Solana, la criptomoneda más de moda

Solana, la criptomoneda más de moda

Solana, la criptomoneda más de moda, ha subido tanto últimamente que llegó a disputar con Cardano y Theter el cuarto puesto de la criptomoneda de más valor. Su capitalización de mercado es de unos 74.000 millones de dólares. Lamentablemente, para el gran público, distraído por los máximos históricos de Bitcoin y Ethereum, aún es una desconocida. 

Tanto Solana como Ethereum han desarrollado apoyo entre las comunidades de programadores. En efecto, han construido funciones como contratos inteligentes y NFTs en sus plataformas. Son redes blockchain

Pero es cierto que la fama de sus monedas las superan. SOL, que se ejecuta en la blockhain Solana, se considera como una potencial competidora a largo plazo de Ethereum.

Solana, la competencia de Ethereum 

Las transacciones en la blockchain de Solana son extremadamente baratas. Los mineros que validan las transacciones en Solana cobran mucho menos que los de Ethereum. Esto es porque la tecnología de Solana permite muchas más transacciones por segundo: decenas de miles, en comparación con menos de 100 en Ethereum. 

Eso significa que no hay tanta competencia por el espacio en la blockchain de Solana. Ethereum está mejorando su capacidad, pero no se cree que pueda rebajar los costos de Solana. 

Una cripto joven

La idea de Solana fue publicada por primera vez en 2017 por el desarrollador Anatoly Yakovenko, y SOL debutó el año pasado

Cada día aparecen nuevos proyectos, nuevas promociones y nuevos inversores. Este año, miles de nuevas monedas han inundado el espacio de las criptomonedas, la mayoría de las cuales no tienen ni siquiera funcionalidad. Pero ese no es el caso de SOL. 

SOL es la moneda que funciona en la red Solana. Solana es una plataforma para aplicaciones financieras descentralizadas y otros contratos inteligentes. En ella, la gente puede pedir prestado, comerciar, prestar y apalancar criptoactivos

Barata y ultrarrápida

SOL se ha disparado con la promesa de que, a diferencia de Ethereum, su principal competidor, las transacciones en Solana serán baratas y ultrarrápidas. En otras palabras, el proyecto rechaza la premisa de que las cadenas de bloques tienen que ser costosas, lentas e ineficientes. 

Su revalorización ha sido fulgurante: aproximadamente un 14.000% en lo que va de 2021. 

Diferencias con Ethereum

Solana no solo es rápida, también es más barata que muchos de sus competidores. Los promotores de la red dicen que el costo medio por transacción es de 0,00025 dólares. Estas tasas (“tasas de gas” en la jerga de las criptomonedas) se pagan a los mineros por cada transacción en una red de cadenas de bloques.

Mientras tanto, las tarifas de Ethereum promedian 53 dólares, aunque a veces son incluso más caras.

Los costos más bajos significan que Solana podría ser más adecuada para quienes quieran comprar artículos de menor valor, o fracciones de NFT.

Sin embargo, la blockchain de Ethereum se ha establecido como líder en el espacio. Es la red más utilizada para aplicaciones en finanzas descentralizadas y coleccionables digitales.

Los proyectos de NFT más populares están allí, y también la mayor parte de la base de desarrolladores. Hacerse un lugar será la principal prueba de fuego de Solana.

Solana, la criptomoneda más de moda

SOL se sitúa en capitalización por encima de otras monedas alternativas favoritas (altcoins), como Cardano o Litecoin, así como de las que no son de “utilidad”, es decir, las memecoins Dogecoin y Shiba Inu.

Entre sus más recientes inversores se encuentran Andreessen Horowitz, Polychain Capital, Alameda Research y CoinShares. 

Sin duda, SOL tiene la ventaja de ser útil, y por eso puede tener mayor futuro que otras criptos. Además, es rápida y barata.

La red Solana, como la Ethereum, tiene un fuerte enfoque en permitir a la gente crear aplicaciones informáticas dentro de su sistema. Así, los usuarios pueden establecer los llamados contratos inteligentes que, por ejemplo, emiten automáticamente pagos y comparten datos en momentos preestablecidos a medida que se cumplen ciertos términos. 

Riesgos 

Ethereum está tratando de poner a prueba su escalabilidad mediante la construcción de sus propias soluciones denominadas de capa 2. Las mismas permiten que las transacciones rápidas se realicen fuera de la blockchain, para luego liquidarlas en la suya. 

Esto podría entorpecer los planes de Solana de introducirse en el sector, ya que solucionaría la desventaja de Ethereum en cuanto a velocidad. Asimismo, evitaría escenarios en los que las tarifas de negociación se disparan cada vez que hay una nueva NFT o una volatilidad significativa. 

La competencia por la red que proporcionará las transacciones más rápidas y baratas para los inversores está en juego. Y un fracaso de Solana significaría un desplome de su criptomoneda. 

Hay que tener en cuenta que Solana aún no está totalmente descentralizada. Para que una blockchain funcione, necesita que ordenadores de todo el mundo validen sus transacciones. 

Regulaciones gubernamentales

Cada criptomoneda conlleva su riesgo del mismo modo que cada inversión. No obstante, el mayor riesgo común a todas las criptos son las regulaciones gubernamentales. 

Algunos expertos advierten que la interferencia del Gobierno podría provocar una caída de los precios. 

Mientras tanto, Solana, la criptomoneda más de moda, sigue siendo una opción interesante y lucrativa. Por sobre todas las cosas, aparenta ser una buena inversión para el futuro.

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *