Reperfilar: ¿Qué nos paso?¿Qué nos pasará?

Reperfilar: ¿Qué nos paso?¿Qué nos pasará?

 

Argentina va a reperfilar su deuda. Eso significa salir a pedir más tiempo para pagar a sus acreedores. No implica que no les va a pagar, solo necesita más tiempo. Pero cuando un país comienza con esos problemas y su economía no crece ya se piensa en que puede existir una cesación de pagos. Ante esta situación de tanta incertidumbre lo primero que se ve afectado es el valor de su moneda dado que se pierde confianza en la economía local.

Analicemos la situación frente a otros dos escenarios.

Reperfilar, reestructurar y defaultear: ¿Es lo mismo?

Al reperfilar la deuda, el Gobierno devolvería a sus prestamistas el mismo capital (monto inicial del préstamo) y los mismos intereses que acordó inicialmente, pero más tarde de lo previsto. Es por eso que la reperfilación es el mejor de los escenarios para los tenedores de esa deuda. Demuestra por parte del deudor un reconocimiento de la delicada situación en la que se encuentra.

Es muy distinto a reestructurar que implica una modificación en las condiciones de la deuda contraída, y la cual no puede ser afrontada por problemas de solvencia o liquidez del deudor. Pueden realizarse modificaciones en el monto de la deuda, el interés y la frecuencia de pagos.

En cambio, default es cuando el deudor se declara insolvente y no realizará los pagos en tiempo y forma.

Estas últimas dos son muy distintas a la reperfilación de deuda porque en las instancias de reestructuración y de default el deudor se encuentra acorralado por los vencimientos y toma esa medida como última instancia.

Argentina tomó el camino de reperfilar antes de las elecciones y de demostrar que sabe qué tiene una situación delicada. Los próximos 2 meses, nos dirán si fue una decisión acertada o simplemente un paso antes del abismo.

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *