Wall Street en máximos históricos: ¿por qué?

Wall Street en máximos históricos: ¿por qué?

Para nadie es un secreto que la tendencia alcista en Wall Street es un hecho que pareciera brindar un panorama esperanzador en los últimos días del 2020 y en el futuro inmediato del 2021. Como reza el dicho, “después de la tormenta, llega la calma”. Wall Street está en máximos históricos, lo cual promete mucho y te diremos por qué.

Los máximos históricos de Wall Street en 2020

La tendencia a la alza en la Bolsa de Valores no es única en su tipo. De hecho, en décadas pasadas, también se registraron picos importantes.

Entre 1990 y el año 2000, en Wall Street la tendencia alcista representó una rentabilidad del 418% acumulada a lo largo de 113 meses. Mientras que de 2009 a 2019, también se registró una rentabilidad del 350% acumulada en 128 meses. Este fue el pico histórico más perdurable.

Como era de esperarse, la pandemia por COVID-19, el confinamiento y el cierre de millares de empresas marcaron el pulso del año 2020. Ello trajo repercusiones negativas sobre el mercado de valores y la Bolsa.

No obstante, para los meses de agosto y septiembre de 2020 se produjo un repunte en los índices de Wall Street. Contra todo pronóstico, el índice S&P 500, el más importante de Estados Unidos, llegó a los 3.580 puntos, mientras que Nasdaq-100 alcanzó los 12.420 puntos y el Dow Jones pudo llegar a los 29.100 puntos.

¿Por qué se producen los máximos históricos?

Antes de entrar en la explicación, es importante acotar que los índices de Wall Street mantuvieron su tendencia alcista entre finales de 2019 y febrero de 2020, justo antes de establecerse la cuarentena por COVID-19. En tal sentido, las cifras del Dow Jones de septiembre del año en curso son muy similares a las alcanzadas en febrero.

Ahora bien, existen una serie de factores que pudieran explicar estos picos históricos de Wall Street en las últimas semanas del año 2020. Sin ánimos de ser excesivamente técnicos u optimistas, existen hechos que influyeron poderosamente y que aún lo siguen haciendo.

Evidentemente, la creación de la vacuna contra el coronavirus, las elecciones presidenciales en Estados Unidos con el respectivo debate sobre el triunfo de Biden, y el debilitamiento del dólar, propiciaron un clima alentador para los mercados.

La recesión económica vivida desde el inicio de la cuarentena parece estar dando paso a una nueva etapa de recuperación. Y si a esto se suma los estímulos y planes lanzados por los gobiernos mundiales y los bancos centrales, han influido muy positivamente sobre los índices bursátiles.

Pero hay más. La reducción de las tasas de interés propiciada por la Reserva Federal y la compra de los bonos del Gobierno por parte de aquélla, ha disparado y dinamizado el mercado y la economía, ofreciendo un panorama esperanzador en el corto y mediano plazo.

También hay que mencionar que las medidas fiscales establecidas por los gobiernos han jugado un papel importante. Solo queda esperar cómo será la perspectiva económica para el 2021, con el advenimiento de una segunda ola de contagios por COVID-19.

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *