Relación entre rendimiento y riesgo

Relación entre rendimiento y riesgo

Una de las primeras cosas que se aprende al entrar al mundo de las inversiones es que hay una relación entre rendimiento y riesgo bastante estable. A esta relación se la llama correlación positiva, porque ambas variables actúan de forma paralela y crecen o decrecen en la misma dirección. Dicho de otro modo, mientras menor es el riesgo, también menor es el potencial de rendimiento. Por el contrario, cuando aumenta el potencial de rendimiento, también se incrementa el riesgo asociado.

Lo importante de comprender estos conceptos es encontrar un balance entre esas dos variables, es decir, rendimiento y riesgo. Así se podrán tomar decisiones financieras informadas y objetivas.

Compensación entre riesgo y rendimiento

A esa correlación positiva entre el riesgo y el rendimiento potencial de las inversiones se llama compensación riesgo-rendimiento.

Para los inversores, esa relación es un elemento esencial para evaluar su cartera de inversiones y tomar decisiones de acuerdo a sus objetivos financieros.

Sin embargo, hay otro elemento importante que falta en la ecuación: la percepción de riesgo de cada inversor. Para algunos, es un estrés profundo perder 2% del capital que invertido. En cambio, otros están bien y pueden atreverse a perder el 2,5%.

Esa percepción subjetiva con implicaciones psicológicas se conoce como tolerancia al riesgo.

La tolerancia al riesgo

Cada persona es diferente, por lo que cada una responde de forma distinta al riesgo y a la posibilidad de perder dinero. Quizás, algunos más jóvenes tomen decisiones más arriesgadas porque tienen más tiempo para recuperarse, por eso su tolerancia al riesgo es alta. Por el contrario, las personas mayores quizás tengan una tolerancia más baja y prefieran instrumentos financieros más seguros.

¿Por qué es importante conocer sobre la tolerancia al riesgo al hablar de la relación entre riesgo e inversión? Porque solo vos podés determinar qué es riesgoso para vos y cuánto podés tolerar. Por eso, solo vos podés determinar cuál es tu punto de equilibrio entre esas dos variables.

Encontrá tu equilibrio entre rendimiento y riesgo

Si sos un inversor principiante y buscás libertad financiera, es muy útil contar con un asesor que te ayude a identificar lo que deseás lograr y cómo podés alcanzarlo. Este asesor podrá ayudarte a construir una cartera equilibrada de acuerdo a tu perfil.

Sin embargo, acá compartimos con vos algunas ideas básicas para encontrar tu equilibrio de inversión.

Establecé metas específicas. Si tus metas apuntan alto, tu rendimiento debe estar a la misma altura. Por lo tanto, quizás desees asumir riesgos importantes.

Calculá el tiempo que tenés. Si contás con mucho tiempo, sos joven y ahorrás para tu jubilación, podés invertir a largo plazo, que te dará mejores rendimientos. Si es poco tiempo, entonces mejor ir por lo seguro.

Conocé tu tolerancia al riesgo. Si te das cuenta de que no podés gestionar las pérdidas, entonces decidite por instrumentos de bajo riesgo.

Diversificá. Diversificar tu cartera, es decir, combinar inversiones seguras con otras de riesgo moderado o alto te permite equilibrar los riesgos y rendimientos entre todas. Lo importante es que tengas una estrategia bien planificada y luego te apegues a ella.

 

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *