Tipos de inversiones y sus riesgos

Tipos de inversiones y sus riesgos

Como es bien sabido, existe un abanico interesante de inversiones en el mercado de acuerdo a los objetivos, necesidades y gustos de los inversores. Algunas son más rentables que otras, y el objetivo de cada persona que invierte es el aumento del patrimonio al finalizar un período determinado. Aunque esto suene bastante atrayente, hay un elemento importante intrínsecamente asociado a las inversiones que no debe olvidarse: el riesgo que implica invertir. Por esto, en los párrafos siguientes te explicamos algunas inversiones y sus riesgos vinculados.

Primero: qué es el riesgo

El riesgo es la posibilidad de pérdidas y lesiones a las que uno se expone. Por ejemplo, tanto la bicicleta, como las motos y los autos tienen diferentes tipos de riesgos, y esos riesgos aumentan o disminuyen de acuerdo a otros factores. Si alguien usa la bicicleta para evitar accidentes en auto, entonces se expone a otro tipo de riesgos. El riesgo de accidente aumenta si la persona toma alcohol y utiliza el celular al manejar. Por otra parte, el riesgo disminuye si se maneja dentro del carril y a la velocidad permitida.

De la misma manera funcionan las inversiones: siempre hay riesgos asociados. Aunque cambies de un tipo de inversión a otra, en realidad solo cambiás de tipo de riesgo.

Además, hay varios tipos de riesgos a considerar. Por ejemplo, no es una buena idea invertir en un solo tipo de activos. Sin embargo, podés tomar algunas acciones para disminuir la posibilidad de ocurrencia de un evento adverso. La única forma de protección o de minimizar los riesgos (que es lo máximo que podés hacer) es conocerlos y equilibrar las inversiones y sus riesgos.

Tipos de riesgo y sus inversiones

Acciones:

Las acciones son participaciones en la propiedad de una empresa. En general, son el tipo de inversiones más conocidas, ya que las subas y bajas del mercado accionario son muy mediáticas. Precisamente, en eso consiste el riesgo: una persona las compra con la esperanza de que suban y se revaloricen. Pero, al contrario de lo que se espera, estas pueden caer.

La forma de disminuir este riesgo es estudiar bien el mercado y verificar que la empresa pertenezca a un sector en crecimiento. De igual forma, hay que investigar las finanzas de la empresa para comprobar la salud de la misma.

Bonos

En pocas palabras, comprar bonos es prestarle dinero a un Gobierno o a una corporación. Los primeros se llaman bonos públicos y los segundos bonos corporativos u obligaciones negociables. También hay otros tipos de deuda pública, como los títulos. Se trata de recibir intereses por el préstamo hasta el término del período del bono, cuando el inversionista recupera su capital.

Se los considera instrumentos bastante seguros, pero rinden menos que las acciones. Eso sí: el riesgo es que la empresa se declare en quiebra o que el Estado no cumpla con sus obligaciones.

Fondos de inversión

Cuando un grupo de inversores reúne fondos para invertir en una cartera más o menos amplia y disminuir riesgos, crea un fondo común de inversión. Este puede administrase de forma activa o pasiva. Si es activa, un asesor se encarga de elegir los valores en los se pondrá la plata. Si se administra de forma pasiva, se llaman fondos indexados.

Los fondos de inversión se diversifican en una cartera bastante amplia, que puede incluir acciones, bonos, criptomonedas, commodities, entre otros. Los riesgos de esta inversión son los mismos del tipo de inversión que contenga, pero la diversificación sirve de colchón al riesgo.

Criptomonedas

Aunque son una inversión bastante nueva en comparación con los instrumentos financieros, cada día adquieren mayor popularidad. La más conocida es Bitcoin, pero existen otras como Ethereum, Monero, Litecoin, por mencionar algunas. El riesgo principal de esta inversión son las fluctuaciones salvajes que experimentan, que pueden hacer ganar o perder mucho (y rápido) a los inversionistas.

Materias primas

Oro, petróleo, soja, trigo, ganadería, cobre, gas, conforman el grupo de las commodities o materias primas. A diferencia de todos los anteriores, se trata de productos físicos. Sin embargo, tienen un riesgo más o menos alto, ya que el clima, desastres naturales o decisiones gubernamentales pueden afectar su precio.

 

Generalmente, un asesor recomienda y alerta sobre diferentes tipos de inversiones y sus riesgos, con el fin de crear una cartera diversificada y lo más segura posible. Por eso, antes de empezar a invertir es conveniente que conozcas cuál es tu perfil  de inversor, para determinar qué pérdidas podrías tolerar en caso de obtener resultados adversos.

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *