Vacuna Pfizer: La vacuna de la crisis

Vacuna Pfizer: La vacuna de la crisis

La farmacéutica Pfizer aseguró el pasado lunes que su vacuna desarrollada para frenar la pandemia del COVID-19 es “un 90% eficaz”. Según el resultado de un análisis intermedio de su ensayo de fase 3 (es la última fase previa a la homologación formal). Aunque la carrera por encontrar una vacuna totalmente efectiva sigue abierta; los vientos soplan en favor de la empresa estadounidense Pfizer, cuyos avances lucen prometedores.

El anuncio llega al tiempo que los rebrotes en Europa y Estados Unidos empezaban a impactar negativamente en las economías del hemisferio norte; agravado por el invierno que se acerca y puede complicar la situación. Con más de 50 millones de contagiados en todo el mundo, aun existen países que están marcando cifras récord; por lo que un anuncio de la envergadura del que realizó Pfizer es un alivio para la economía mundial.

Pese a que la vacuna no ofrece un 100% de eficacia ante la enfermedad, los mercados ya han reaccionado de forma más que positiva. Pareciera que la esperanza se renueva en los inversores que apuntan a una recuperación más directa, anclados en algunos factores que esperan algunos analistas.

Los estímulos fiscales que se dieron en dos de los principales centros económicos del mundo (Europa y EE.UU.) propician las condiciones técnicas para acelerar el consumo y generar una fuerte recuperación económica. Esto potenciará el crecimiento empresarial y con ello, un aumento de la capacidad económica de todos los sectores de la sociedad. El desafío, sin embargo, será la distribución y alcance de la vacuna a la mayor cantidad de gente posible.

Mayor confianza en vacuna Pfizer se traduce en mayor consumo

Hoy en día la preocupación principal es la nueva normalidad que se vive, a pesar de que existe una parte de la población que no se interese del todo por la situación. La salida y difusión de una vacuna que pruebe ser eficiente no solamente aumentará la confianza de los inversores, sino que el grueso de la población comenzará a reactivar el consumo de manera axiomática.

¿Qué significa esto? La reapertura de la economía en todos los sectores está supeditada a la funcionalidad de una vacuna, y la necesidad social de volver a aceitar el motor productivo implicará que el consumo aumente de forma inevitable. De esta forma, la recuperación de los PBI a nivel global será más pronta de lo esperado, aunque resta por verse el manejo de cada uno de los países en el mediano plazo, considerando que recién se estima una recuperación de los niveles económicos pre-pandemia para mediados del 2022.

No obstante, no es un dato menor que mientras siga existiendo la posibilidad de confinamientos y reinstauración de la cuarentena ante nuevas olas de contagio, no hay nada que los mejores analistas puedan augurar, dado que la incertidumbre se mantendrá tanto en la población en general, como en los mercados, que seguramente reaccionarán dispares ante rebrotes de gran envergadura.

Las bolsas se mantienen optimistas

La noticia de una vacuna con tan alta eficacia dispararon las acciones de los principales mercados del mundo con subas no vistas en los últimos meses. Estas alzas permitieron un nuevo máximo histórico en el promedio industrial Dow Jones y el índice S&P 500, de la mano de lo que ya venía cosechando el Nasdaq 100. De esta manera, el primero se anotó una suba del 2,95% para alcanzar los 29.157,84 puntos. El dato fuerte es que casi el 80% de las empresas del S&P 500 terminaron cerrando al alza en una rueda muy sólida.

Al otro lado del Atlántico ya habían tenido su día de gracia con subas por encima del 5% en todos los índices del Viejo Continente, lo que llevó al Eurostoxx a un alza generalizada del 6,36%; un recorte asombroso respecto de sus pares norteamericanos. Cabe mencionar que en Europa los rebrotes han afectado más fuerte que en Estados Unidos, que ha mantenido un aumento constante de casos.

Indistintamente de si es Pfizer u otra farmacéutica la encargada de alcanzar una vacuna que pueda frenar el impacto del COVID-19, los resultados económicos quedarán supeditados a la distribución de la misma, que será inicialmente para casos de emergencia y luego se volverá masiva. En cualquier caso, la existencia de algo para paliar la pandemia se convertirá, al mismo tiempo, en la vacuna de la crisis.

 

Leave a comment

2 Comments

  1. Estamos muy conforme con los resultados de las elecciones en Estados Unidos.

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *