  • facturas de crédito;

Créditos personales, contratos de leasing, derechos de cobro.

¿Quién es quién en un fideicomiso?

Te detallaremos cuales son las partes que intervienen en el fideicomiso:

 

  • Fiduciante

 

Es la persona, física o jurídica, propietaria del bien que se transmite en un fideicomiso y es quien instruye al fiduciario acerca del encargo que deberá cumplir. Puede ser a la vez el beneficiario o el fideicomisario. El fiduciante puede exigir rendiciones de cuentas al fiduciario y accionar ante su incumplimiento, puede también exigir la transmisión de los bienes y designar fideicomisarios sustitutos.

 

  • Fiduciario

 

Es la persona, física o jurídica, que asume la propiedad fiduciaria y la obligación de darle el destino previsto en el contrato. En caso de incumplimiento de sus deberes, puede ser removido. En caso de que el fideicomiso sea uno financiero, el fiduciario deberá ser una entidad financiera o una sociedad autorizada por la CNV para actuar como fiduciario de un fideicomiso financiero.

 

  • Beneficiario

 

Es aquella persona, física o jurídica, en cuyo beneficio se administran los bienes fideicomitidos. El derecho del beneficiario es transmisible. Tiene derecho a pedir al fiduciario rendición de cuentas, puede accionar contra el fiduciario por mal desempeño.

 

  • Fideicomisario

 

Es quien se queda con la propiedad de los bienes fideicomitidos al vencimiento del fideicomiso. En la mayoría de los casos los fideicomisarios son los beneficiarios del fideicomiso. Tiene derechos y obligaciones semejantes a las
del beneficiario.

 

  • Operador

 

Administra la cartera, operando como agente de cobro del producido de los activos. Provee al fiduciario, al fiduciante y al beneficiario de informes mensuales y anuales del estado de los activos y rendición periódica de cuentas acerca de los flujos percibidos y transferidos.

¿Cómo funcionan los fideicomisos financieros en Argentina?

En Argentina los fideicomisos financieros están regulados por la Ley 24.441, según la cual “habrá fideicomiso cuando una persona (fiduciante) transmita la propiedad fiduciaria de bienes determinados a otra (fiduciario), quien se obliga a ejercerla en beneficio de quien se designe en el contrato (beneficiario) y a transmitirlo al cumplimiento de un plazo o condición al fiduciante, al beneficiario o al fideicomisario, según lo determine el contrato”.

Cuando se trata de un fideicomiso financiero, el fiduciario es una entidad financiera o una sociedad autorizada por la CNV. Los beneficiarios son los titulares de certificados de participación en el dominio fiduciario o de títulos representativos de deuda garantizados con los bienes así transmitidos.

En caso de insuficiencia del patrimonio fiduciario, que impida la continuidad del fideicomiso, la ley establece un régimen que otorga a la asamblea de tenedores de títulos de deuda la solución al problema de la insuficiencia del patrimonio fideicomitido. El fiduciario citará a asamblea de tenedores de títulos de deuda para que la misma determine las normas de administración y liquidación del patrimonio. No se declarará la quiebra del patrimonio autónomo o separado ni del fiduciario.

¿Llegaste a ese punto en el que ya pensás que es imposible ganar dinero en la Argentina?. sa angustia yo también la viví, pero como toda crisis me abrió los ojos para ver una oportunidad. Te hablo de una oportunidad que te permita olvidarte del dólar, la inflación y todos los problemas made in Argentina. Fue ahí que junto a destacados economistas y asesores en la materia, encontré en Rusia la inversión que puede cambiar tu vida para siempre. Es decir, si te sobran 300 pesos podes comenzar a hacer crecer tus ingresos de manera inmediata. Hacé click acá para ver el video.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *